Covid-19 consolida el uso de la Nube o Cloud en las empresas

Según estudios, un 17% de las empresas decidió aumentar su gasto en Cloud y un 30% de las empresas ha definido una estrategia de cloud first. De todas las industrias, la banca es la que ha fortalecido su uso. Las empresas que deciden optar por los servicios cuentan con mejor escalabilidad, eficiencia y seguridad, siendo parte fundamental de su estrategia tecnológica.


Si el inesperado avance de la transformación digital ha sido posible, los servicios cloud se transformaron en una herramienta importante para lograrlo. Presente desde los grandes volúmenes de información disponibles en cada empresa para el trabajo remoto, así como en el e-commerce o en las clases online de colegios y universidades, las compañías han decidido invertir en nuevos procesos beneficiosos para el desarrollo tecnológico.

Reflejo de ello son diversos estudios, entre ellos el de la consultora internacional IDC o Gartner, que señalan que el 17% de las empresas decidió aumentar su inversión en cloud a partir de la pandemia. El estudio también apunta que las proyecciones en la inversión en infraestructura, tanto hardware como cloud, se elevaría un 3,8%.

Según Jaime Santana, gerente general de la empresa integradora tecnológica SRN, hay una serie de características que hacen de la nube algo imprescindible para las empresas, como por ejemplo el cambio en el costo de implementación del servicio: los servicios o soluciones pueden ser conseguidos en mayor o menor volumen, independiente el tamaño de cada compañía.

Santana ejemplifica con el acto de elegir entre cocinar o ir al restaurant, siendo la nube la última opción. “Yo pido las cosas que necesito a la carta, y pago en la medida de mi consumo, a diferencia de otros mercados, donde se privilegia la compra de un producto más grande, lo que ayuda a reducir temas de costos”.

Otro de los puntos a favor del sistema cloud es el Time To Market, es decir, el tiempo que transcurre desde que se adquiere el producto hasta que está disponible para su consumo. En este sistema, independiente del servicio a utilizar, los equipos TI de cada empresa pueden iniciar una rápida integración. “En general ha existido un aumento importante. No es que todos los clientes han migrado al sistema cloud, pero ha tenido un movimiento paulatino, respondiendo a los problemas coyunturales de la contingencia”, describe.

Las soluciones cloud se han convertido en grandes habilitadoras de la aceleración digital de empresas de distintos rubros y tamaños, con servicios que van mucho más allá del almacenamiento”, dice Francisco Guzmán, director de Claro empresa. Hoy, añade, son la forma más eficiente de mantener la coordinación entre equipos o con proveedores y clientes, pero además, “son un recurso capaz impulsar el e-commerce, lanzar nuevos servicios, agilizar tareas de administración y finanzas, revisar los sistemas de logística y distribución y mejorar la experiencia de los clientes, todo gracias al procesamiento de una gran cantidad de datos y su gestión en tiempo real”.

Llevado a lo cotidiano, explica Guzmán, “Cloud también está asociado a las plataformas de streaming. Cuando accedemos a su contenido, nadie se pregunta cómo funcionan o dónde están alojadas. La respuesta es simple: éstas nacieron para funcionar desde la nube, permitiendo interacción con el usuario cuándo, dónde y desde el dispositivo que deseen”.

IDC indica en su estudio que un 30% de las empresas ha definido una estrategia de cloud first, integrando su estrategia tecnológica en modalidad de nube, lo que a vista del gerente general de SRN radica que ese modelo tiene que ver con el cambio interno y la estrategia tecnológica de renovación tecnológica, moviendo las cargas de trabajo de las empresas a un ambiente elástico, donde adquieren lo que necesitan.

“Una de las principales razones para la migración cloud ha sido que estas mismas se han dado cuenta que sus infraestructuras locales son vulnerables”, argumenta Jaime Santana.

La banca y mundo cloud

Uno de los principales grupos que ha invertido en ello han sido bancos y empresas de finanzas, conocidas por manejar gran cantidad de equipamiento y personal técnico especializado, y que se han visto afectadas durante los últimos meses por ataques cibernéticos.

Si bien, según datos de Accenture Chile, un 95% de los bancos ya han adoptado la nube pública en alguna forma, estos no han realizado una migración integral a cloud, manteniendo un 58% de sus cargas de trabajo en la nube, pero la mayoría se ejecuta en privado en lugar de centros públicos de datos en la nube.

Fernando Sinagra, director eecutivo líder de Cloud para Accenture Hispanoamérica, afirma que el hecho de que la banca se encuentre entre las industrias que más están adoptando cloud, se debe a que la nube reduce costos operacionales entre un 10 a un 20%; reduce el time to market entre 30 a 50%, y aumenta la velocidad del proceso de abastecimiento en un 40 a 50%.

“La nube es y seguirá siendo, post Covid-19, una herramienta transformadora de la banca, ofreciendo una mejor escalabilidad, eficiencia y seguridad. Los beneficios que ofrece cloud son importantes y por eso debería ser parte crítica de la estrategia de negocio y tecnológica de los bancos”, complementa.

Aparte de la banca, las empresas a nivel mundial reconocen la importancia de cloud y el impacto que tiene en los negocios. Hasta el momento, los análisis de Forrester esperan que desde ahora hasta 2022 el crecimiento en la inversión de cloud seguirá siendo aproximadamente tres veces más rápido que el crecimiento del gasto de tecnología en general.

Todo indica que la nube es y seguirá siendo pos Covid-19 una herramienta transformadora para diversas industrias, ofreciendo una mejor escalabilidad, eficiencia y seguridad, siendo parte fundamental de la estrategia tecnológica.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.