YouTube lanza una versión de videos cortos: las claves del nuevo formato

La versión beta de YouTube Shorts, que ya puede verse en algunos dispositivos, permitirá llegar a los más de dos mil millones de usuarios en el mundo. Con la plataforma, se abren nuevas posibilidades de publicitar para las marcas y le sale al paso a TikTok.


Las redes sociales están cada vez más insertas en la vida cotidiana de los usuarios y en distintos formatos. Desde las fotos o reels en Instagram, los desafíos en TikTok, la hiperconectividad en Twitter, el constante “estar presente” en WhatsApp, entre otras, requieren de largas cuotas de atención al día. De hecho, según un estudio realizado por Hootsuite y We Are Social, para enero de este año el promedio de uso total de internet, en la población de entre 16 y 64 años, era de 6 horas y 54 minutos. Poco más de dos horas correspondían solo a redes sociales.

Ahora, con el boom de los videos cortos e interacción de los cibernautas, YouTube comenzó su expansión en el continente con su modalidad Shorts, con la que invita a compartir momentos diarios de entre 15 y 60 segundos. El primer video de YouTube fue subido en 2005 y mostraba a dos amigos en un zoológico, frente a una jaula de elefantes. El registro fue realizado por Jawed Karim, uno de los cofundadores del sitio y no dura más de 20 segundos.

Angélica Coronel, líder de alianzas estratégicas de YouTube Latinoamérica, dice que sumar a su sistema la opción de subir videos cortos era un cambio natural. “Con la tecnología de ahora, queremos darle la oportunidad a los creadores móviles de tener herramientas que les ayuden a grabar cualquier momento liviano del día y también darle una opción más a los usuarios que comúnmente buscan videos largos”, dice la ejecutiva.

YouTube comenzó con la versión beta en India en septiembre de 2020, en marzo pasado lo hizo en Estados Unidos y ha ido progresivamente liberando esta modalidad en distintos lugares del globo. Desde el 7 de junio sumó a países de Latinoamérica, como Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, entre otros.

Muy similar a lo que ya puede hacerse hoy en día con TikTok o en los reels de Instagram, es una experiencia de creación de videos en formato vertical y suma distintas herramientas, como añadir piezas musicales, texto a los distintos puntos del video y la opción del subtitulado automático, entre otras características.

Una de las ventajas contra las otras opciones del mercado, dice Coronel, es que esta modalidad está integrada a la misma aplicación móvil de YouTube y también la posibilidad de llegar a los dos mil millones de usuarios alrededor del mundo que usan la plataforma. “Claramente, el aprovechamiento y distribución, en la escala que tiene YouTube, es uno de sus principales diferenciadores”, dice ella.

En cuanto a monetización, Coronel dice que están trabajando en explorar cuáles van a ser sus opciones para todo el ecosistema de Shorts. De hecho, como primer paso, anunciaron un fondo de US$100 millones con el que buscan recompensar a los creadores de contenidos que estén probando o empezando a generar videos en este formato corto. “Lo que haremos, mes a mes, es identificar a los creadores para acercarnos a ellos. Buscaremos los videos que hayan tenido mejor participación y visualizaciones para retribuirles. Pero al mismo tiempo, para escuchar su experiencia y nosotros así mejorar la experiencia del producto”, afirma la ejecutiva.

Durante los últimos diez años, la plataforma ha ido sumando nuevas herramientas, modalidades y productos. Una de estas, que lanzaron en 2018 en su aplicación, fue la de las “Historias” –como Instagram–. Según Coronel, a diferencia de los Shorts, estos tienen una duración máxima de 15 segundos y duran siete días. “Lo vemos más como un complemento a los videos que los usuarios suben a sus canales, mientras que los Shorts es algo completamente diferente y es un formato que nos ayudará a desbloquear a una nueva audiencia”, plantea.

Ampliar los públicos

Shorts se presenta como una nueva oportunidad de acercarse a los usuarios para las empresas. Según Tatiana Guiloff, fundadora de la agencia de comunicaciones MG Consulting (MGC), en la era de la omnicanalidad es importante marcar presencia. “En ese sentido, aún está por verse todavía cuán exitoso o buena herramienta pueda ser”, afirma la periodista. Y ejemplifica. “El objetivo con el que se usa TikTok es sabiendo que es una plataforma que por naturaleza tiene este comportamiento de videos cortos generados por usuarios, pero habrá que esperar a ver cómo reaccionan con Shorts, entendiendo que quien entra a YouTube lo hace con otro comportamiento que aún no hemos estudiado”, plantea.

Guiloff dice que las marcas tendrán que prepararse para identificar qué es lo que busca realmente el público de Shorts si es que quieren publicitar por ese medio, porque probablemente los contenidos preparados para TikTok no necesariamente sean los mismos que sirvan en el sistema de YouTube. Los usuarios de las distintas plataformas tienen distintos intereses y también rangos etáreos. Considerando que particulares ya pueden pagar por avisos en YouTube, la ejecutivo dice que “habrá que entender quién es y cómo se comporta este nuevo consumidor y cuáles son los contenidos que le interesan, considerando que hoy día ya molesta que entre una marca mientras uno ve un video y eso hoy día no es opción”.

Como existen comerciales en el sistema gratuito de la plataforma, las compañías tendrán que ser cuidadosos en el contenido porque los usuarios pueden verse saturados. “Deben estar abiertas, pero ser inteligentes en la elección. Como son videos cortos, también es importante cómo trabajar ese contenido e incluir influencers es una de las maneras, para no necesariamente tener que crear cuentas específicas de las marcas”, propone Guiloff, de MGC.

Con la existencia de distintas plataformas y redes sociales, estamos entrando, plantea la periodista, en un periodo de saturación de información. “Todo lo que sube, tiene que bajar. Y todas las tendencias pasan por eso, algunas se quedan y otras evolucionan. Ahora vivimos en una sobreexposición de contenido, donde una hora de no consumir algo puede ser también una hora de paz para tu cerebro y las personas comenzarán cada vez más a valorar sus momentos de desconexión”, afirma. Más allá de los usuarios, añade, cada marca tendrá que tener claro cuál es su ADN y tener en consideración si es una plataforma que suma. “Hay algunas que tienen la libertad de probar nuevos formatos, pero hay algunas que no. Y quizás no quedarse atrás como pasó con TikTok en un minuto, donde hubo marcas a las que le pasó por encima y llegaron tarde”, sentencia.

El psicólogo y presidente de la fundación SerDigital, Miguel Arias, dice que este cambio en la plataforma es uno exploratorio y debiese estar lejos de uno definitivo. El streaming y las redes sociales, en cuanto a cuota de consumo y visualización de videos, le pasaron por encima a YouTube y el sistema de video busca reencantar a los usuarios y cautivar, tal cual señala Angélica Coronel, de YouTube, a los nuevos creadores.

YouTube es más amplio en cuanto a audiencia, afirma, pero tiene un claro público adulto. El psicólogo los clasifica en tres tipos: los nativos digitales, los colonos digitales y los cromañones digitales. “Esta nueva plataforma, con todos los nuevos cambios y formatos, es una que está sobresaturada de información y quizás tome un tiempo para los cromañones acostumbrarse, pero para los nuevos generadores de contenido es algo atractivo, porque la experiencia azarosa es apreciada”, plantea el experto, y afirma que “el mismo cuadro tiene distintos significados según la generación que se considere”. Y ejemplifica. “Si a un profesor de cátedra le dices que debe explicar un concepto en unos pocos segundos en un video, colapsa. Pero si le dices a un joven que debe hacerlo en un reel, lo hace”, afirma.

A pesar de lo positivo de la nueva modalidad, el psicólogo dice que podría también alejar a la audiencia mayor al verse saturada de información, “pero YouTube debe tenerlo estudiado”. “La población va envejeciendo y esto parece ser orientado hacia la gente más joven. En los adultos mayores incluso puede haber alguien que se sienta mal, porque cuando hay cambios en las plataformas y redes, porque se sienten agredidos”, afirma. Al mismo tiempo, también plantea que es una posibilidad para que esta población mayor, que en ocasiones se ve omitida de otras redes sociales, se integre. “A lo mejor empezamos a ver próximamente Shorts con viejitos”, cierra.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.