Crónica Estéreo: Tiempo de Actuar - Lo que va quedando del río Aconcagua

Imagen-Río-Aconcagua-4504

Así lucía el río Aconcagua el pasado 23 de agosto, a la altura de Quillota. Foto: Devdi Missene.

Desde su origen, en la unión de los ríos Juncal y Blanco, en la cordillera de Los Andes, hasta su desembocadura en Concón, el río Aconcagua recorre 166 kilómetros. A lo largo, viven actualmente 730 mil personas. Desde hace siglos, diversas poblaciones se han establecido o movido en su entorno para encontrar ahí su fuente de subsistencia. Ya desde el siglo XVI se registran poblaciones. El río Aconcagua fue el corredor por donde pasó el Ejército Libertador, y el que hasta hace sólo unos años la gente seguía aprovechando para regar sus cultivos, alimentar a sus animales o simplemente subsistir. El panorama hoy es radicalmente distinto. El calentamiento global, la megasequía, el mal uso del agua que denuncian los pobladores y la poca fiscalización han disminuido el caudal del Aconcagua hasta transformarlo en algunos tramos en apenas un triste arroyo, o menos.