La precariedad de los “socios” conductores y repartidores

Aun antes de la pandemia, el mercado de los servicios de reparto y transporte basados en aplicaciones móviles registraba un crecimiento sostenido. Como es obvio, a partir del año pasado con los confinamientos obligados su uso se incrementó aún más.Del lado del cliente, son servicios que ofrecen soluciones. Del otro lado, sin embargo, la valoración es más compleja. Si bien representan una alternativa laboral en muchos sentidos práctica y flexible para miles de personas -300 mil el año pasado, según cálculos del Ministerio del Trabajo-, también han significado la precarización de la vida de esos trabajadores. A veces, literalmente. Desde luego, se trata de un fenómeno global. Fue lo que animó al Oxford Internet Institute, de esa universidad inglesa, a crear el proyecto Fairwork, para resaltar las buenas y malas prácticas laborales en la economía de plataformas. Y en ese marco, un grupo de investigadores locales trabajó en un informe sobre la situación chilena. El estudio local analizó a siete plataformas de delivery y transporte: Uber, Uber Eats, Rappi, Didi, Pedidos Ya, Cabify y Cornershop. ¿Cuál es la situación en Chile del empleo en estas plataformas?Hablamos con dos de los investigadores tras el informe “Estándares laborales de la economía de plataformas”.