Más allá del golpe al gobierno: lo que dejaron las primarias argentinas

REUTERS/Agustin Marcarian




Las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias en Argentina son tradicionalmente consideradas una primera vuelta, una medición de fuerzas de cara a las elecciones, y el resultado de las que se celebraron el pasado domingo dejó al oficialismo preocupado.

Ahora, el gobierno de Alberto Fernández tiene poco margen para evitar una debacle en las legislativas del 14 de noviembre, en las que se renovará la mitad de la Cámara Baja y un tercio del Senado.

Pero en esta “gran encuesta” del fin de semana el golpe al gobierno no necesariamente fue una gran fiesta para la oposición, cuyo gran triunfo estuvo más en la mantención de su votación que en un avance. La elevada abstención y el surgimiento de una tercera fuerza, con un discurso contra la “casta política” y discutiendo el rol del estado podrían estar señalando el inicio del fin del paradigma que ha ordenado la lucha política en la historia reciente del país.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.