“30 años de amistad terminan”: Sebastián Keitel pide pasar a Erika Olivera a Comisión de Ética de la Cámara luego de que lo tratara de “poco hombre” en medio de votación

Diputado acusó "maltrato laboral y discriminación" por parte de su par. Exatletas y hoy parlamentarios discutían ayer un proyecto que busca cambiar el nombre de centros de entrenamiento por el de destacados deportistas.




“30 años de amistad terminan porque estos tipos de dichos no corresponden a un ambiente laboral”.

Así reaccionó hoy el diputado Sebastián Keitel (Evópoli) luego de que ayer la diputada Erika Olivera (Indep.) lo tildara de “poco hombre” en medio de la votación del proyecto que busca cambiar el nombre de recintos deportivos por el de destacados deportistas, que se dio en la Comisión de Deportes de la Cámara.

Keitel señaló que el proyecto era “pésimo, populista" y lo rechazó”. Tras ello se retiró de la sesión telemática. En eso fue cuando Olivera dijo: "que lamentable que se haya retirado el diputado Keitel, me parece poco hombre decir que un proyecto es populista. (...) Me hubiese gustado contestarle a través de esta misma plataforma.”

Con esos antecedentes, el exatleta nacional, conocido en su minuto como el “hombre blanco más rápido del mundo”, le contestó a la también exatleta, campeona panamericana de maratón en Winnipeg 1999. En la Sala de la Cámara y antes de iniciar las discusiones de hoy, señaló que enviará los antecedentes a la Comisión de Ética.

“Hoy día hablo en representación no solo mía, sino en representación de mi familia, que en las últimas horas se ha visto muy afectada por la situación que viví en el interior de esta corporación. Ayer la diputada Olivera me faltó el respeto en la comisión de Deportes realizando descalificativos personales con nombre y apellido, tratándome de poco hombre, no una vez sino dos veces. Estas actitudes deterioran la sana convivencia en la Cámara de Diputados y dañan profundamente el diálogo para una buena democracia”, partió diciendo.

En esa línea, añadió que “el calificativo utilizado por la diputada Olivera no solamente es peyorativo contra mi persona sino que también es discriminador, porque lamentablemente su connotación en el lenguaje popular se ha utilizado para denostar a una minoría de nuestro país, que por años ha debido sortear la intolerancia y las expresiones de este tipo”.

“Como muchos de ustedes saben este tipo de discriminaciones me afectan profundamente, porque he expresado en más de una oportunidad mi apoyo a las minorías sexuales y por lo mismo no puedo tolerar este tipo de situaciones”, dijo.

“Conozco a la diputada Olivera hace más de 30 años, juntos hemos compartimos durante décadas el mismo sueño para llevar a nuestro país a lo más alto del deporte nacional", expresó, y añadió: “Esto califica como maltrato laboral porque existe una conducta de menoscabo contra mi persona y por sobre todo existe discriminación”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.