Bachelet cierra puerta a otra postulación y asume cargos en el extranjero

bachelet

Foto: Juan Farias

La hoy ex mandataria señaló que "yo a esto no vuelvo". Sin embargo, en El Cañaveral, al despedirse de sus colaboradores, los llamó a recuperar el gobierno.




En medio de los aplausos entusiastas de sus colaboradores en La Moneda -algunos visiblemente emocionados, como la hoy ex vocera Paula Narváez, que dejó caer lágrimas-, la aún Presidenta Michelle Bachelet abandonó el domingo La Moneda con rumbo a Valparaíso para participar de la ceremonia de cambio de mando.

Bachelet llegó a la sede de gobierno a las 8.20 horas para encabezar las últimas tradiciones del término de su segundo mandato, entre ellas, las fotografías oficiales con su último gabinete.

"Buenos días, señora Presidenta, la Guardia de Palacio y Carabineros de Chile le rinde honores. Y le desea éxito y buenaventura en sus nuevas responsabilidades. Muchas gracias, Presidenta", fue el saludo de la Guardia apostada al ingreso de La Moneda.

Vestida de traje azul y una blusa blanca, Bachelet caminó sonriente entre saludos y abrazos de los inquilinos de la sede de gobierno, varios de los cuales portaban chapitas e incluso poleras con su rostro.

La posibilidad de un tercer intento por disputar La Moneda -esta vez en 2021- reflotó entre sus colaboradores rápidamente durante las actividades protocolares. Fue mientras se acomodaba en una tarima junto a sus subsecretarios que la voz de la aún Mandataria se escuchó con claridad: "Yo a esto no vuelvo", afirmó.

En los días anteriores, Bachelet había desestimado varias veces una nueva postulación presidencial poniendo el acento en que se necesitan "nuevos liderazgos".

Un repliegue que -en todo caso- sólo implica, según sus cercanos, no volver a participar de una elección de carácter popular, pero que no la sustraerá de dar a conocer su opinión en el escenario político cuando lo estime pertinente.

Los planes futuros

Apenas dejó la sede del Congreso, en Valparaíso, la ya ex jefa de Estado y los integrantes de su último gabinete, además de sus colaboradores más cercanos, se trasladaron hasta la Casona El Cañaveral, ubicada camino a Farellones, en Lo Barnechea, en la Región Metropolitana. Para el traslado los otrora secretarios de Estado optaron por un bus arrendado por la ex ministra del Trabajo Alejandra Krauss.

La otrora residencia alternativa del ex mandatario Salvador Allende fue el espacio escogido para la última reunión de Bachelet con sus colaboradores.

Distribuidos en distintas mesas, las que la ex Presidenta fue recorriendo durante el almuerzo, los ex ministros, ex subsecretarios y ex funcionarios de La Moneda compartieron carnes y empanadas, entre otros.

Según asistentes, en El Cañaveral hubo tres oradores: los ex ministros Mario Fernández y Nicolás Eyzaguirre, y la propia Bachelet.

La ex jefa de Estado estuvo relajada y de buen humor, dedicando varias bromas. Las mismas fuentes señalaron que afirmó que en su gobierno se cometieron errores, que "nada es perfecto", pero que al final del día "estaba conforme" con lo logrado en su segunda administración.

La ex mandataria tuvo palabras de agradecimiento a sus colaboradores, los llamó a "seguir en contacto" y los conminó a "defender lo hecho" para recuperar el gobierno.

A las 19.50 la ex jefa de Estado abandonó el lugar.

Ya está claro que Bachelet permanecerá en Chile durante los próximos meses. De hecho, una de las actividades que ocupará su tiempo será el cambio de casa: retornará a su residencia particular en La Reina.

Y aunque ha manifestado que la mayor parte de su tiempo permanecerá en Chile, la ex mandataria tomó dos compromisos con organismos internacionales que la obligarán a realizar periódicos viajes al extranjero. Bachelet liderará una comisión de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) encargada de desarrollar políticas de fortalecimiento de la atención primaria y también oficiará de miembro Integrante de la Junta Asesora de alto nivel de Mediación de la ONU.

Entre sus planes futuros también ha señalado que escribirá sus memorias.

Sus ex colaboradores, en tanto, aún debaten los preparativos para la conformación de una nueva Fundación encargada de preservar su legado.

Sin Dávalos

A las 12 horas, Bachelet ingresó al Salón de Honor del Congreso para entregar la banda presidencial a Sebastián Piñera.

La aún Presidenta lució tranquila y sonriente en los escasos 15 minutos que permaneción en la testera. Allí estuvo acompañada de dos de sus compañeros de filas que recién habían asumido las presidencias de la Corporación: Carlos Montes en el Senado y Maya Fernández en la Cámara de Diputados.

Tras la ceremonia, Bachelet fue seguida por sus ya ex ministros y ex subsecretarios al abandonar la sede del Parlamento en medio de aplausos.

En las gradas, la presencia de su madre, Ángela Jeria, y de sus dos hijas, Sofía y Francisca, hizo más llamativa la ausencia de su primogénito, Sebastián Dávalos, quien será formalizado a fines de marzo por estafa en el marco del caso Caval y quien se restó de la actividad.

Este lunes, en tanto, en su primera actividad ciudadana, Bachelet asistirá al Cementerio General donde se conmemorará el 44 aniversario de la muerte de su padre, el general de la Fach, Alberto Bachelet.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.