Bellolio reconoce que resultados de las primarias fueron “sorpresivos” y que son “interpelaciones” hacia las elites, las reglas y los partidos tradicionales

Jaime Bellolio

El vocero de gobierno felicitó el triunfo del exministro de Piñera Sebastián Sichel que obtuvo la mayoría en las primarias de Chile Vamos y planteó que el candidato “tiene una cancha abierta para buscar ese voto moderado que no quiere la radicalización”. Además, señaló que conversó con los presidentes de partidos de su sector tras conocerse los resultados: "estaban bastante tranquilos".




“Obviamente que el resultado es sorpresivo”, reconoció esta mañana el vocero de gobierno, Jaime Bellolio, luego de conocer ayer los triunfos de Gabriel Boric y Sebastián Sichel en las primarias de Apruebo Dignidad y Chile Vamos, respectivamente, quienes se impusieron ampliamente frente a la demás opciones de sus pactos. Pero “es consistente también. conlo que ha ocurrido con las últimas elecciones que hemos tenido de gobernadores, alcaldes y constituyentes”, agregó.

En conversación con Radio Duna, el ministro de la Segegob, señaló que el resultado de los comicios son sorpresivos “en el sentido que todos los datos previos indicaban que había dos candidatos muy fuertes que llevaban mucho más tiempo como Joaquín Lavín y Daniel Jadue”. Según dijo, esto se explica de manera diferente, sin embargo, para los dos sectores: “En el caso de Chile Vamos, Sebastián Sichel fue capaz de ir a buscar ese voto moderado junto con Joaquín Lavín, de hecho, muchas veces Sichel reconoce en el discurso de Lavín una proximidad a las familias de clase media, sus problemas y mejoras en la calidad de vida. Sichel agarró un mundo más joven que quiere ser parte de una lógica de futuro más que de una lógica de los partidos que construyeron al país hasta ahora”.

En el caso de Apruebo Dignidad, continuó el secretario de Estado, “creo que vimos una candidatura que se fue al radicalismo, que empezó a ofrecer cerrar medios de comunicación, limitar la libertad de expresión, decir que iban a cerrar pymes, muy agresivos con la prensa y el resto de los contrincantes y eso también pasa la cuenta. Por el contrario vemos a Gabriel Boric mucho más lúcido, que estaba mirando hacia la moderación del mundo de izquierda, ofreciendo credenciales republicanas completas y eso hace que también sea un triunfo sorpresivo para la izquierda”.

Tras esto, aseguró, se debe resolver qué pasará con las candidaturas de Paula Narváez (PS), las eventuales candidaturas de Yasna Provoste (DC) y de alguna carta de la Lista del Pueblo, y por otra parte, de José Antonio Kast.

Con todo, manifestó que en el oficialismo “nos sentimos muy orgullosos del triunfo de Sichel. Es una persona que fue ministro, que es parte del proyecto político y que ha tenido una evolución diferente a la de otros políticos”.

Consultado sobre por qué cree que el expresidente de Banco Estado alcanzó la mayoría, Bellolio indicó que “yo creo que lo que pasa después del 18 de octubre es una interpelación a las elites importante, porque todo el discurso que hicimos, y en eso me reconozco también, era que había que estudiar más y que con más mérito, trabajo y esfuerzo, ibas a poder llegar más lejos, pero durante demasiado tiempo, las familias de clase media que surgieron de una pobreza en los años 90, llegan a un momento que sus deudas crecen más rápido que sus salarios y ven que para poder alcanzar a esa elite no basta con tener más educación, mayor esfuerzo, mayor talento, sino que también hay otras cosas como pitutos, contactos y otros aspectos a los que no podían ingresar”.

“Segundo, que cuando esas personas de la elite se saltaban las reglas, se saltaban la fila, las instituciones no funcionaban con la misma severidad en un caso que en otro y eso hace que se deslegitime no solo a la elite, sino que a las reglas y por tanto se busca que haya nuevas personas que sean capaces de construir nuevas reglas e instituciones y eso le pega a los partidos más tradicionales que llevan más tiempo construyendo esas reglas e instituciones. Eso cala muy profundo en la elección de los convencionales, de los alcaldes y ahora también, sigue en el mismo destino, son interpelaciones orgánicas, no inorgánicas ni desordenadas, hacia las elites, las reglas y los partidos que habíamos construido lo que se había hecho en Chile en los últimos 30 años”, dijo.

Por otra parte, el ministro planteó que el escenario electoral en el país cambió y que hoy “las personas saben y reconocen quién los lleva adelante y que no basta con una presentación a último minuto (...) Que llegue una persona de un día para otro a un lugar creo que es cada vez más difícil dado el arraigo que se necesita en lo local. Segundo, el poder de la sociedad civil es fundamental, los distintos grupos organizados son super importantes para la construcción de los bienes públicos del futuro. Y tercero, yo creo que hay muchas personas que estaban buscando la paz y la tranquilidad y cómo en el actual clima de confrontación, en vez de radicalizar y cancelar la diferencia, se puede abrazar la diversidad y enriquecerse en ella”.

En ese sentido, expresó que Sichel “tiene una cancha abierta de buscar ese voto moderado que no quiere la radicalización”

El vocero sostuvo, igualmente, que en la noche de ayer conversó con varios presidentes de partidos de Chile Vamos y que “estaban bastante tranquilos”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.