Cámara aprueba proyecto que prohíbe realizar testeo en animales para fines cosméticos: iniciativa pasa al Senado

Por 113 votos a favor, 2 abstenciones y ningún voto en contra, las mociones refundidas fueron despachadas a la Cámara Alta. El objetivo es que los fabricantes de cosméticos, productos de higiene y odorización personal, utilicen métodos alternativos de pruebas reconocidos por el ISP. De lo contrario, deberán pagar multas o cumplir presidio en su grado mínimo a medio.




Fueron 113 los votos a favor, 0 en contra y 2 abstenciones los que aprobaron con amplia mayoría de la Cámara las tres mociones refundidas en un único proyecto, el que tiene por objetivo prohibir el testeo de animales para fines cosméticos. Así, la propuesta de ley avanza a segundo trámite constitucional tras ser despachada al Senado.

La iniciativa llegó a la sala de la Cámara Baja a tres meses de ser aprobada en la Comisión de Salud, instancia que, además de unir tres proyectos que iban en la misma dirección, establece la ilegalidad del uso de animales para la realización de pruebas de seguridad y eficacia de productos cosméticos, de higiene y odorización personal, considerando todos sus ingredientes y formulaciones.

Con ello, se busca que los fabricantes de los productos mencionados, utilicen métodos alternativos de pruebas reconocidos por el Instituto de Salud Pública (ISP). De lo contrario, arriesgan multas que van de las 500 a 1.200 UTM (26 a 63 millones de pesos aprox.) por el incumplimiento de la normativa y penas de presidio menor en sus grados mínimo a medio (61 días a tres años).

Esto incluye la comercialización, importación e introducción en el mercado nacional de los productos mencionados. Ello, si hubieren sido probados en animales para demostrar su seguridad y eficacia, posterior a la entrada en vigencia de la ley.

También se contempla que la ley entrará en vigencia doce meses después de publicada en el Diario Oficial.

Las prohibiciones no se aplicarán si la prueba es solicitada por el Instituto de Salud Pública (ISP), lo que aplicará solo ante la ausencia de otro método o estrategia alternativa al uso de animales reconocida por el ISP o por la OCDE, para demostrar los parámetros de seguridad; que los ingredientes estén sujetos a restricción en su concentración para uso cosmético; considerar que el ingrediente cosmético se use ampliamente y no pueda ser reemplazado por otro capaz de cumplir con una función similar.

Además, ninguna evidencia científica nueva derivada de pruebas en animales podrá ser utilizada para establecer la seguridad o eficacia de los productos mencionados.

“Aprobamos proyecto que presentamos junto a Vlado Mirosevic y las organizaciones, Te Protejo, para prohibir el testeo en animales para productos cosméticos e impedir la importación y comercialización de marcas que lo hagan. Un paso más para terminar con el maltrato animal”, escribió la diputada Maya Fernández (PS).

“Los animales son seres sintientes que debemos proteger, por eso me pone muy contenta la aprobación del proyecto que prohíbe el testeo de animales en productos cosméticos, de higiene y odorización. Especial gracias a las organizaciones animalistas que empujaron su tramitación. Pasa al Senado”, manifestó a través de Twitter, Camila Vallejo (PC).

A juicio del diputado José Miguel Castro (RN), esta ley era “justa y necesaria porque la experimentación animal es una práctica cruel e innecesaria a la luz de los progresos de la ciencia. Ya no es necesario utilizar animales mucho menos por intereses económicos y de la industria de la estética”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.