Canciller Allamand ante la OEA: “Chile tiene confianza en la solidez de su democracia y en sus instituciones, y en su capacidad para aislar a los grupos violentistas”

El canciller participó de la 50ª Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, donde abordó el estallido social y el ya cercano plebiscito. "El Gobierno conducirá, ejerciendo sus atribuciones legales, el proceso hacia una democracia más sólida y una sociedad más cohesionada”, dijo.




Este martes, y como es de esperar en tiempos de pandemia, se desarrolló la Quincuagésima Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, mediante teleconferencia. La instancia contó con la asistencia de todos los cancilleres del continente.

En ese marco, el ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Allamand, fue el encargado de relatar la situación del país, a un año del estallido social del 18-O.

“Chile tiene confianza en la solidez de su democracia y en sus instituciones, y en su capacidad para aislar a los grupos violentistas”, dijo el jefe de la diplomacia chilena en su intervención.

Además, la autoridad destacó que “el Gobierno conducirá ejerciendo sus atribuciones legales, el proceso hacia una democracia más sólida y una sociedad más cohesionada”, refiriéndose al inminente proceso plebiscitario que comenzará el 25 de octubre.

Venezuela y Nicaragua

Respecto a la situación de América Latina, el canciller enfatizó que Venezuela y Nicaragua “requieren de especial atención” del resto de los países.

Sobre Venezuela expresó que “se apresta a llevar adelante unas elecciones parlamentarias carentes de toda legitimidad, habiendo el régimen dictatorial descartado toda iniciativa tendiente a dotarlas de garantías mínimas”. Punto que señaló a partir de los informes de la Misión de Expertos Independientes del Consejo de D.D. H.H. de las Naciones Unidas y de la Alta Comisionada de Derechos Humanos.

Respecto a Nicaragua, Allamand sostuvo que Chile lleva dos años condenando “la violencia, la represión a la sociedad civil, las transgresiones a los derechos humanos, la persecución a opositores políticos y el deterioro de las instituciones democráticas”.

En la misma línea, la autoridad indicó que respaldará la resolución que insta al Gobierno nicaragüense “a realizar una reforma electoral con miras a la celebración de elecciones presidenciales y legislativas libres y justas el 2021”.

El canciller, finalmente, recordó que la región ha sido una de las más golpeadas por el Covid-19, donde diversos organismos anticipan una fuerte recesión y se estima que más de 50 millones de nuevas personas caerán en la pobreza.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.