Canciller asegura que proyecto de Vallejo para modificar quórum de la convención “genera un ruido que no es conveniente para la imagen del país”

El canciller Andrés Allamand.

Según Andrés Allamand avanzar en este tipo de iniciativas "sería un elemento de confusión, porque nosotros tenemos una imagen internacional de un país que tiene un capital institucional, un país serio, que cumple con su propia legislación”.




El ministro de relaciones Exteriores, Andrés Allamand advirtió esta jornada que el proyecto impulsado por Camila Vallejo (PC) que busca modificar el quórum de 2/3 de la Convención Constitucional “no ayuda” a la imagen internacional de Chile.

La iniciativa impulsada por la parlamentaria comunista busca que sea el mismo órgano el que defina los quórums para aprobar las normas que discuta. Una idea que ha generado amplio rechazo en el oficialismo y el gobierno, así como también división en la oposición.

“El proyecto que se presentó ayer de reforma constitucional me parece muy bien que haya tenido un rechazo bastante unánime tanto del gobierno, los partidarios de Chile Vamos y la oposición", comenzó diciendo Allamand en diálogo con Radio Universo.

Cabe recordar que el actual canciller fue una de las figuras políticas que formó parte del Acuerdo por la Paz y la Nueva Constitución que se firmó el pasado 15 de noviembre de 2019 en el Congreso de Santiago y donde se definieron las reglas del funcionamiento de la convención.

"Yo le comento desde el punto de vista internacional, una de las cosas que se ha apreciado bien del proceso constitucional chileno es que la violencia se ha ido disminuyendo, quedando de lado, que han habido manifestaciones democráticas impecables, como fue la del 25 de octubre. Y precisamente que el proceso chileno tiene reglas, si el proceso está establecido en la propia constitución. Por lo tanto, se aprecia muy bien que sea un procedimiento reglado. Pretender ahora abrir una discusión para cambiar las reglas, obviamente que eso no ayuda ni internamente ni externamente a la abuena comprensión del proceso chileno”, aseguró el Canciller.

E insistió en que "cambiar las reglas a mitad de camino me parece que es alterar las reglas del juego, eso no corresponde”.

“Ponerse ahora en plan de cambiar las reglas, por supuesto que es un elemento que bajo ninguna circunstancia ayuda (a la imagen internacional de Chile) (...) Entonces, cuando se producen estos elementos, eso genera un ruido que no es conveniente para la imagen del país", agregó el ministro de RR.EE.

Para concluir que avanzar en este tipo de iniciativas "sería un elemento de confusión, porque nosotros tenemos una imagen internacional de un país que tiene un capital institucional, un país serio, que cumple con su propia legislación”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.