Chadwick lidera su defensa en el Senado: "No tengo enemigos, menos en esta sala"

1Imagen-Acusacion-constitucional-2290

El exministro Andrés Chadwick se defendió personalmente ayer en la sala del Senado.

"Soy inocente", aseguró el exministro al intervenir de manera sorpresiva en el Congreso, donde se revisaba la acusación constitucional en su contra. Este miércoles, senadores votarán el libelo.


"Nunca imaginé que mi última intervención en esta sala sería por una acusación constitucional en mi contra (...). Me causa un profundo dolor". Con esas palabras, el exministro del Interior Andrés Chadwick se dirigió este martes a la sala del Senado.

Su inesperada intervención, que produjo incluso lágrimas entre algunos legisladores oficialistas, se daba a más de siete horas de que la corporación comenzara a revisar la acusación constitucional que interpusieron en su contra parlamentarios de oposición y que el pasado 28 de noviembre fue aprobada por la Cámara de Diputados.

El libelo -que será votado este miércoles en sus dos capítulos- acusa al exsecretario de Estado de "haber infringido gravemente la Constitución y las leyes y haber dejado estas sin ejecución al omitir adoptar medidas para detener violaciones sistemáticas a los DD.HH." en medio del estallido social iniciado el pasado 18 de octubre. Y de haber afectado derechos constitucionales no contemplados en los estados de emergencia a los que concurrió con su firma.

Así, en la antesala de la votación -que podría inhabilitar a Chadwick de ejercer cargos públicos por cinco años-, el exjefe de gabinete se declaró inocente de los cargos que se le imputan.

"No tengo enemigos, menos en esta sala del Senado (…). Por eso, personalmente, y con profunda convicción, quiero decirles que soy inocente de los cargos que se me formulan en esta acusación", sostuvo ante una sala absorta ante sus palabras.

"Jamás, en el ejercicio de mi cargo como ministro del Interior, he realizado ni he dejado de realizar deliberada o no deliberadamente ninguna acción para permitir el abuso o la violación de los DD.HH.", agregó.

Así, Chadwick llamó al Senado a votar en "conciencia" y con "total libertad y autonomía" y a no resolver en base a posiciones políticas. "Tampoco y, quiero ser muy sincero, me parece justo que se haga (…) porque hay que entregar una suerte de chivo expiatorio", sostuvo, advirtiendo que él asumió sus responsabilidades políticas el día en que presentó su renuncia al Presidente Sebastián Piñera.

Formalización del libelo y la defensa de Hermosilla

La jornada había comenzado cerca de las 10.30. Minutos antes, Chadwick recibía el respaldo de varios parlamentarios oficialistas, quienes fueron a darle ánimo al comité de senadores UDI, donde se encontraba junto a su abogado, Luis Hermosilla, y a su exjefa de gabinete María José Gómez. Quienes conversaron con él aseguraron que el exsecretario de Estado estaba "nervioso" e, incluso, "afectado" por un escenario que tanto desde su entorno como desde el oficialismo avizoran complejo.

Al inicio de la sesión, el secretario del Senado, Raúl Guzmán, dio lectura al informe emitido por la Cámara Baja. Luego, fue el turno de los diputados Marcos Ilabaca (PS), Gabriel Silber (DC) y Gabriel Boric (Convergencia Social), quienes formalizaron la acusación. "No es la venganza, sino la justicia la que debe prevalecer", sostuvo Ilabaca.

Mientras que Silber y Boric defendieron el sustento jurídico de los capítulos del libelo, reiterando, en el caso del primero, que el exministro no promovió acciones eficaces que permitieran cesar con la vulneración de DD.HH. Boric, en tanto, subrayó que "esta acusación trata sobre la responsabilidad institucional de un ministro de Estado (...) y no de las virtudes o defectos del señor Chadwick", y enfatizó que "alguien tiene que responder" por las vulneraciones ocurridas en medio de la crisis.

Tras un receso de una hora, Hermosilla reiteró ante el Senado los mismos ejes de la defensa que había realizado ante la Cámara Baja. En esa línea, aludió a los argumentos con que dedujo la cuestión previa de admisibilidad en esa corporación, advirtiendo que la acusación vulnera el derecho al debido proceso de su defendido; le imputa hechos cometidos por terceros y excede las atribuciones del Congreso al cuestionar la declaración de estados de emergencia.

"No hay nada más arbitrario, del punto de vista de una imputación, aunque sea política, que esa afirmación de 'alguien tiene que responder'", sostuvo el penalista, aludiendo a lo planteado por Boric.

Además, el abogado pidió a los senadores no considerar casos ocurridos después de la salida del exministro del gabinete para su decisión final. "Pido que si a alguien se le juzga, por el bien de todos, que sea con el mínimo de rigor", señaló.

Asimismo, el jurista destacó que el estado de derecho siguió funcionando mientras Chadwick fue ministro, destacando su permanente compromiso con modernizar la institución de Carabineros, con la actualización de sus protocolos y con su formación en materia de DD.HH.

Para este miércoles está previsto que los 42 senadores que deberían estar en sala -a excepción de Jorge Pizarro (DC), quien estará de viaje- intervengan por 15 minutos, lo que podría extender el debate por más de 10 horas. El escenario es estrecho considerando que, hasta el cierre de esta edición, había dudas sobre el voto de José Miguel Insulza (PS). Desde el oficialismo, además, apostaban a que Juan Pablo Letelier (PS) y Carolina Goic (DC) pudieran abstenerse o rechazar el libelo.

[caption id="attachment_934016" align="aligncenter" width="975"]

El diputado Gabriel Boric (Convergencia Social) saludando al exministro Chadwick.

FOTO: DEDVI MISSENE[/caption]

Comenta