Comisión de DD.HH. elige a senador Alejandro Navarro como presidente de la instancia en sesión marcada por duras recriminaciones cruzadas

Alejandro Navarro

Pese a que desde el oficialismo apostaban por Francisco Chahuán para liderar la comisión, el parlamentario por el Biobío terminó imponiéndose por 3 votos contra 2, lo que desató la molestia del oficialismo debido a su cercanía con el gobierno de Nicolás Maduro.




La tarde de este lunes, la Comisión de DD.HH. de la Cámara Alta eligió finalmente al senador Alejandro Navarro como presidente de la instancia en una sesión marcada por duras recriminaciones cruzadas entre sus integrantes.

La polémica se remonta a marzo pasado cuando la oposición manifestó dudas respecto al cumplimiento del acuerdo administrativo que buscaba dejar el liderazgo de la comisión en manos del oficialismo, específicamente de la UDI, que -a su vez- apostaba por entregar el cargo al legislador Felipe Kast.

Cabe recordar que durante ese mes el parlamentario gremialista Iván Moreira, integrante de la comisión, se retiró de la instancia ante los cuestionamientos en su contra por su defensa al golpe de Estado, siendo reemplazado por el RN Francisco Chahuán.

En tanto, durante los últimos meses, desde las organizaciones de DD.HH. también expresaron su rechazo a que un parlamentario de Chile Vamos liderara la comisión tras los casos ocurridos después del estallido social de 2019.

Pese a que desde el oficialismo apostaban por la figura de Chahuán para liderar la instancia -quien durante esta sesión recibió incluso reconocimientos y buenos comentarios por parte de sus pares de la oposición- y lograr que se respetará así el acuerdo administrativo, el senador Navarro terminó siendo electo presidente.

La decisión desató duros cuestionamientos desde el oficialismo, principalmente del senador Kast, debido al respaldo que ha otorgado Navarro al gobierno venezolano encabezado por Nicolás Maduro.

Duras recriminaciones cruzadas

Terminada la votación donde Navarro se impuso por 3 votos contra 2 sobre Chahuán -y tras su proclamación-, el senador de RN expresó inmediatamente su molestia. “Quiero lamentar profundamente lo que sucedió el día de hoy. Es un pésimo precedente a cómo se actúa en esta comisión”

“Acá no puede haber un secuestro de la comisión de DD.HH. por parte de la izquierda, es grave y altera los acuerdos en el Senado, quiero dejar expresa constancia de aquello”, dijo Chahuán.

Posteriormente, Navarro tomó la palabra y sostuvo que existía una “inviabilidad” para respetar el acuerdo administrativo sobre la presidencia de la comisión debido a los “difíciles momentos” que enfrenta la democracia en Chile.

Pese a que con estas palabras el nuevo presidente de la instancia buscaba terminar la sesión, el senador Kast pidió la palabra: “Me parece de una hipocresía aberrante el que se nombre al único defensor de la dictadura más criminal de Latinoamérica como presidente de la comisión de DD.HH”, comentó, en alusión al respaldo de Navarro a la figura de Maduro.

Junto con estos cuestionamientos, el expresidenciable de Evópoli arremetió contra sus pares de la oposición Adriana Muñoz (PPD) y Juan Ignacio Latorre (RD). “No tienen moral en hacer lo que han hecho (...) Esto es realmente una hipocresía, una vergüenza, no solo por romper el compromiso al acuerdo - eso es lo de menos- lo más grave es que esta comisión, que se supone que defiende los DD.HH, está avalando a quien defiende al dictador más grande de Latinoamérica”.

Las palabras de Kast provocaron molestia en la senadora Muñoz, quien le pidió referirse a ellos “con respeto” y calificó como insultos las recriminaciones en su contra. “Nosotros creemos que acá nadie puede dar lecciones de moral, ustedes menos, porque son de un pasado bastante complicado para nuestro país y hoy día el Presidente Sebastián Piñera ha reeditado una violación a los DD.HH. desde octubre de 2019 hasta ahora” (...)”, dijo.

Acto seguido, Chahuán pidió la palabra y aseguró que para el golpe de Estado tenía solo 2 años y reclamó que “a mí no se me puede cargar una mochila respecto a violaciones a los DD.HH”.

Lejos de calmarse los ánimos, las recriminaciones entre los legisladores continuaron subiendo de tono. Navarro se definió como “amigo” de Nicolás Maduro y acusó a Kast de haber realizado una “campaña de descalificación” en su contra cuando él expresó en 2019 que Chile necesitaba una nueva Constitución, previo al estallido social.

Incluso dijo que la familia Kast “tiene mucho que decir” respecto a los detenidos desaparecidos en Paine tras el golpe militar.

“A diferencia suya, afortunadamente en Chile existen tribunales, afortunadamente todos los que violan los DD.HH. se enfrentan a la justicia (...) cualquier persona, sea familiar de quien sea, enfrenta a los tribunales de justicia (...) por favor, deje ese doble estándar”, le respondió el senador de Evópoli.

La sesión finalmente terminó con las palabras de Chahuán quien negó que en Chile exista una “violación sistemática de DD.HH” y sostuvo en que “no podemos aceptar que se pretenda instalar que en este gobierno se violan sistemáticamente los DD.HH. porque eso no es efectivo”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.