Daniel Núñez: "Esa obsesión de Piñera por favorecer a los más ricos me recuerda al dictador"

daniel núñez

Próximo presidente de la Comisión de Hacienda aborda la negociación de la reforma tributaria en una semana crucial para el avance de su trámite legislativo.




En una semana clave para la reforma tributaria que impulsa el gobierno, el diputado comunista y quien debería asumir la presidencia de la Comisión de Hacienda este martes, Daniel Núñez, advierte que si el Ejecutivo no se mueve de forma "sustantiva" respecto de su propuesta inicial, su sector insistirá con rechazar la idea de legislar. Además, cuestiona la postura "ideológica" del Presidente Piñera en la materia y llama a la oposición a actuar unida para hacer frente al proyecto de La Moneda.

¿Cuáles son sus expectativas sobre la contrapropuesta que podría presentar el gobierno para destrabar la negociación por reforma tributaria?

Después de varios intentos de diálogo con el gobierno, estos no han fructificado. Cada vez que nosotros hacemos propuestas, ellos responden con iniciativas que no están a la altura y no implican modificaciones sustantivas a la famosa modernización tributaria. Estos anuncios de compensaciones son un goteo que nunca va a llenar el balde de lo que dejan de pagar los más ricos con la reintegración. Hay que mirar la contrapropuesta en su mérito pero, lamentablemente, hasta ahora, el gobierno sólo ha hecho un juego de piernas que nos deja en el mismo lugar. Yo tengo una expectativa baja de lo que pueda proponernos el ministro Larraín.

Esta semana se cuestionó desde su sector el hecho de que pese a la voluntad de diálogo que ha buscado demostrar el Presidente Piñera al reunirse con los partidos de la centroizquierda el gobierno no se mueva de manera sustantiva en sus posiciones. ¿Lo comparte?

Efectivamente. Acá el gobierno ha tenido un doble discurso, pero la verdad es que en definitiva no cambia sus posturas. Y a estas alturas es muy difícil que cambie, porque están prisioneros de una concepción ideológica neoliberal donde la lógica que se impone es que para que Chile crezca sencillamente hay que bajarles los impuestos a los más ricos. A mí esa obsesión casi patológica de Piñera por favorecer a los más ricos me recuerda al dictador, cuando Pinochet nos decía en los 80 que había que cuidarlos, porque ellos son los que producían la riqueza del país.

¿Y si el gobierno no se mueve, la oposición va a actuar unida este miércoles para rechazar la idea de legislar?

Como oposición tenemos dos documentos que fijan y orientan nuestro actuar en esta materia. El primero lo firmamos todos los diputados opositores de la Comisión de Hacienda. Ahí se señala que el sistema semi integrado actual es el que el genera mayor equidad y que ese es el sistema que creemos debe mantenerse y perfeccionarse. Y, por otro lado, hay un segundo documento que emitieron los jefes de bancada en el que se reivindican los principios de progresividad, la necesidad de que haya una recaudación efectiva y recomienda ir a una agenda corta que aborde los temas en los cuales tenemos acuerdo con el gobierno como es el tema de las pymes, las boletas electrónicas y rentas regionales. En ese contexto, si el gobierno mantiene su propuesta sin modificaciones sustanciales, lo correcto es que rechacemos la idea de legislar.

¿Pero cuánto vale ese acuerdo cuando ya hay diputados de la DC desconociendo el documento? ¿Cómo aseguran que no se fugarán votos en la sala como apuesta el Ejecutivo en caso de que no se apruebe el proyecto en la Comisión?

Es toda la oposición la que tiene que cuidar esa unidad. Y por supuesto que si desde cada partido se empieza a actuar en forma dispersa, ese esfuerzo queda en cuestión, pero confío en que todos van a cumplir y que vamos a poner por sobre liderazgos personales o cualquier otro interés esta unidad que ha costado tanto construir. Espero que toda la oposición actúe en forma coherente.

¿Haría un llamado especial a la DC?

No. Todos los partidos tienen claro, desde el Frente Amplio a la DC, que lo que se firma se respeta y aquí no corresponde hacer un llamado a nadie en particular. De nuestra coherencia depende también de cómo la ciudadanía nos valore y la opción que tenemos de volver a ser gobierno.

Se ha dicho que, en caso de que se rechace la idea de legislar, el gobierno buscará endosar el costo político a la oposición ¿Le preocupa?

A estas alturas la demagogia del gobierno me tiene sin cuidado. Y a lo que menos le tengo temor es a un gobierno que está cayendo en las encuestas y en un contexto, además, donde la ciudadanía no apoya esta reforma tributaria. No tenemos temor a lo que el gobierno pueda hacer si es que se rechaza la idea de legislar y sabemos que van a impulsar acciones de descalificación política, pero en eso tienen harta práctica. El Presidente acostumbra a descalificar a la oposición y no creo que ese sea el mejor camino.

¿Qué elementos debe tener la propuesta del gobierno para que se apruebe el mensaje?

Yo no me voy a manifestar de mecanismos específicos. En el documento que se entregó de la oposición hay varias propuestas. Uno podría pensar también en cosas que son también muy del sentido común de la gente, como un impuesto a los súper ricos, a las transacciones financieras, aumentar los impuestos al lujo. Hay muchas materias en las cuales se pueden pensar impuestos que sean justos y promuevan el crecimiento, pero con equidad.

Ha habido críticas al rol del ministro Larraín en esta negociación ¿cómo ha visto su manejo?

El ministro Larraín es una persona con expertise política, muy locuaz, con mucha experiencia de debate, como un buen académico. Pero está prisionero de definiciones ideológicas que están absolutamente pasadas de moda y que a estas alturas ni siquiera se practican en los países capitalistas emblemáticos. El famoso sistema integrado que él defiende no es el sistema que tienen países como Alemania, Japón, Estados Unidos, que se han desintegrado totalmente. Eso es lo que hasta ahora ha impedido un diálogo efectivo con la oposición y llegar a puntos de encuentro.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.