El balance de Loncon y Bassa al terminar su periodo a cargo de la Convención: “Nos quedan seis meses, sigamos escuchándonos, dialogando y profundizando en la democracia”

Este martes, la ahora expresidenta y exvicepresidente del órgano redactor que trabaja en la escritura de una nueva Constitución, dejaron sus cargos tras cumplir con el reglamento. Durante la instancia que tuvo lugar en la sesión 47° del pleno y en la que también se lleva a cabo la votación de la nueva Mesa Directiva, ambos se despidieron con discursos y agradecieron a los miembros de la Convención por el trabajo realizado durante estos seis meses.


Este martes se cumplen seis meses exactos desde que se constituyó la Convención Constitucional, el 4 de julio de 2021. De acuerdo con el reglamento del órgano, finalizado aquel periodo se debe desarrollar una elección interna para elegir a los nuevos miembros que renovarán la Mesa Directiva, la cual actualmente es lideraba por la presidenta y constituyente mapuche, Elisa Loncon, y el vicepresidente Jaime Bassa.

Es así que, este 4 de enero en la sesión 47° del pleno, se están votando los nuevos integrantes de la Mesa Directiva que reemplazarán a los actuales y que liderarán la Convención durante los próximos tres meses.

La sesión comenzó con una ceremonia a las 9.30, en donde las vicepresidencias adjuntas realizaron una cuenta pública sobre la gestión del equipo que preside Loncon.

Tras finalizada esa instancia, y ad portas de dejar sus cargos, tanto Loncon como Bassa entregaron sus palabras finales como presidenta y vicepresidente del órgano. Ambos reconocieron el trabajo que se ha realizado en la Convención, agradecieron a sus miembros, abordaron algunas dificultades del proceso y reiteraron sus críticas al actual gobierno del Presidente Sebastián Piñera.

“Espero haber estado a la altura y sepan ustedes que nada de lo que he hecho ha sido en contra de los pueblos”

A horas de dejar su cargo como presidenta de la Convención, Loncon comenzó valorando el trabajo que se ha mantenido desde el organismo durante los seis meses de funcionamiento.

“Hemos escuchado y dialogado, hemos aprendido y enseñado, estamos elaborando una nueva forma de democracia para nuestro país y nuestros esfuerzos los de todos y de todas ustedes están siendo observados por el mundo. Agradecemos a aquellas solidaridades y parabienes que hemos recibido desde diversos lugares del planeta, somos conscientes de lo que significa nuestro trabajo para la vida democrática y los derechos humanos que en todo el mundo se disputan”, declaró y destacó la participación de los pueblos originarios.

“Es el hecho que los pueblos indígenas podemos gobernar y gobernarnos. Esta presidencia ha dado muestra de que podemos hacernos cargo y dirigir los grandes temas del país. (...) Somos culturas vivas, somos lenguas diversas y no dialecto como dicen aquellos que quieren negarnos”, expresó la constituyente mapuche.

“Es la hora de escucharnos armónicamente”, continuó diciendo, y aseguró que “el diálogo entre los pueblos es el único camino que tenemos para solucionar nuestros conflictos históricos”.

En esa línea, apeló a la “vía política” para encontrar caminos de solución “a los problemas que nos afectan en el Wallmapu, para instalar la autonomía y la libre determinación de nuestros pueblos a través de una nueva Constitución plurinacional”. “Empujemos esos diálogos transversales, hablemos entre iguales y diferentes, crucemos la frontera y el Parlamento”, agregó y puntualizó en que “estos caminos dialógicos” se concretarán con “el protagonismo y el liderazgo femenino. Hay una cultura patriarcal fundada en la violencia y en el conflicto que debemos superar”.

Otro de los temas que Loncon abordó fueron las críticas que ya había realizado anteriormente al gobierno del Presidente Piñera.

“Sin duda hemos tenido fugas en el proceso, todo esto no ha sido fácil, desafortunadamente tuvimos que lidiar con mezquindades de parte también del poder constituido”, declaró, y agregó: “A pesar de ser un mandato constitucional, el gobierno saliente fue poco colaborador sobre todo en los primeros meses, vaya que costó. Recuerdo esas tareas, reuniones y los avances, paso a paso, como trabajo de hormigas.”.

Así también, expresó que “al principio no teníamos nada, pero lo logramos” y aseguró que en “gran parte eso se debe a las instituciones públicas y republicanas de nuestro país. Vaya un caluroso saludo a todos los funcionarios que aquí trabajan, la mayoría de ellos en comisión de servicio, sin ellos la democracia no hubiese avanzado en esta Convención Constitucional”.

Tras reiterar sus críticas, también se refirió al próximo periodo presidencial del Mandatario electo, Gabriel Boric, -el cual iniciará en el 11 de marzo de este año- y las expectativas de relaciones que espera que se entablen entre ese gobierno y la Convención Constitucional.

“Esperamos contar con el Gobierno de Chile para aligerar la carga, para contar con todas las condiciones para el mejor trabajo posible de esta Convención Constitucional. Ellos y ellas se han comprometido, muchas gracias y también comprometido en mantener nuestra plena autonomía, tan necesaria para nuestro trabajo y en nuestro debate democrático”, destacó la constituyente mapuche

Finalmente, la presidenta de la Convención declaró: “Espero haber estado a la altura y sepan ustedes que nada de lo que he hecho ha sido en contra de los pueblos y en contra de las naciones originarias”, y finalizó su discurso apelando al diálogo: “Nos quedan seis meses, sigamos escuchándonos, dialogando y profundizando en la democracia, en este hermoso camino que nos ha tocado estar para escribir esta nueva Constitución, una nueva guía de ruta para la sociedad plural y digna que viene emergiendo”.

“No queremos renunciar a nuestras diferencias, queremos construir con ellas”

En tanto, entre emoción y lágrimas, el ahora exvicepresidente de la Convención Constitucional entregó su discurso de despedida después de la cuenta pública realizada por las vicepresidencias adjuntas.

“Pocas y pocos pensamos que íbamos a navegar durante seis meses no solo de manera ininterrumpida, sino que de manera irregular. Yo creo que en la cuenta que acabamos de escuchar de las vicepresidencias adjuntas queda de manifiesto que sus nueve integrantes han logrado generar condiciones para una institucionalidad en marcha”, comenzó diciendo el constituyente del Frente Amplio.

“Es una institucionalidad que nos ha costado mucho levantar” agregó el abogado y declaró en la misma línea que Loncon: “Primero por lo obvio, porque empezamos desde cero. El trabajo, la relación con el gobierno fue una relación muy trabajada, muy difícil. Fue mejorando con el tiempo, es verdad, pero fue difícil, tuvimos momentos incómodos que todas y todos conocen, pero también porque esta no es una institucionalidad cualquiera, es una institucionalidad que tiene todavía que representar una forma de poder que, hasta ahora, no se había ejercido en el país”.

“La Convención Constitucional ha sabido generar las condiciones para construir gracias a la diversidad y no a pesar de la diversidad (...) con nuestras diferencias y no a pesar de nuestras diferencias”, complementó el vicepresidente y enfatizó en que ″estamos aquí para decir que no queremos renunciar a nuestras diferencias, queremos construir con ellas”.

Durante su discurso, Bassa también puntualizó en que, la instancia, “no es la reivindicación de la política de la identidad como algunos están tratando de instalar, de que aquí hay nichos de pueblos que tratan de separarse del resto. El proceso de reivindicación social es también el proceso del reparto de las cosas de una manera distinta, es la reivindicación de distribuir el poder de manera distinta”, y aclaró: “Esa distribución requiere el reconocimiento de la identidad, pero no es solo eso, no basta con eso, requiere también redistribución del poder económico, político y social que se acumula de manera bastante arbitraria en la sociedad chilena”.

En esa línea, hizo un llamado a no caer “en la tentación, especialmente las élites, de ningunear las palabras nuevas que hemos escuchado en este tiempo, porque todas esas voces que se han levantado vienen de sectores que han sido históricamente postergados. No tenemos derecho a ningunear la forma en que esas voces se han alzado (...) estamos aquí para representar al pueblo chileno”.

Finalizando sus palabras, el exvicepresidente señaló que “todas y todos estamos marcados y vamos a quedar macados para siempre” por la experiencia de trabajo en la Convención. “Esta vida nos va a cambiar, esta experiencia va a cambiar a nuestros pueblos, a nuestras familias, a nuestro país y nos va a cambiar también a nosotras”.

Este es por lejos el espacio más representativo que hemos tenido en al historia de Chile, aprovechémoslo, saquémosle brillo, porque hay mucho pueblo detrás nuestro esperando que hagamos las cosas bien. Hay mucho pueblo detrás nuestro esperando una representación real, eficaz y efectiva”, concluyó.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.