El plan de Tohá para reemplazar estado de excepción enfrenta primeras vallas

El Congreso aprobó una nueva prórroga del despliegue militar en el sur. Sin embargo, al intervenir en las salas de la Cámara y el Senado, la ministra transparentó que su estrategia es crear un nuevo estado de excepción atenuado, que no implique suspender garantías constitucionales y tampoco obligue a estar tramitando las prórrogas cada quince días ante el Parlamento.


Un intenso despliegue desarrolló la ministra del Interior, Carolina Tohá, junto a la titular de la Secretaría General de la Presidencia, Ana Lya Uriarte, para iniciar el trabajo prelegislativo frente a lo que será un proyecto de ley que busca crear un nuevo estado de excepción constitucional de características más atenuadas.

Ambas ministras sostuvieron reuniones telemáticas el lunes en la noche y el martes en la mañana desayunaron en el Congreso con los representantes de las bancadas oficialistas del Senado y Cámara. En la tarde, Tohá se reunió con miembros de las comisiones de Seguridad Ciudadana y este miércoles lo hará con legisladores de La Araucanía y el Biobío, la llamada Macrozona Sur. En ambas regiones (salvo la provincia de Concepción) rige desde mediados de mayo un estado de excepción constitucional de emergencia, que permite que las FF.AA. se desplieguen para colaborar con el orden público y la seguridad interna.

Las gestiones del gobierno buscaban allanar el camino al anuncio que realizó Tohá al intervenir en las salas de la Cámara y el Senado, que nuevamente dieron su consentimiento para mantener el despliegue militar en el sur. En la Cámara de Diputados, la prórroga se aprobó por 109 votos a favor, 23 en contra y 3 abstenciones, mientras que en el Senado, obtuvo 30 respaldos, un voto en contra y 2 abstenciones.

Según explicó la titular del Interior, la idea de estas conversaciones era “acelerar” la conformación de “una base de acuerdo” y con ello lograr una “tramitación rápida” en el Parlamento para una reforma constitucional que creará este nuevo estado de excepción.

Tohá explicó que el plan de La Moneda es tramitar un proyecto distinto a la reforma de infraestructura crítica, que está en discusión en el Senado y que entrega al Presidente una nueva facultad para disponer de las FF.AA. cuando existan riesgos a la seguridad interna.

“No es lo que ha informado la prensa de reponer el proyecto de infraestructura crítica, que es un proyecto que, en su mérito, se discutirá, pero no es lo estamos pensando para efectos de lo que nos convoca, sino más bien la creación de un nuevo tipo de estado de excepción que se haga cargo de los desajustes que tiene el tipo de excepción que estamos ocupando y nos dé una herramienta más adecuada para sacarlas adelante”, informó Tohá en su discurso ante los senadores.

En la mañana, ante los diputados, también había comentado que el nuevo estado de excepción tendría tentativamente el nombre de “resguardo y protección”, que se sumaría a los estados de “emergencia” (como el que rige en la Macrozona Sur para alteraciones graves al orden público), de “catástrofe” (por calamidad pública), de “sitio” (para casos de guerra interna) y de “asamblea” (guerra externa).

Tohá explicó que uno de los problemas del actual estado de emergencia (que hoy es el de características más atenuadas) es que “se basa en la hipótesis de afectación del orden público y de amenazas a la seguridad nacional, pensamos que el tipo de situación que estamos viviendo en la zona tiene particularidades distintas que la pura afectación del orden público y de la seguridad nacional”.

Añadió que los actuales estados excepcionales también afectan garantías básicas como el derecho a reunión y a locomoción. “Pensamos que una situación prolongada como esta (en la Macrozona Sur) debiera hacerse a través de herramientas que no signifiquen la afectación de estas garantías tan importantes”, dijo.

Además, en tercer lugar, precisó que “pensamos que el estado de emergencia, tiene un sistema de renovación quincenal que muchos de ustedes (refiriéndose a los parlamentarios) nos han planteado que les parece inoficioso”. “Ni el Ejecutivo ni el Legislativo están cumpliendo un debate de evaluación y renovación a través de esta modalidad quincenal. Entonces la queremos reemplazar por una modalidad que tengan períodos más largos, pero que vaya acompañada de informes quincenales a las comisiones de Defensa y Seguridad, donde se entreguen antecedentes más amplios que les permitan a ambas cámaras hacer un juicio más profundo a la hora de votar”, complementó.

“Es un estado de excepción con las mismas herramientas del punto de vista de actuación de las FF.AA., pero con menor afectación a la garantías constitucionales y con plazos de renovación más adecuados”, resumió la ministra.

Sin embargo, pese a las gestiones del gobierno, la respuesta de algunas bancadas no fue completamente positiva.

En la mañana, la bancada de diputados UDI anunció que rechazaría una reforma que restrinja los estados de excepción.

En el Senado, las voces más críticas también fueron de los legisladores gremialistas. La senadora Luz Ebensperger planteó que “no me parece” que se debiliten los estados de excepción.

Por su parte, desde RN, el senador José García Ruminot si bien no expresó una opinión contraria a una eventual reforma, cuestionó que el gobierno intente resolver este tema rápidamente sin darle una debida discusión en el Congreso.

De hecho, las palabras de Tohá fueron interpretadas en la Cámara como una señal de que el Ejecutivo invocaría por última vez el estado de emergencia para el sur, por lo que existían dudas de que la nueva disposición estuviese lista en dos semanas cuando venza el plazo de la prórroga que se aprobó este martes. “Cualquier proyecto alternativo, no se alcanza a hacer en 15 días. Comienza una cuenta regresiva del terror en La Araucanía y en la provincia de Arauco (por un eventual retiro de las FF.AA.)”, dijo el jefe de bancada de diputados UDI, Jorge Alessandri.

Ello obligó a Tohá a aclarar que el gobierno mantendría el actual estado de emergencia mientras se requiera.

Desde las bancadas de izquierda, en tanto, que tradicionalmente han sido contrarias a medidas que impliquen el uso de las FF.AA. en tareas internas optaron por declaraciones cautelosas. Sin embargo, algunos legisladores del PC y RD admitían que probablemente se repetirán las conocidas disidencias que ha habido en el sector

El senador y presidente de RD, Juan Ignacio Latorre dijo que a priori existe una buena disposición para analizar la propuesta aunque aún no la conozcan en detalle.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Poner en práctica un ritmo pausado a la hora de comer, ayuda al cerebro a asimilar la ingesta de alimento y calmar el apetito.