Entrevista a Bárbara Sepúlveda, exconvencional constituyente: “Si se quiere hacer reformas a la nueva constitución y mejorarla, bienvenidos sean, porque bienvenida sea la democracia”

Bárbara Sepúlveda.

La abogada constitucionalista y miembro del Partido Comunista desmenuzó el momento político tras el acto de cierre de la Convención Constitucional. "Las autocríticas que hubo que hacer las realizamos. Hay que siempre considerar que en este proceso participó gente por primera vez en la política, y que muchas cosas, muchos errores no forzados, también son producto de esa inexperiencia", señaló.




Bárbara Sepúlveda, abogada constitucionalista, representante del distrito 9 y miembro del Partido Comunista asume que hay que hacer un trabajo para dar a conocer el texto y explicarlo a la ciudadanía. Además, no se cerró a que en el futuro la propuesta de texto pueda ser reformada, haciendo un contrapunto con la actual: “Hoy día una Constitución que no nos permite hacer cambios profundos no sirve para nada”.

¿Qué le pareció el desarrollo de la ceremonia?

Fue una ceremonia muy sobria, pero muy emotiva. Agradezco además, principalmente, las palabras del Presidente Gabriel Boric, que nos recuerda que la demanda por una nueva Constitución no comienza hace un par de años, sino que hace décadas, cuando él invoca, por ejemplo, el acto en el Teatro Caupolicán que encabezó el expresidente Eduardo Frei Montalva. Fue para mí bastante iluminador de lo que significa el legado de entregar una Constitución a la ciudadanía escrita en democracia, que además cuenta con herramientas para hacer cambios profundos. En ese sentido, creo que tenemos la posibilidad de hacer las cosas de manera distinta con el Apruebo de una nueva Constitución; poder tener recetas distintas para una democracia mejorada.

¿Qué le parecieron las declaraciones del Presidente Boric, en Arica, afirmando hay que separar el resultado del plebiscito del gobierno? ¿Lo lee de la misma forma?

De todas maneras, yo comparto eso. Son cuestiones distintas. Y además una Constitución se proyecta por décadas. No puede ser solo la herramienta de un gobierno, aunque esta Constitución va a ser la herramienta de todos los gobiernos, porque precisamente permite que los programas de gobierno efectivamente se puedan cumplir. Mejora la democracia, flexibiliza los procesos, los hace más eficientes y en ese sentido va a ser además, para cualquier sector político, una herramienta real para implementar esos programas.

¿Qué se tienen que hacer de aquí en adelante para aumentar el Apruebo? Porque según las encuestas, están en un mal pie, digamos.

Vamos a seguir trabajando por dar a conocer este texto. Lo vamos a hacer probablemente en nuestro tiempo libre, algunos se pedirán vacaciones, pero vamos a colaborar con la ciudadanía. Sabemos que hay comandos del Apruebo que se han levantado a nivel nacional y nosotros queremos ser parte de ese proceso para también explicar donde sea necesario algunos asuntos que hoy día son sujeto de desinformación o información falsa.

¿La plurinacionalidad quizás es un tema que no se ha explicado bien?

Yo creo que hay diversos temas que hoy día componen la nueva Constitución y que no necesariamente son sencillos de explicar, porque una Constitución es un cuerpo complejo, normativo, pero además recoge muchísimos temas. Entonces, esa complejidad, yo creo que ser puesta en un lenguaje sencillo, ir conversando y aclarando dudas son cosas que son desafíos, pero no solo para los convencionales, sino para todas las personas que hoy día tienen puesta su esperanza en el Apruebo.

¿Hay una autocrítica como convencionales de la pérdida de terreno del Apruebo, desde ese 78% hasta esta ventaja del Rechazo, según las encuestas?

Yo creo que todas las autocríticas que hubo que hacer las realizamos. Hay que siempre considerar que en este proceso participó gente por primera vez en la política, y que muchas cosas, muchos errores no forzados, también son producto de esa inexperiencia. En ese sentido, yo creo que aquí hay un aprendizaje colectivo, pero también hay una esperanza en que podemos comenzar a hacer las cosas distintas, también, y las cosas de manera mejor. Hoy día una Constitución que no nos permite hacer cambios profundos no sirve para nada. Y por eso creo que el desafío también está en no quedarnos con lo mismo de siempre, no quedarnos con la Constitución del 80, sino que aprobar un nuevo texto constitucional. Y si la ciudadanía o los órganos legislativos quieren luego hacerle reformas a la nueva constitución y mejorarla, bienvenidos sean, porque bienvenida sea la democracia.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Investigadores crearon un parche que se adhiere a la piel y que está compuesto por una bacteria que produce energía a partir de la evaporación del sudor, pudiendo obtener más de 18 horas de electricidad continua.