FA dilata decisión sobre pacto en Cámara y sectores de la DC miran a Chile Vamos

En la sede de Valparaíso del Congreso, la bancada de diputados del Frente Amplio anunció este jueves que queda en duda el acuerdo administrativo con la oposición. Foto: ATON

Frente Amplio revisará el lunes el acuerdo. Ala democratacristiana más conservadora planteó un posible trato con el oficialismo. Sigue la duda si el diputado Gabriel Silber (DC) asumirá presidencia de la corporación a partir de marzo.


El lunes, justo cuando se cumplen dos años de la creación del Frente Amplio (FA), la bancada y la mesa nacional del bloque se reunirán para discutir si respaldarán o no el acuerdo administrativo de la Cámara de Diputados con la oposición que define presidencias de las comisiones y de la testera.

Esa fue la decisión que tomaron hoy en la tarde las directivas de partidos con representación parlamentaria de la coalición, las que a pedido de los diputados del sector discutieron la posibilidad de quebrar el pacto, poniendo en duda la presidencia de Gabriel Silber (DC) en la corporación.

Esto, producto de la molestia que existe por el apoyo de diputados DC y el Partido Radical a los proyectos e indicaciones de Chile Vamos y el gobierno en distintas materias.

Particularmente, por el proyecto de ley migratoria del Ejecutivo, que fue aprobado el miércoles con votos de ambas colectividades.

En el encuentro del FA se analizaron las votaciones de la DC y el PR en los 27 proyectos enviados por La Moneda y votados en general en la sala de la Cámara, los que, según esa revisión, habrían sido apoyados de manera casi unánime por los parlamentarios de esos partidos. Además, se planteó conversar el asunto con los otros partidos de oposición que se verán involucrados en un eventual quiebre.

En tanto, la bancada, por segundo día consecutivo, durante la mañana de hoy también evaluó la situación. “Es imposible hoy sostener que en el Congreso hay una mayoría de oposición si parlamentarios DC y PR actúan exactamente como lo hacen la UDI, RN o Evópoli”, se lee en la minuta que elaboraron tras la cita.

Sin embargo, a diferencia de lo que han manifestado algunos dirigentes del sector, el documento señala que quebrar el acuerdo no está definido. “No estamos anunciando el quiebre, sino que denunciando que hoy no existe, en la práctica, una mayoría de oposición en la Cámara. Por esto, estamos en conversación con nuestros partidos para evaluar las acciones a tomar”, sostiene.

Además, agregan que “no dejamos de tener en cuenta que, desde el punto de vista más tradicional de la política chilena, esta decisión traerá costos que serán asumidos”.
Quienes no están de acuerdo con lo planteado por el FA son los otros partidos de oposición que se verían perjudicados si se cae el acuerdo: el PS, el PC y el PPD.

Fueron ellos quienes, a través de sus jefes de bancadas, salieron a defender el acuerdo asegurando que solo es administrativo y no político. Pese a que dijeron compartir el diagnóstico del FA respecto del rol de la DC y el PR, aseguraron que respaldarán el compromiso.

Con todo, fuentes de la ex Nueva Mayoría y del FA advierten que este debate -que ha traído discusiones entre parlamentarios, como la ocurrida entre Pepe Auth (bancada radical) y Raúl Florcita Alarcón (PH)- continuará hasta marzo.

DC mira a la derecha

“Este es un espacio democrático, en donde hay que conversar y dialogar con todas las fuerzas políticas”, dijo el diputado Miguel Ángel Calisto al ser consultado sobre un posible acuerdo con el oficialismo si se cae el que mantienen con el FA.

Y no fue el único. El diputado Jorge Sabag -quien aseguró no haber firmado el acuerdo vigente por no compartir principios con el FA y el PC- dijo que “nosotros estamos abiertos a todo pacto que le dé gobernabilidad a la Cámara”.

Pablo Lorenzini (DC), quien fue uno de los negociadores junto a Silber del acuerdo con la oposición, tampoco descarta negociar con otro bloque. “Ese fue un acuerdo de administración, no un acuerdo político bajo ningún sentido. Si ellos no cumplen el pacto quedamos liberados y volvemos a fojas cero y ahí puede pasar cualquier cosa”.

Sin embargo, el jefe de bancada DC, Matías Walker, descartó que se esté pensando en otra alternativa. “No me cabe duda de que todos quienes suscribieron el acuerdo administrativo van a honrar su compromiso; Gabriel Silber será presidente de la Cámara de Diputados en marzo con apoyo de la oposición. No he tenido ni tendré ninguna negociación con la derecha”, sentenció.

Seguir leyendo