Frente Amplio gana terreno en alcaldías y se impone en comunas emblemáticas

La futura alcaldesa de Ñuñoa, Emilia Ríos.

El conglomerado logró victorias en 11 comunas, incluyendo tres de las más pobladas del país: Maipú, Viña del Mar y Valparaíso.




En su segunda medición en elecciones para jefe comunal, el Frente Amplio (FA) dio más de una sorpresa y se quedó con una serie de municipios emblemáticos. Entre estos, tres de los 10 que tienen la mayor cantidad de habitantes: Maipú, Viña del Mar y Valparaíso. Para muchos, toda una sorpresa.

El primer antecedente ocurrió en 2016 y vino de la mano de Jorge Sharp, quien obtuvo la victoria en el municipio de Valparaíso. “¡Que lo sepan los poderosos! Hoy llega la gente digna y decente a recuperar Valparaíso. Aquí nació una nueva fuerza política y social”, dijo cuando celebró su triunfo en esa ocasión. Cinco años después, el Frente Amplio decidió apostar por algunos de los sectores más competitivos, ganando tanto a candidatos de Chile Vamos como a la ex Concertación.

Además de Valparaíso, en 2016 el FA logró la alcaldía de Arica, aunque tanto Sharp como Gerardo Espíndola dejaron el conglomerado. Así, en la práctica, la alianza de Gabriel Boric y Giorgio Jackson no contaba con ningún municipio. Por esto, para el Frente Amplio era clave ganar terreno en las municipales. Y para esto pusieron la mayor parte de sus fichas en Viña del Mar, Maipú y Peñalolén. En las dos primeras, el objetivo fue cumplido, en la tercera comuna estuvieron cerca del triunfo. De acuerdo con el Servel, el Frente Amplio obtuvo el fin de semana la victoria en 11 comunas, de las cuales seis serán lideradas por un miembro de Revolución Democrática (RD).

Carla Amtmann, futura alcaldesa de Valdivia. Foto por Fernando Ramírez.

Uno de los primeros triunfos que se anotó el FA fue en Ñuñoa, una de las comunas emblemáticas de la zona oriente de Santiago, donde se impuso la concejela de 32 años Emilia Ríos (RD), con el 31,9% de las preferencias. En segundo lugar, con el 95% de las mesas escrutadas, quedó la carta de Chile Vamos, Guido Benavides (RN), con el 29,1% de los votos. Lo ocurrido en esta comuna tuvo una serie de antecedentes que hacían peligrar la hegemonía que tenía la derecha desde 1996, cuando fue elegido Pedro Sabat. Primero, porque fue un municipio en que el Apruebo obtuvo una amplia mayoría (76,18% contra 23,82%) y el oficialismo experimentó una crisis después de que el actual edil, Andrés Zarhi, expresó su apoyo a la candidatura de Sebastián Sichel, lo que le costó el apoyo de RN y se selló así la candidatura de Benavides.

A través de Twitter, Ríos escribió que “dijimos que íbamos a ganar Ñuñoa y ganamos Ñuñoa. Después de 24 años, por fin trabajaremos para devolverle el municipio a las y los vecinos. Gracias, ahora necesitaremos a toda la comunidad comprometida con este proyecto transformador”.

emilia rios
Emilia Ríos, de 32 años, alcaldesa electa de Ñuñoa.

Estación Central fue otra comuna de la capital en la que se impuso el Frente Amplio. Se trata de un municipio que hasta noviembre del año pasado estaba liderado por Rodrigo Delgado, quien dejó el puesto para instalarse como ministro del Interior de Sebastián Piñera. Si bien se trata de una comuna que desde 2000 votaba por la derecha (primero por el UDI Gustavo Hasbún y luego por Delgado), este año se rompió la tendencia y la balanza se inclinó a favor de Felipe Muñoz, la carta frenteamplista.

El propio Muñoz reconoció que si bien esperaban obtener la victoria, no tenía considerado lograr una distancia tan amplia. Con el 95% de los votos escrutados, se impuso con el 58,2%, mientras que la candidata Angélica Cid, de la Unidad por el Apruebo, logró un 26,8%, y Gustavo Hasbún, de Chile Vamos, apenas un 14,8%.

Felipe Muñoz

En Maipú la batalla fue más difícil. La actual alcaldesa, Cathy Barriga (independiente pro UDI), apostaba por mantenerse otro período en el cargo. El contendor que mayor riesgo representaba era el candidato del Frente Amplio, Tomás Vodanovic. Mantener esta zona era clave para el oficialismo, por lo que cuando comenzaron a conocerse los resultados, un rostro de enorme pesar se dibujó en la coalición gobernante.

Un factor que generaba un “punto débil” para los contendores era la dispersión con que la centroizquierda llegaba a esta elección. Además del propio Vodanovic, también figuraban Alejandra Bustamante (DC), Viviana Delgado (independiente pro PEV) y Danilo Ramírez (Unión Patriótica). Para los mismos representantes del Frente Amplio, esta sería una disputa dura de vencer. Sin embargo, los resultados dijeron otra cosa: con el 99% de los votos escrutados, Vodanovic se impuso con el 46,8%, más del doble de lo que logró Cathy Barriga, quien recibió apenas el 22,3% de los sufragios.

Tomás Vodanovic celebra su holgado triunfo en Maipú. FOTO: JORGE DÍAZ HONORATO/AGENCIA UNO

La concejala de San Miguel Erika Martínez, militante de Convergencia Social, obtuvo la primera mayoría en las elecciones de su comuna y se convirtió en la alcaldesa de San Miguel. De acuerdo con el 95% escrutado, Martínez ganó con el 25,5% de las preferencias. En segundo lugar, y con un 21,9%, quedó el concejal independiente Matías Freire, quien había sido el primer miembro del Concejo Municipal en ser elegido sin el respaldo de algún conglomerado político. En tercer lugar se posicionó el actual alcalde de San Miguel, Luis Sanhueza (RN), con el 20,1% de los votos. Así, Sanhueza alcanzó a cumplir solo un periodo como jefe comunal.

Triunfo en Independencia

En 2016, el entonces candidato de la Nueva Mayoría y militante del Partido Socialista Luis Durán obtenía su segunda victoria como alcalde de Independencia, con el 60% de los votos. Y esta madrugada, el Servel informaba -con el 94% de las mesas escrutadas- que Durán continuaba a la cabeza de la comuna, con el 54% de las preferencias. El edil renunció hace dos años al PS y formó el movimiento UNIR, con el cual se unió al Frente Amplio. Por esto, reconocen algunos miembros del FA, Durán era la única figura frenteamplista que se podía considerar como un alcalde en ejercicio.

A nivel regional, las mayores conquistas del FA estuvieron en la Región de Valparaíso. Hace cinco años, el abogado Jorge Sharp fue electo alcalde de Valparaíso con el 53,77% de los votos emitidos, y pese a que su liderazgo ha sido cuestionado -un grupo de seis concejales presentó cargos por notable abandono de deberes en su contra-, logró mantener su cargo de alcalde, con el 56% de los sufragios (con el 99% escrutado).

En esta ocasión, el edil compitió como independiente, pues el año pasado renunció a Convergencia Social en protesta porque Gabriel Boric firmó el pacto del 15/N. Sus redes con el FA están en un punto muerto, pero aún lo respaldan nombres como el diputado Marcelo Díaz (Unir, ex PS). Su principal contrincante, Carlos Bannen (UDI), exconcejal de Valparaíso y único representante de la derecha en la contienda, obtuvo un 22% de los votos.

El reelecto alcalde celebró en la Plaza de la Victoria junto a sus votantes. “Estamos muy contentos, porque el triunfo categórico en Valparaíso es parte de una pluralidad de triunfos territoriales (...). Tenemos un tremendo equipo de gente sencilla y honesta que con las manos limpias va a sacar adelante a la región”, indicó.

La candidata a alcaldesa por el partido Revolución Democrática, Macarena Ripamonti, obtuvo esta madrugada una estrecha victoria el sillón edilicio en Viña del Mar. De esta manera, se concretaba una de las apuestas fuertes del Frente Amplio, luego de que la investigadora del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales de Valparaíso (CEPC) consiguiera el 38% de los 112.043 votos, con el 97% de las mesas escrutadas. Así, Ripamonti superó a los otros 10 candidatos y venció por 18.278 votos a la independiente Andrea Molina, exdiputada y única carta de Chile Vamos en la contienda, quien obtuvo un 21,89% de los votos.

Macarena Ripamonti, de RD, asumirá el municipio de Viña del Mar. (Foto: Agencia Uno)

Ripamonti festejó su triunfo en la Plaza de Viña, ubicada en el centro de la ciudad, y dijo que lo recibió “con mucha alegría y calma”. Además, afirmó que el cargo “es un desafío de gran responsabilidad, tenemos un montón de amenazas que vienen”. El resultado también significó un duro golpe para la derecha, que llevaba en el poder 17 años de la mano de Virginia Reginato. Si bien esperaban que parte de la popularidad se transmitiera a Molina, en la tienda reconocen que el desgaste del nombre de Reginato habría sido uno de los factores que inclinaron la balanza a favor de Ripamonti.

Más al sur, en Valdivia, la militante RD Carla Amtmann se convirtió en la primera alcaldesa en la historia de esa ciudad. Con el 99,9% de los votos escrutados, Amtmann obtuvo el 49,35% de las preferencias, más que el doble de los votos que tuvo su más cercano contendor, la carta de Chile Vamos y actual alcalde de la comuna, Omar Sabat. Esta comuna era también uno de los lugares en que el FA había aspirado a obtener la primera mayoría.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.