Gobierno afina arremetida por cortes de internet y VTR logra histórica primera condena por actos vandálicos en robo de fibra óptica

Francisco Moreno, subsecretario de la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel).

Frente al aumento en las interrupciones, el subsecretario de Telecomunicaciones, Francisco Moreno, anunció que “luego de un trabajo intersectorial sobre este tipo de situaciones, nos haremos parte de varios procesos que actualmente están investigándose, de modo de poder actuar como Subtel en un aspecto fundamental de las telecomunicaciones: proteger la continuidad de las mismas con todas las herramientas que nos otorga la ley”.




Preocupación existe entre las empresas de telecomunicaciones por una serie de cortes del tendido de fibra óptica a causa del robo de estos cables. La práctica se ha vuelto recurrente y cada vez son más los clientes afectados, que deben esperar en ocasiones hasta ocho horas por la reposición del servicio de internet.

Frente al aumento en las interrupciones, el subsecretario de Telecomunicaciones, Francisco Moreno, anunció que “luego de un trabajo intersectorial sobre este tipo de situaciones, nos haremos parte de varios procesos que actualmente están investigándose, de modo de poder actuar como Subtel en un aspecto fundamental de las telecomunicaciones: proteger la continuidad de las mismas con todas las herramientas que nos otorga la ley”.

La autoridad agregó que “estamos legislando para sancionar con mayores penas esta conducta que se traduce en dañar, destruir o inutilizar redes de telecomunicaciones, asignándoles una pena de presidio para aquellos que cometen este tipo de actos que perjudican e impiden las comunicaciones de miles de usuarios que a raíz de estos ilícitos no pueden realizar sus actividades cotidianas, como el teletrabajo o la educación a distancia”.

Hoy el problema para las empresas de telecomunicaciones que proveen servicio de internet a través de fibra óptica es que generalmente a quienes provocan los cortes les imputan solo por daños a la propiedad privada o robo en bienes de uso publico, esa calificación se la da el fiscal de turno, y dependiendo de los daños, si el detenido tiene antecedentes, decide si lo pasa a control de detención (pudiendo quedar con medidas cautelares o solicitando la prisión preventiva) o citado para una fecha posterior. Muy pocas veces lo detienen bajo la Ley de Telecomunicaciones N° 18.168, cuyo artículo B establece que “el que maliciosamente interfiera, intercepte o interrumpa un servicio de telecomunicaciones sufrirá la pena de presidio menor en cualquiera de sus grados y el comiso de los equipos e instalaciones”.

Por su parte, Alfie Ulloa, presidente ejecutivo de Chile Telcos -ex Asociación de Empresas de Telefonía Móvil (Atelmo)- sostuvo que “dado el aumento de actos vandálicos que afectan las redes de telecomunicaciones, y las consecuencias que esto tiene para las personas que estudian, trabajan y se comunican gracias a ellas, es que hemos hecho ver al Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones de forma insistente la gravedad de este problema y la necesidad de hacer mayores esfuerzos para enfrentarlo”. El dirigente de la asociación que reúne a VTR, Movistar, Entel y Claro, entre otras compañías, añadió que “en Chile Telcos hemos presentado más de seis mil denuncias y querellas contra quienes resulten responsables, pero sin duda que esto tendría un impacto mayor si es que el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones (MTT), a través del Consejo de Defensa del Estado, se hiciera parte, tal como ocurre, por ejemplo, cuando buses o el Metro son vandalizados”.

Finalmente, apuntó a que “dada la gran magnitud de las redes de telecomunicaciones es que resulta imposible vigilar constantemente toda su extensión, por lo que consideramos que la posibilidad de una sanción real e importante desincentivaría a quienes cometen estos delitos que tanto afectan a las personas. Debemos atajar este problema ahora, porque en el futuro sólo habrá más conexiones y más tareas que dependerán de la red de telecomunicaciones”.

Consultado Miguel Oyonarte, vicepresidente de Asuntos Corporativos, Legal y Regulatorio de VTR por la evaluación que realiza la compañía del rol de la autoridad para detener los cortes del tendido de fibra óptica, respondió: “Hemos contado siempre con la voluntad de la autoridad para frenar esta ola de cortes de fibra y hemos tenido como industria y desde el gremio varias reuniones para trabajar coordinados y colaborativamente, especialmente porque entendemos que producto de la pandemia la autoridad ha estado sobreexigida”.

Los drones y rondas para evitar la vandalización

En los últimos cuatro meses, VTR -propiedad de Liberty Latin America- ha sufrido un aumento exponencial de interrupciones del servicio provocada por actos vandálicos en distintas ciudades, pero principalmente en la Región Metropolitana (RM). Tanto así que en menos de 20 días han ocurrido cuatro cortes en el sector del barrio Bellavista, lo que termina por afectar a miles de usuarios debido a que los cortes se realizan a troncales que proveen del servicio de internet.

El corte más reciente ocurrió el pasado viernes y afectó a 25.000 clientes en Santiago Centro y Providencia. Aquí puedes revisar por medio de una georreferenciación el lugar y fecha de los cortes que ha sufrido VTR en la Región Metropolitana.

Por lo mismo, la compañía puso en marcha un plan que no sólo incluye el monitoreo de la red con guardias privados que realizan rondas periódicas en los puntos donde suelen ocurrir el mayor número de cortes, sino que también se ha sumado a una mesa con la autoridad para solicitar al Ministerio Público el nombramiento de un fiscal de foco, que permita hacer más eficientes las investigaciones. Tal es el interés de la compañía por dar solución a este problema que a contar de este año fiscaliza sus redes por medio de drones y los resultados han sido positivos.

El pasado 3 de agosto, VTR logró la primera condena por corte de fibra óptica. El hecho ocurrió el 30 de julio de 2020, en el límite de las comunas de Recoleta con Huechuraba y derivó en una persecución policial que terminó en Quilicura. Los dos detenidos fueron condenados por el Segundo Juzgado de Garantía de Santiago a cumplir una pena de 541 días de cárcel efectiva y actualmente permanecen en Santiago Uno.

En 2020, VTR tuvo en promedio seis cortes, durante 2021 las interrupciones por actos vandálicos llegan a los 450 casos, con un promedio de 41 en los que va del año y un peak de 105 en octubre.

Estos cortes vandálicos han tenido impacto en una gran cantidad de clientes, los que en 2021 alcanzaron los 823 mil afectados. Lo anterior corresponde a un total de 3.956 horas sin servicio para los clientes.

Hace un mes, VTR dispuso a un grupo de técnicos que recorren en vehículos los puntos de mayor frecuencia de cortes a fin de disuadir a las bandas que se dedican a este tipo de ataques. Se trata de un trabajo complejo, porque los cortes se producen en la noche y muchas veces lo que buscan ya no es vender el cobre en su interior, sino que simplemente incomunicar.

Así al menos quedó en evidencia -cuentan en la industria- cuando descubrieron que un grupo de jóvenes cortó un cable para anular el sistema de alarma de un banco para facilitar su robo.

Con todo, la noche del viernes los técnicos lograron detectar la presencia de un hombre que cortó el cable en un sector de Av. Recoleta. Eran tres los autores detrás del ilícito y sólo uno pudo ser reducido y posteriormente Carabineros lo detuvo. El objetivo era cortar el cable y luego quemarlo para extraer el cobre a fin de venderlo como chatarra.

Con mayor frecuencia, los cortes se producen en Avenida Perú, Puente Alto, Melipilla y Colina.

Pero actos de este tipo ocurren también en regiones. El sábado pasado, técnicos de VTR colaboraron en la detención de dos personas que andaban en una camioneta y que anteriormente habían sido detenidas por el mismo delito.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.