Irrupción de Longueira profundiza división en la UDI ante elecciones internas

El exsenador y exministro Pablo Longueira.

Anuncio del exministro generó sorpresa y molestia en sectores del partido. Pese a sus intenciones, las dos cartas que buscan liderar a la colectividad mantienen sus aspiraciones.




Si bien algunos militantes de la UDI celebraron la reaparición de Pablo Longueira en la política y así lo expresaron por múltiples mensajes en grupos de WhatsApp, a varios parlamentarios no les cayó bien la forma en que irrumpió uno de los denominados coroneles de la colectividad.

Primero, porque el exsenasdor retornó levantando la bandera del Apruebo para el plebiscito constitucional, pese a que la mayoría del gremialismo está por el Rechazo; y segundo, lo que generó mayor “ruido” fue que lo hiciera anunciando que está dispuesto a presidir la UDI.

Esto último, de hecho, sorprendió a varios dirigentes, ya que la mayoría estaba al tanto de su postura para el plebiscito, y provocó molestia. A juicio de varios legisladores del partido, Longueira lo anunció de manera “soberbia”, con una lógica vertical y “noventera”.

De hecho, tanto senadores como diputados -salvo la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe-, no estaban al tanto que Longueira volvería a militar en el partido y que anunciaría sus intenciones de presidirlo. Y el exministro tampoco había solicitado -hasta el cierre de esta edición- reunirse con ninguno de esos dos estamentos.

En este contexto, las intenciones de Longueira de liderar al partido provocaron que se profundizaran las diferencias en la colectividad frente a las elecciones internas de diciembre. Además, generó que se acentuarán las posturas enfrentadas sobre una posible mesa de consenso.

El tema fue comentario obligado este lunes en conversaciones entre los dirigentes del partido. Y la bancada de diputados y la comisión política del gremialismo abordaron la materia en sus reuniones, citas que continuaban al cierre de esta edición.

En la comisión política, por ejemplo, la senadora Luz Ebensperger dijo -según asistentes- que si el partido cambiaba su postura hacia el Apruebo -como pidió Longueira-, ella renunciaría a su militancia, dando cuenta de la tensión que generó la irrupción del exministro. En el encuentro de la bancada, en tanto, también hubo un debate sobre ese tema y la mayoría estuvo por mantener la postura de la colectividad, mientras que respecto a la elección interna el diputado Patricio Melero planteó que Longueira sea parte de una directiva de unidad, lo que no tuvo mayor acogida.

En este escenario, diputados de la UDI dicen que deben haber sí o sí elecciones en diciembre. Y sostienen que ya pasó la hora de una lista de consenso, diseño que se se ha impulsado -entre otros, por Van Rysselberghe- con la idea de que sea el senador Juan Antonio Coloma quien lidere a la colectividad.

Sin embargo, al interior de la colectividad asumen que esa idea quedó, al menos por el momento, en pausa.

En ese sentido, varios en la UDI siguen apoyando la candidatura de la actual jefa de bancada, María José Hoffmann, quien ya sinceró sus intenciones de competir. Uno de ellos es el diputado Jorge Alessandri, quien comentó que “el senador Coloma y varios otros estuvimos con la idea de una mesa de consenso si es que la actual directiva dejaba el cargo en el mes de agosto para que existiera una directiva que enfrentara las elecciones que vienen”. Y agregó: “Eso estuvo en negociación, estuvieron varios nombres sobre la mesa, pero el mes de agosto termina en unas horas más y no hubo voluntad política para esa mesa de consenso”. Así, recalcó que “esa mesa de consenso solo volaba si se adelantaba el cambio de directiva”.

Hoffmann, en tanto, reiteró sus intenciones de presidir la UDI, señalando que “necesitamos una mirada de futuro” y que “la renovación llegó para quedarse”.

De hecho, en la colectividad también hay algunos diputados que apuestan a que exista competencia y sostienen que, en caso de instalarse una mesa de consenso, debe ser con una figura distinta a la de Longueira, apelando a una renovación.

En el caso del actual secretario general, Felipe Salaberry, otro de los que busca presidir la UDI, en la colectividad dicen que él también mantiene -pese a la irrupción de Longueira- sus intenciones.

La idea de una lista unitaria, en todo caso, sigue vigente para algunos senadores del partido. “Espero, como todavía hay un poco de espacio, que se pueda generar un proceso unitario. Ahora, si eso no es posible, bueno, tendrá que haber competencia no más”, dijo Van Rysselberghe, mientras que el senador Iván Moreira sostuvo que “la forma atropelladora de Longueira para llegar a la presidencia de la UDI, a mi juicio, es inaceptable; el único que puede darnos garantías y unirnos disciplinadamente hoy es Coloma en una mesa de consenso”.

Al interior del comité de senadores, sin embargo, hay quienes ven con distancia los dichos de Longueira, ya que no saben cuáles son sus intenciones reales en las internas de la UDI. Algunos creen que si él decide competir, lo que ha sido ampliamente comentado, arrasaría con cualquier candidato, pero otros parlamentarios sostienen que no están tan seguros del nivel de apoye que concite considerando que estuvo fuera del partido siete años.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.