La división opositora ante posible acusación constitucional a magistrada

Acción es tomada con cautela en el sector; mientras algunos dicen que deben analizar los antecedentes en su “mérito”, otros ya anunciaron su apoyo.




Distintas reuniones sostuvieron, por separado, este lunes las bancadas de la oposición. ¿Uno de los principales objetivos? Analizar la postura que adoptarán ante la acusación constitucional que impulsa RN y Evópoli -la que se presentaría este jueves- en contra de la jueza Silvana Donoso.

La magistrado dirigió la comisión que otorgó en 2016 la libertad condicional a Hugo Bustamante, el hombre que este lunes fue formalizado como autor de los delitos de femicidio, violación e inhumación ilegal contra la hija de su pareja, Ámbar Cornejo (16), luego de quedar libre, antes de cumplir su condena pese a haber cometido, diez años antes, un doble homicidio.

La ofensiva liderada por la derecha tomó por sorpresa a la centroizquierda, desde donde si bien se han manifestado “abiertos” a analizar en su mérito los antecedentes del libelo, también han señalado dudas respecto de que la acción esté bien dirigida y permita dar solución a los problemas asociados al otorgamiento de ese beneficio.

La principal inquietud que se ha instalado en el sector es política. Tanto en las bancadas del PPD como en el PS y el Frente Amplio advierten que la derecha ha intentado “aprovechar” la oportunidad ante un caso que ha remecido al país, pese a que fueron parlamentarios de Chile Vamos quienes se opusieron a establecer requisitos más gravosos en 2018, cuando se reactivó en el Congreso la ley de libertades condicionales, normativa que terminó estableciendo que era un beneficio y no un derecho.

De hecho, recuerdan las mismas fuentes, fueron diputados -entre ellos Andrés Longton (RN), principal impulsor de la acusación- quienes llevaron al Tribunal Constitucional el artículo 3 bis de la iniciativa, donde se aumentaban los requisitos para acceder al beneficio de libertad condicional a condenados por delitos graves como los de lesa humanidad u homicidio. Ese requerimiento fue impulsado en ese momento por los entonces senadores y ahora ministros Víctor Pérez (Interior) y Andrés Allamand (Cancillería), mientras que el titular de Defensa, Mario Desbordes, también se sumó a la ofensiva.

Finalmente, el organismo acogió solo parte del requerimiento de los oficialistas, en esa oportunidad, eliminando el arrepentimiento del reo como uno de los requisitos a considerar para optar a la libertad condicional.

Es por todo eso, que en la oposición se toman con cautela la posibilidad de apoyar la acción. Otros elementos sobre la mesa, en tanto, son que será difícil sostener que el libelo se dirija solo contra Donoso y no contra el resto de los integrantes de la comisión que permitió la libertad de Bustamante. Asimismo, en el sector apuntan a que la acusación constitucional es una facultad de última ratio y, en este caso, no se agotaron las instancias previas como una comisión investigadora.

Con todo, hay diputados que ya han anunciado su respaldo al libelo, mientras otros continúan evaluándolo y otros ya descartaron su apoyo.

Para presentar la acusación constitucional los diputados necesitan 10 firmas, mientras que para aprobar el libelo requerirán la mayoría de los presentes en la sala, es decir, 78 en caso de que participen los 155. Chile Vamos cuenta con 72 votos en la Cámara Baja. Sin embargo, la UDI no quiso sumarse a la ofensiva y existen dudas en la bancada sobre su respaldo.

Proyecto del gobierno

En tanto, el gobierno anunció este lunes discusión inmediata al proyecto de ley que excluye de los beneficios de rebaja de condenas a quienes hayan cometido delitos de carácter sexual contra menores de edad.

Comenta