La historia del quiebre entre José Antonio Kast y Jaime Bellolio

Kast

Kast y Bellolio cuando eran cercanos, en 2014. Foto: AgenciaUno/Archivo

Excandidato presidencial y diputado UDI cortaron una estrecha relación por diferencias políticas y personales.




En mayo de 2016, José Antonio Kast sorprendió anunciando su renuncia de la UDI. Los más afectados fueron sus "ahijados" en el partido: Javier Macaya, María José Hoffmann, Arturo Squella. En esa lista también estaba Jaime Bellolio quien en esa época ya era diputado del distrito que había heredado del propio Kast. "Para mí es doloroso, yo entré a la UDI y a la política por él", dijo Bellolio en aquel momento.

Hoy, dos años después de ese episodio, esa relación está más que rota. No se hablan desde hace un año y en los últimos meses se han criticado públicamente. Incluso, las esposas de ambos también eran cercanas y tampoco intercambian palabras.

Cercanos a ambos cuentan que la relación se comenzó a fracturar apenas Kast dejó la UDI. Bellolio fue de los que lo instó para que compitiera en las primarias de Chile Vamos, pero Kast ignoró la sugerencia y llegó hasta la primera vuelta.

"Nos hemos distanciado harto. No solo porque él ya no está en el Congreso y no nos vemos, sino porque él ha seguido una línea política que no comparto. Me ha criticado públicamente de manera bien fuerte y yo no voy a caer en eso, le sigo teniendo estima", dijo Bellolio en "Stock Disponible" de Via X.

En el entorno de Kast dicen que Bellolio se ha izquierdizado. "Yo peleo para la izquierda, él está peleando con los propios", opinó Kast en el programa Cadena Nacional.

Los desacuerdos políticos y personales se hicieron evidentes en la discusión por la ley de identidad de género. Al momento de votar a favor del proyecto, Bellolio hizo público que sus datos personales se habrían filtrado. En el mismo programa de Vía X, el diputado dijo que esos datos se habrían dado a conocer en un grupo de whatsapp de Acción Republicana -el movimiento de Kast- y que el ex presidenciable estaba en ese grupo y no hizo nada por detener la filtración. "Podría haber hecho más para evitar que grupos de sus seguidores me amenazaran, empezaran a mentir en grupos de Whatsapp inventando cosas que involucran a mi familia, a mi señora", agregó Bellolio.

Al día siguiente de esas declaraciones, Kast dijo en el mismo canal que José Carlos Meza -jefe territorial de Acción Republicana- se había comunicado con Bellolio para que le entregara los datos de las personas que lo habían amenazado e insultado. Sin embargo, desde el entorno de Bellolio dicen que nunca nadie se comunicó con ellos y que Kast mintió.

El último episodio se dio el 11 de septiembre. Bellolio hablaba en la Cámara cuando diputados del Frente Amplio se pararon a la misma hora de los bombardeos de 1973 en La Moneda. Bellolio paró de hablar y se sumó al homenaje. Los chats de Acción Republicana ardieron. Le dijeron de todo al diputado, algo que generó aún más enojo en él.

El quiebre entre quienes fueran maestro y discípulo es irreconciliable. "Cuando es un amigo, duele distinto a si fuera de un adversario", dijo Bellolio esta semana.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.