La tensa discusión en la Comisión de DD.HH. de la Convención por la participación de Jorge Arancibia en la instancia

Los convencionales de La Lista del Pueblo, María Magdalena Rivera y Manuel Woldarsky, además de la Machi Francisca Linconao, pidieron al exgeneral que dejara la instancia. El exmarino, en tanto, aseguró que "yo fui elegido por un montón de personas, por miles, para estar representándolas, defendiéndolas e interpretándolas en esta Convención y en esta Comisión. Y eso es lo que voy a hacer”.




Una tensa discusión se generó esta tarde en la Comisión de Derechos Humanos de la Convención Constitucional por la participación del exComandante en Jefe de la Armada y convencional, Jorge Arancibia, en dicha instancia.

Durante las últimas semanas, algunos convencionales y organizaciones de DD.HH. han cuestionado la presencia de Arancibia en la instancia, argumentando declaraciones que el exmarino realizó por la prensa y por el hecho de haber sido edecán de Augusto Pinochet.

Es en este marco y dentro del debate respecto de a quién le corresponde definir la presencia de Arancibia en la instancia -si a la Comisión o a la mesa directiva- es que hoy el tema volvió a generar discusión.

Esto ya que la Machi Francisca Linconao, representante del pueblo mapuche, emplazó al exgeneral a dejar la instancia: “Más vale que se retire de esta comisión de DD.HH.”, dijo.

“Me gusta respetar y con buena palabras se lo voy a decir ahora, así como está el profesor hablando, más vale que se retire de esta comisión de DDHH. Tal como machi, me duele el alma que usted esté aquí, que en esta nueva Constitución que vamos a escribir, y con los DD.HH., usted esté sentado acá, que haya sido del partido de Pinochet y con Pinochet hemos pasado mucha pena, sufrimos mucho, hubo mucho muerto mapuche y no mapuche. Con buenas palabras se lo voy a decir, más vale que se retire”, agregó la autoridad mapuche.

Pero no fue la única, ya que los convencionales de La Lista del Pueblo, María Magdalena Rivera y Manuel Woldarsky, también se sumaron a las peticiones para que Arancibia abandonara la instancia.

“Quisiera aclararle al constituyente Arancibia que no acusamos a su persona, que no buscamos la censura. Buscamos establecer un parámetro de idoneidad moral y ético que camine hacia terminar con una cultura arraigada profundamente en nuestro país, que es la cultura de la impunidad, la cultura del negacionismo, la cultura de la relativización de la importancia de la dignidad de la persona (...)”, afirmó Woldarsky.

Y agregó: “Respetuosamente quisiera invitarlo a considerar la renuncia a la comisión de DD.HH. y al mismo tiempo quisiera ser una moción de idoneidad moral y ética con efectos de participar en el trabajo de una u otra comisión”.

Mientras que Rivera declaró que “No puede ser que a esta altura, año 2021, no sea capaz de reconocer para estar en una comisión de DDHH que las responsabilidades no sólo son por acciones sino también por omisiones. Y, al ser usted el edecán de Augusto Pinochet, es imposible que no se haya enterado de la realidad que estaba viviendo el pueblo chileno (...) Yo creo que pueblo chileno le está pidiendo a través de diversas cartas y solicitudes a esta comisión, que usted, su presencia en esta comisión, revictimiza a los familiares, al pueblo chileno (...) Su estadía acá no repara, victimiza”.

“Le solicitó que usted, hay otras siete comisiones, que vaya a cualquier otra y que no distorsione la discusión”, cerró.

Arancibia: “Me he encontrado con una actitud cuyo problema es político”

Tras la interpelación de la Machi Linconao, Arancibia tomó la palabra para contestarle y referirse a los diversos emplazamientos en su contra por su participación en la instancia.

En ese sentido el exmarino hizo un recorrido por su historia de vida y algunos de sus logros durante sus 46 años de trayectoria naval.

“¿Hice barbaridades? ¿Cometí crímenes? ¿Hice algo impensado durante esos 46 años de marina que con mucho honor y orgullo cargo en mis espaldas? Siendo Comandante en Jefe de la Armada fui impulsor de la llamada mesa de diálogo, que se conformó en el país entre un grupo de civiles notable y un grupo de profesionales de las FF.AA. para tratar de encontrar respuesta al tema de los desaparecidos. Esa fue iniciativa mía, o sea algo en el tema de los DD.HH. me ha iluminado a lo largo de mi carrera (...)”, aseguró.

“Habiendo terminado mi carrera, me presenté como candidato a presidente en el Senado y fui electo en la quinta región costa con la segunda mayoría nacional. Entonces, algún mérito tiene este personaje que esta formando parte de este grupo selecto y que tiene como tarea una tarea trascendente y que nos ilumina de lo que tenemos que hacer de aquí en adelante, pero para llegar adelante, a donde tenemos que ir, lo primero que tenemos quehacer es conocernos, es respetarnos y es respetar las normas que nos guían”, agregó.

Sobre el emplazamiento que le hizo la Machi Linconao, Arancibia afirmó: “No soy solo, señora Machi Linconao, no soy solo. Yo fui elegido por un montón de personas, por miles, para estar representándolas, defendiéndolas e interpretándolas en esta Convención y en esta Comisión. Y eso es lo que voy a hacer”.

“Yo partí llegando acá con la mejor de las intenciones y con una voluntad de colaboración brutal, y la mantengo. Pero me he encontrado realmente con una actitud cuyo problema principal pareciera que es político y centrado exclusivamente en que fui edecán del general Pinochet. Porque no tengo nada que ustedes puedan buscar que se asocie con violaciones a los DD.HH.”, cerró.

Bassa: “Este es un asunto que no es resorte de la mesa”

Por su parte el vicepresidente de la Convención, Jaime Bassa abordó la situación de Arancibia en la instancia.

“Se discutió arduamente la situación del constituyente. Entiendo que este es un asunto que no es resorte de la mesa, en este momento no hay reglas especiales que permitan determinar cuales son los criterios para que un constituyente integre una comisión u otra, pero habrá que resolverlo dentro del proceso constituyente”, dijo.

“Este es típicamente una de las cuestiones que no son resorte de las mesas, que tienen que ser discutidos por el pleno y en las comisiones, y aquí sí nos cabe un rol institucional que es guardar y generar las condiciones para que esta discusión se pueda llevar adelante”, agregó.

Sin embargo, no quiso dar su opinión personal respecto a la presencia del exmarino en la instancia: “No voy a dar mi opinión”, cerró.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.