Las Allende en bandos opuestos

Imagen isabel y maya3

Isabel Allende y Maya Fernández.

Maya Fernández Allende lanzó ayer su candidatura de cara a las elecciones internas del PS; su tía, la senadora Isabel Allende, será parte de la lista contraria que encabeza Álvaro Elizalde. La nieta y la hija del expresidente Salvador Allende mantienen una estrecha relación, pero la distancia política comenzó hace algunos años.




El 11 de marzo de 2014 fue un día especial para la familia Allende. Ese día, Isabel, hija del fallecido mandatario Salvador Allende, se convertía en la primera mujer presidenta del Senado y lo hacía 48 años después de que ese mismo puesto fuera ocupado por su padre.

La imagen era observada desde el hemiciclo por su sobrina, Maya Fernández Allende, quien minutos antes había sido acompañada por la propia Isabel en la sala de la Cámara, donde asumió por primera vez como diputada de la República.

El episodio es uno de los tantos que denotan el estrecho vínculo entre la hija y la nieta del exmandatario.

Cuatro años antes, Gonzalo, el hijo de la senadora, había fallecido a los 45 años, solo cinco días antes de que naciera la segunda hija de Maya. "Yo, a veces, he pensado: creo que Gonzalo de alguna forma sabía que la llegada de esta niña iba a acompañar a la familia. Y a la Isabel, porque son muy unidas. Para la Isabel fue muy importante, yo creo, la llegada de mi hija Beatriz", recordaría en una entrevista con Emol la diputada.

Pero este 26 de mayo estarán en bandos opuestos, se enfrentarán en las elecciones internas del Partido Socialista. La senadora anunció hace un par de semanas que respaldará y participará de la reelección del actual presidente, Álvaro Elizalde. Fernández, por su parte, confirmó ayer que encabezará una lista disidente.

Si bien desde el círculo de las parlamentarias confirman que su relación personal sigue intacta y mantienen una comunicación permanente, las diferencias políticas entre ellas no son nuevas. En 2015, ambas pertenecían al sector interno llamado "Grandes Alamedas" y Fernández apoyó la campaña interna de su tía. Sin embargo, la ahora diputada dejó ese grupo mientras Allende presidía el partido, en 2016.

Conocedores de esa situación recalcan que las diferencias fueron principalmente con gente del círculo de Allende y la manera en la que se conducía la mesa esos años. Además, personas cercanas a Fernández explican que el liderazgo de ambas es muy distinto. Mientras la senadora mantiene un estilo más ligado a la Concertación, la diputada es cercana al ala más a la izquierda del partido y tiene "una mirada más colectiva", aseguran.

Un año después de su salida de "Grandes Alamedas", Fernández entró a un nuevo lote interno: "Convergencia Socialista", liderado por figuras como el exdiputado Osvaldo Andrade y el actual jefe de bancada socialista, Manuel Monsalve.

Producto de los comicios internos, las diferencias políticas entre las Allende se hacen hoy más evidente. "Deseo que le vaya bien, no tanto, pero bien", respondió ayer entre risas Isabel Allende al ser consultada por la candidatura de su sobrina, aunque añadió que "honestamente, creo que esta lista que encabeza Álvaro tiene mucha mayoría, así que lo más probable es que sea la lista que termine ganando".

Por su parte, Fernández aclaró que "esto no se trata de un enfrentamiento (con su tía), sino que es bueno que el partido, en la coyuntura de sus elecciones, tenga un debate de ideas".

Desde el sector de Elizalde apuestan a que la senadora recoja el voto allendista de la tienda, que sigue siendo transversal, y aseguran que es la dirigenta que consigue mayor adhesión en la colectividad. Además, las mismas fuentes sostienen que la lista de Fernández no tiene cohesión política, puesto que está compuesta por sectores internos que tienen muchas diferencias.

Sobre aquello, Isabel Allende dijo que "no deja de llamarme la atención que la lista de Maya Fernández está compuesta por gente muy diferente, o sea, no veo mucho en común en un Atria con un Viera-Gallo. Es la conjunción de personas que legítimamente tienen críticas que hacerle a la dirección".

En la lista encabezada por la diputada irán figuras emblemáticas del partido, como los exministros de los gobiernos de Michelle Bachelet José Antonio Viera-Gallo y Soledad Barría; el exsubsecretario del Interior Mahmud Aleuy, y Germán Correa, extitular de esa cartera durante el periodo de Eduardo Frei. A ellos se sumó el exministro Segpres Gabriel de la Fuente, el abogado Fernando Atria, además de los diputados Monsalve, Marcelo Díaz, Marcelo Schilling y Patricio Rosas.

En la otra vereda, junto a Elizalde e Isabel Allende, están el senador José Miguel Insulza, el alcalde Sadi Melo, el secretario general del partido Andrés Santander y la vicepresidenta Karina Delfino. A ellos se suman los diputados Jaime Naranjo, Marcos Ilabaca y Emilia Nuyado. La lista es apoyada por todos los senadores del partido y la mayoría de los diputados.

En estas elecciones se inaugura un nuevo sistema, donde cada militante debe marcar dos preferencias, un hombre y una mujer -pudiendo incluso votar por dos personas de listas diferentes-, por lo que el enfrentamiento entre las Allende es casi ineludible en estos comicios socialistas.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.