Las dolorosas derrotas y ajustadas victorias de la derecha en las municipales

La alcaldesa de Maipú, Cathy Barriga, no logró la reelección. FOTO: Juan Farías

Comunas como Santiago, Maipú, Ñuñoa y Viña del Mar estaban en manos de RN y la UDI, en algunos casos por más de 20 años. En la megaelección del fin de semana cedieron sus sillones municipales a la oposición. Chile Vamos tenía 22 de los 52 municipios de la Región Metropolitana, de las cuales ocho deberá entregar a sus rivales.




Los candidatos del Partido Republicano, Gonzalo de la Carrera, en Las Condes, y Cristián Araya, en Vitacura, amenazaban con quitarles las alcaldías a Chile Vamos, sin embargo, no hubo sorpresas en aquello: Daniela Peñaloza (UDI), candidata ungida por Joaquín Lavín (UDI), ganó con un 39,7%, y Camila Merino (Evópoli) se impuso con 56,8% de los sufragios, con el 100% escrutado. Todo se mantenía en orden, pero de manera sorpresiva el golpe vino de la oposición.

Mientras en Las Condes y Vitacura la derecha tradicional celebraba, en Santiago -pasadas las 22.30- comenzaba a dibujarse el escenario menos pensado. Felipe Alessandri (RN), alcalde de la icónica comuna de Santiago, comenzó a ceder terreno frente a Iraci Hassler (PC), quien finalmente se impuso con un 38% frente al 35% obtenido por el edil oficialista.

Lo que pasó en Santiago se convirtió en una de las grandes sorpresas de la jornada. Alessandri era una de las figuras fuertes de Chile Vamos en estas elecciones, dado que en 2016 asestó un poderoso golpe a la entonces alcaldesa Carolina Tohá (PPD), cuando obtuvo un 46,4% de las preferencias. Por primera vez desde 1888, cuando la comuna tuvo su primer alcalde, el municipio de Santiago estará en manos del Partido Comunista. Esto, además, fortalece al partido del presidenciable Daniel Jadue.

28/08/2020

FOTOGRAFIAS AL  ALCALDE DE SANTIAGO FELIPE ALESSANDRI
Foto: Mario Tellez / La Tercera

En otro punto de Santiago, en la comuna de Maipú, la pesadilla para Chile Vamos había empezado antes. Ya cerca de las 20.00, el conteo de votos en algunas mesas daba luces de algo que tampoco estaba en los cálculos del municipio liderado por Cathy Barriga (ind-UDI). La exbailarina recibió una durísima derrota en las urnas, ya que su rival, Tomás Vodanovic (Revolución Democrática), la dobló en votos.

Con el 99,8% escrutado, Barriga obtuvo apenas un 22,3%, muy lejos del 36,1 % que obtuvo en 2016, cuando derrotó al DC Christián Vittori. En los últimos cinco años, la mediática gestión de la alcaldesa fue objetivo de múltiples críticas, auditorías de Contraloría y enfrentamientos públicos con concejales y funcionarios municipales. Saber si se mantendría o no en el cargo era una de las grandes incógnitas de la elección, y una derrota era una posibilidad, pero nadie imaginó un margen tan amplio. Una paliza electoral por donde se le mire.

Vodanovic, candidato del Frente Amplio, obtuvo el 46,8% de las preferencias, 24,5 puntos de ventaja sobre la alcaldesa. “Quiero agradecer la maravillosa oportunidad de estar casi cinco años dirigiendo una de las comunas más importantes y más grandes de nuestro país. Rescato todo lo bueno, todo lo lindo y todos los momentos, pero por sobre todo, las importantes obras que van a permanecer en el tiempo y van a permanecer para toda la comunidad. Los llevaré siempre en mi corazón”, dijo Barriga.

Cathy Barriga

En la UDI, el presidente de la coalición, Javier Macaya, indicó que “los partidos políticos tienen un rol diferente al que quizás habían jugado durante los últimos 30 años. En ese sentido, yo no tengo ninguna duda que desde la UDI, que desde Chile Vamos, vamos a tener que ser capaces de buscar los acuerdos, de buscar los consensos, prácticamente ningún bloque político tradicional tiene hoy día una votación que le permita celebrar”.

Sorpresa tras sorpresa

El Frente Amplio le otorgó más de un golpe la derecha, en una de sus peores noches para el conglomerado del Presidente Sebastián Piñera. Chile Vamos obtenía 22 de los 52 municipios de la Región Metropolitana, sin embargo, esta elección les quitó ocho de los sillones municipales, de los cuales seis perdió a manos del FA.

Una de las derrotas más dolorosas tuvo lugar en Ñuñoa, donde la derecha había tenido dominio absoluto en los últimos 24 años. Renovación Nacional se había jugado todas sus cartas en el candidato Guido Benavides, concejal de la comuna, levantado por la facción “sabatista” del partido, en desmedro del actual alcalde, Andrés Zarhi (RN). El periodista había manifestado su interés de competir en las elecciones, pero finalmente RN decidió apostar por Benavides. Así le fue.

Ñuñoa, al igual que Maipú, quedará en manos de una militante RD. Se trata de la cientista política Emilia Ríos, quien obtuvo un 31,8% de los votos. Benavides rescató un insuficiente 29,3% de las preferencias.

Desde Viña del Mar llegó el otro golpe. La exdiputada (UDI) Andrea Molina era la principal carta oficialista para suceder a Virginia Reginato (UDI), sin embargo, nuevamente el Frente Amplio se metió por los palos: Macarena Ripamonti (RD) se quedó con un 38,4% de los sufragios, sobrepasando ampliamente el 21,8% obtenido por la exanimadora de televisión.

Molina reconoció que, “sin duda, hoy día, no solo Viña del Mar, la Quinta Región, sino todo el país ha hablado. Hoy más que nunca es momento de detenernos a escuchar y hacer los cambios que se requieren para que nuestro país siga adelante de forma positiva y que podamos remediar y mejorar en muchos aspectos que hoy los ciudadanos están diciendo”.

La candidata a la alcaldía de Viña del Mar, Andrea Molina, votó este sábado en Reñaca. (Foto: Agencia Uno)

Otra pérdida importante para la derecha se dio en Rancagua. Eduardo Soto (UDI) no fue a la reelección y el sillón municipal recayó en el PS Juan Godoy, quien concentró el 27,2% de las preferencias. En Temuco también hubo cambio de color, en desmedro de la derecha. Jaime Salinas (RN) era el jefe comunal, no obstante, tampoco fue a la reelección, y Chile Vamos decidió apoyar al independiente Daniel Schmidt. La decisión tuvo un alto costo para la derecha, ya que el PPD Roberto Neira fue electo con el 36% de los votos.

El presidente de RN, Mario Desbordes, sostuvo que “no hemos sido capaces de interpretar a la ciudadana. Hubo errores en las coaliciones de nuestro gobierno (y eso) ha tenido un impacto en la elección”, afirmó. Por eso, dijo que los resultados deben ser mirados por el oficialismo, “con absoluta frialdad y tomando una decisión de fondo: qué coalición queremos construir. Nos vamos a atrincherar en el distrito 23 o vamos a escuchar a la gente en el resto de las comunas de Chile”.

En San Bernardo, en tanto, la derecha perdió otro de sus bastiones. Nora Cuevas (UDI) fue la alcaldesa del municipio hasta julio de 2020, cuando decidió utilizar el puesto que Jaime Bellolio (UDI) dejó en la Cámara para asumir como ministro.

Desde entonces, la municipalidad quedó bajo la administración de un concejal PS, dado que tenía mayoría en el concejo municipal. Esta elección era la oportunidad para mantener a San Bernardo en la derecha, pero se perdió. Christopher Witter (PS) ganó la carrera por el sillón municipal de San Bernardo, obteniendo el 32,6% de los votos. La candidata de Chile Vamos marcó apenas el 12% de las preferencias.

El vaso medio lleno

Al respiro de alivio en Las Condes y Vitacura también se sumó la ratificación de las comunas de Providencia, La Florida y Puente Alto. En Providencia, Evelyn Matthei (UDI) no pasó apuros con el 54,8% de los votos, aunque Verónica Pardo logró un 45%, una diferencia de ocho mil votos.

Matthei manifestó que “cuando uno llega a un cargo alto no es para servirse, es para realmente servir a los demás. Hoy mucha gente dio la espalda a quienes hemos estado a cargo hace 30 años en el país. Si los políticos más jóvenes siguen la misma senda que los políticos más viejos, entonces efectivamente a poco andar Chile sencillamente no va a tener futuro”.

Algo similar ocurrió en La Florida, donde Rodolfo Carter (independiente pro derecha), se impuso cómodamente con 58,7% de los votos. La victoria en esta comuna de la RM fue importante, dado que Carter le ganó por una amplia ventaja a Nicolás Hurtado (PC), candidato que había recibido un fuerte respaldo por parte de la diputada del distrito, Camila Vallejo (PC).

Carter celebró su reelección y señaló que “los chilenos le han dado la espalda a la vieja política. La gente quiere algo distinto, no puede mirarse a la clase media con un telescopio, esto está acá. Hay que ver qué quieren ellos con todas las responsabilidades que conlleva eso”.

Germán Codina, alcalde de Puente Alto.
Germán Codina, alcalde de Puente Alto.

En Puente Alto, en tanto, Germán Codina (RN), ganó un 50,6% de los votos, logrando así la reelección. Codina, quien desde que estalló la pandemia ha sido crítico de algunas decisiones del gobierno por el manejo del Covid-19, sostuvo que “fundamentalmente, con humildad y agradecimiento a las puentealtinas y puentealtinos, les digo que esto renueva la energía para seguir trabajando por el sello y justicia social. Todos saben que yo quiero que se construya un país sin personas de primera y segunda categoría, y donde obviamente la torta se distribuya de manera diferente”.

Lo Barnechea fue otra de las comunas que la derecha logró mantener y con un amplio margen. Cristóbal Lira (UDI) ganó con el 79,4% de las preferencias, obteniendo una de las más altas mayorías de la jornada.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Este miércoles -al mediodía- debutó la marca sueca en Chile y con ello en Sudamérica. El primer local que se abrió en Open Plaza Kennedy, comuna de Las Condes, y cuenta con un aforo de 2.550 personas.