María Elisa Quinteros, presidenta de la Convención: “Como estamos trabajando hoy es para terminar el 4 de julio, y si eso cambiara tiene que pasar por el Pleno”

El órgano redactor deberá presentar su propuesta para una nueva Constitución en el plazo de seis meses, de acuerdo a lo establecido en la actual Carta Magna y en el cronograma del organismo. En ese marco, la presidenta de la Convención aseguró que, como Mesa Directiva junto a Gaspar Domínguez, aspiran a llegar a ese plazo sin la necesidad de ampliar el tiempo de trabajo y que, de momento, no han recibido solicitudes sobre una eventual prórroga.




Restan seis meses para que la Convención Constitucional proponga un nuevo texto Fundamental, de acuerdo a lo establecido en el cronograma de trabajo del organismo -que fue aprobado en noviembre- y en el artículo 137 de la actual Carta Magna, donde se determina como tiempo un “máximo de nueve meses, contado desde su instalación, el que podrá prorrogarse por una sola vez, por tres meses”.

Es así que, en esta segunda etapa de trabajo, la cual estará liderada por la nueva Mesa Directiva compuesta por la presidenta, María Elisa Quinteros, y el vicepresidente, Gaspar Domínguez, la Convención tendrá por objetivo deliberar y votar propuestas de normas que, luego, serán sometidas a un proceso de armonización constitucional para así presentar una nueva propuesta de Carta Magna a principios de julio. Plazo que, según Quinteros, aspiran a cumplir.

De acuerdo a lo planteado por la presidenta esta mañana en Tele13 Radio, “como estamos trabajando hoy es para terminar el 4 de julio” y puntualizó en que “si eso cambiara tiene que pasar por el Pleno, independiente de si yo quiera o no quiera como constituyente”. Lo anterior, haciendo referencia a una solicitud sobre una eventual prórroga para la entrega de una nueva propuesta de texto.

Sin embargo, afirmó que, de momento, como nueva Mesa Directiva no han recibido solicitudes para extender el plazo de trabajo, pero que, en caso de que ocurriera, “yo me debo a las resoluciones del Pleno y a hacer todo lo posible para dar respuesta a la resolución del Pleno”, dado su cargo como presidenta y convencional.

La idea de respetar los plazos que están consignados hasta ahora para presentar una nueva Carta Magna, también es respaldada por el vicepresidente de la Convención, quien, además, asegura que se logrará llegar a los consensos necesarios durante las votaciones de norma para no atrasar el trabajo.

En conversación con Radio Duna, Domínguez detalló que en esta segunda etapa de trabajo se requiere “la necesidad de ponerse de acuerdo en amplias mayorías para alcanzar el quórum de 2/3″, algo que ve con buenos ojos puesto que asegura que, junto a Quinteros, han podido entablar un ambiente “cariñoso y de diálogo, y eso nos ha permitido a conversar con todos los sectores, de izquierda a derecha” al interior de la Convención.

En ese marco, enfatizó en que “estoy seguro que vamos a llegar a los consensos por dos motivos: porque los diagnósticos son transversales y, segundo, porque no nos queda otra opción”.

“Cuando uno ve que tiene una fecha límite al frente no tiene otra cosa más que ponerse de acuerdo, y eso es lo que tenemos que promover, llegar a los consensos dentro de los plazos”, aseveró.

Sobre lo anterior, Domínguez también fue consultado respecto al rol de la derecha en la Convención Constitucional. Al respecto, el vicepresidente planteó que, al menos, “debemos diferencias en dos tipos de derecha”.

Hay una derecha que ha estado muy abierta a contribuir en el proceso (...), yo diría que, incluso, gran parte de la derecha está con muchas ganas de colaborar y sacar esto adelante”, comenzó diciendo y destacó también que tanto ese sector como la izquierda “están por sacar este proceso adelante”.

“Por eso también creo que es de buena fe escuchar todas las voces para saber todas las partes de la discusión”, agregó, y complementó: “La verdad es que las personas que solo atornillan al revés resultan un número muy despreciable, un número muy chiquitito”.

Caso Rojas Vade

Durante un punto de prensa realizado esta mañana por Quinteros en el exCongreso, la presidenta abordó la situación del convencional Rodrigo Rojas Vade, en el marco del proyecto de ley que se discute hoy en la Sala del Senado y que modifica el artículo 134 de la Constitución Política para habilitar un mecanismo de renuncia y remplazo para constituyentes.

Al respecto, y sobre cómo reemplazar su cupo, Quinteros señaló que debiese ser mediante el mecanismo establecido por el reglamento de la Convención. “Lo que recuerdo, y espero no equivocarme, es que alguien del mismo distrito, de su misma lista, tiene que ocupar ese cargo”, explicó.

Actualmente son 154 los convencionales en trabajo y no 155 como se estableció en primera instancia, cuando se aprobó la realización de la Convención. En esa línea, la presidenta aprovechó la instancia para hacer un llamado al Congreso para que “nos ayude a resolver esa situación, porque es algo que está desde noviembre si mal no recuerdo, pero está hecha la solicitud hace tiempo”.

“Sé que el Poder Legislativo tiene hartas cosas que resolver, pero si nos puede ayudar con esto, se agradece”, agregó.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.