Ministro Delgado: “En 2021 hubo importantes logros en el combate de la delincuencia y en decomiso de drogas y armas, pero no me deja contento”

FOTO :CRISTOBAL ESCOBAR /AGENCIAUNO

A raíz del reciente despacho de la Ley de control de Armas, el ministro de Interior se refirió a los desafíos en materia de seguridad que enfrenta el país: "Tenemos que seguir avanzando. Le deseo lo mejor al próximo gobierno en esta materia, ojalá los números sean mucho mejores". Además, el ministro abordó la discrepancia de cifras con el fiscal nacional, aseverando que "habla de una tasa hasta el año 2020, y nosotros estamos diciendo que en 2020 hubo 828 homicidios, y el 2021 hubo 621, una baja del 25%. No hay contradicción", dijo.




Ayer miércoles la Cámara de Diputados y el Senado aprobaron el informe de la Comisión Mixta respecto al proyecto de reforma a la Ley de Armas, donde se modifican ciertos cuerpos legales para aumentar las penas y los requisitos para el uso de armamento. Así, el proyecto -tras 14 años de tramitación- fue despachado desde el Congreso y quedó listo para convertirse en ley.

Una tramitación que el ministro de Interior, Rodrigo Delgado, considera como un avance importante en agenda de seguridad, pero aclarando que, tanto en los dos meses restantes al gobierno del Presidente Sebastián Piñera, como en el mandato próximo a asumir, quedan desafíos por abordar en esta materia.

“La foto nunca es la que quisiéramos mientras existan asesinatos y bandas criminales”, dijo el ministro Delgado esta mañana en conversación con Radio Universo.

En 2021 hubo importantes logros en el combate de la delincuencia y en el decomiso de drogas y armas, pero no me deja contento. En esto soy muy autocrítico. Me gustaría haber avanzado más en temas legislativos y administrativos, y en el combate a la delincuencia”, analiza el ministro de Estado.

“Pero logramos promulgar leyes importantes como el STOP (Sistema Táctico de Operación Policial), que tiene que ver con la realidad local comunal, la ley que se hace cargo de los fuegos artificiales, la ley de control de armas, el cierre de pasajes (...) Hay un avance legislativo que es muy necesario. Tenemos que tener herramientas que las policías, el Ministerio Público y judicial puedan usar para actuar frente al narcotráfico que avanza muchas veces diez escalones más que el Estado, porque tiene más recursos”, explicó Delgado.

Ojalá podamos avanzar en la ley de narcotráfico, que lleva también varios años, porque va permitir, por ejemplo, enajenar tempranamente los bienes, darles donde más les duele a las bandas que es justamente su patrimonio. Porque si no hacemos eso, siguen reciclando la plata, y siguen comprando armas, camiones, gente, niños lamentablemente, para seguir operando en los territorios. Hay que mirarlo en su conjunto como una estrategia y hay que pasar la posta al próximo gobierno”, dijo el ministro en materia legislativa.

Al respecto, Delgado precisó que no basta con impartir sanciones, sino que se debe abordar la seguridad como una serie de factores, entre ellos, la integración social a temprana edad.

También hay que ver las oportunidades a los niños y jóvenes para que no estén pensando que su vida tiene un horizonte en la delincuencia. Ahí el trabajo en los barrios es crítico, en la educación, cultura y deporte son claves. Son oportunidades para niños que, lamentablemente, han crecido en barrios y/o familias disfuncionales. Es un trabajo más a mediano o largo plazo que, por supuesto, se trabaja en todos los gobiernos, y espero que el próximo gobierno las fortalezca y lo siga trabajando”, dijo en relación al mandato de Gabriel Boric que asume el 11 de marzo.

“Es una tarea que la vamos a conversar cuando tenga que ser el traspaso de ministro de Interior, y será parte de la carpeta con los desafíos del nuevo gobierno. Tenemos que seguir avanzando. Le deseo lo mejor al próximo gobierno en esta materia, de verdad, ojalá los números sean mucho mejores, pero ojalá nos comparen el día de mañana número por número, y tasa por tasa, porque si no, por supuesto que cambia la evaluación. Si le va bien (al nuevo gobierno), fantástico, porque quiere decir que le vaya bien a Chile”, concluyó al respecto.

Control de fronteras

En el marco de la seguridad, el ministro de Interior también se refirió a la crisis migratoria y el control de fronteras. Un tema que se ha tomado la agenda el último año por las altas cifras de migrantes, especialmente en el norte del país.

“Nosotros hemos dado una pelea también respecto a las expulsiones de ciudadanos extranjeros que ingresan por pasos irregulares, que muchas veces tienen antecedentes penales, y que las mismas cortes al cambiar criterio, no nos dejan expulsar”, dijo el ministro Delgado.

“Cuando digo que estamos dispuestos a recibir críticas, lo que pedimos es una crítica justa, responsable y que se analice de manera sistémica la situación que estamos viviendo. Cuando me dice la corte que no basta con que la persona entre por un paso irregular, porque debe cometer un delito en Chile para ser expulsado; nos preguntamos ¿Por qué hay que esperar que cometa un delito en Chile para expulsarlo? Esa es la pelea que hemos dado”, argumentó Delgado.

“El año pasado, cuando expulsamos personas, la prensa y la opinión pública estaba volcada a los overoles blanco, y los overoles daban lo mismo, lo importante es que estamos sacando de Chile a personas que entraron por paso irregular, y siguen poniendo recursos de protección cuando hay personas que han cometido delitos en Chile de narcotráfico, de abuso sexual, de intento de homicidio”, continuó el ministro.

“Nosotros estamos muchas veces en el peor de los mundos porque nos critican por expulsar, nos critican porque esta persona tenía un vínculo, y al final del día, cuando queremos actuar, las otras instituciones también tienen que salir a la palestra, no solamente cuando está un avión despegando tienen que opinar, sino también cuando estas personas que queremos expulsar cometen un delito”, agregó en este sentido.

La respuesta al fiscal Abbott: “No hay contradicción”

El fiscal nacional, Jorge Abbott, aseguró que la tasa de homicidios en el país ha aumentado y que “estamos en el promedio de la región”. Declaraciones que han generado cierta discrepancia con la administración actual y donde él ha puntualizado que “no sé cuál es el origen de la información que tiene el gobierno, pero lo que yo puedo señalar es que en los últimos años esa tasa de homicidio en Chile ha subido”.

Al respecto, el ministro Delgado desdramatizó la discrepancia de cifras, explicando que se trata de una lectura de parámetros diferentes.

“Acá hay algunos titulares de prensa que están mezclando peras con manzanas. El fiscal habla de una tasa hasta el año 2020, y nosotros estamos diciendo que el 2020 hubo 828 homicidios, y el 2021 hubo 621 con una baja del 25%. No hay contradicción”, dijo Delgado.

“Lo expliqué ayer en el Congreso. Muchas veces suena mejor este tipo de pugna. Con el Ministerio Público trabajamos de la mano justamente para resolver muchos homicidios, desbaratar bandas criminales, desarticular bandas que están ingresando droga a Chile, o que producen droga en Chile. Entonces no hay contradicción. Son dos miradas distintas”, cerró sobre la diferencia.

“Mientras haya homicidios en Chile, mientras haya armas en manos equivocadas, mientras haya bandas criminales operando; nunca vamos a estar satisfechos o contentos”, enfatizando la relevancia de continuar con la agenda de seguridad.

Ahora, consultado respecto a la afirmación del fiscal sobre carteles de droga -“Lo peor que nos puede pasar es negar la posibilidad o la existencia de su presencia en el país”-, el ministro de Interior manifestó que se debe ser precisos.

“La definición de cartel es que es una organización que, entre otras cosas, lava su dinero en Chile, tiene que tener una estructura determinada. Ese tipo de estructura, que haya venido gente de otro país en Chile, es lo que nosotros no tenemos acreditado. Estoy siendo riguroso con la definición”, aseveró.

Hay bandas con personas de origen extranjero para delinquir de formas que no estábamos acostumbrados, eso sí existe, pero el cartel tiene que tener ciertas características muy específicas”, detalló Delgado, mencionando también delitos como el secuestro exprés o el sicariato que calificó como “técnicas que en Chile no las teníamos tan habituales”, y que se ven por parte de bandas con miembros chilenos, extranjeros y mixtos.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.