Ministro Larraín realiza postulación de Adelita Ravanales para la Corte Suprema con gestos a la equidad de género

Junto con destacar los fallos en los que ha participado la ministra de la Corte de Apelaciones de Santiago, el ministro de Justicia además enfatizó "la voluntad de avanzar, en equidad de género, en la integración de nuestro más alto tribunal de la República".




A 48 días desde que el Senado rechazara la nominación del ministro Raúl Mera a la Corte Suprema, este martes el gobierno presentó, ante la comisión de Constitución de la Cámara Alta, al nombre que busca ocupar el puesto dejado por Hugo Dolmestch en el máximo tribunal.

Se trata de la ministra de la Corte de Apelaciones de Santiago, Adelita Ravanales, quien fue el nombre elegido por el Presidente Sebastián Piñera el 3 de septiembre y que debe ser ratificado por el Senado.

Durante la presentación del ministro de Justicia, Hernán Larraín, éste detalló la trayectoria de la magistrada en el Poder Judicial, junto con destacar algunos fallos en los que ha participado.

El secretario de Estado informó que Ravanales ingresó al Poder Judicial como secretaria del Juzgado de Letras de San José de la Mariquina. Posteriormente fue relatora de la Corte de Apelaciones de Valdivia y jueza titular del 19° Juzgado Civil de Santiago, junto con prestar servicios como relatora suplente e interina anual en la Corte Suprema.

Finalmente, desde 2007, Ravanales es ministra de la Corte de Apelaciones de Santiago. Durante su trayectoria también ha participado como coordinadora y docente de cursos de capacitación que ahora son parte de la Academia Judicial. Del mismo modo, destacó que ha sido profesora de la Escuela de Carabineros.

Larraín sostuvo que “es difícil hallar hombres y mujeres de excelencia que piensen que para hacer justicia deben ensayar respuestas ante este Senado a preguntas para las cuales ni la política ni la ley tienen una respuesta cierta y unívoca”.

“Adelita Ravanales es una mujer que reúne a cabalidad los requisitos para integrarse al Máximo Tribunal, tanto por sus la calidad y coherencia jurídica de sus sentencias como por su constante dedicación a la ética judicial y la capacitación de los funcionarios de ese poder del Estado”, sostuvo el secretario de Estado.

En los ámbitos a destacar, Larraín además se refirió a la cantidad de mujeres que actualmente integran la corte: “Y también, quiero agregar, la voluntad de avanzar, en equidad de género, en la integración de nuestro más alto tribunal de la República”.

En cuanto a las sentencias de interés, Larraín indicó que, en el tribunal de alzada capitalino, ha redactado 1.142 sentencias en los últimos seis años.

En cuanto a casos puntuales, destacó una causa que decía relación con una solicitud de inhabilidad contra el ministro Carlos Cerda, la que rechazó debido a que los dichos del magistrado, recogidos por la prensa, no comportaban un dictamen sobre la cuestión pendiente.

Del mismo modo, subrayó un fallo anecdótico de la justicia penal en el que un juez del Séptimo Juzgado de Santiago absolvió a un imputado por el delito de alunizaje, solicitando “antecedentes espaciales”. En la revisión de dicha sentencia, en la Corte de Santiago, el fallo redactado por Ravanales señaló que “los hechos aceptados descartan en forma racional y palmaria que se tratara de un fenómeno aeroespacial consistente en detenerse en un cuerpo celeste extra planetario- como se sostiene en el fallo- pues ocurren en un lugar determinado de la ciudad de Santiago, y se realiza mediante el uso de una camioneta que se conduce precisamente por una de las calles de esta ciudad”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.