Oposición en el Senado fuerza nueva redacción de ley antisaqueos

Imagen-A_UNO_1137737

La Comisión de Seguridad del Senado sesionó ayer en la sede del ex Congreso, en Santiago.

Iniciativa que fue aprobada la semana pasada por la Cámara Baja sufrió profundas modificaciones en su segundo trámite, donde senadores propusieron nuevas fórmulas para tipificar delitos.




A partir de una "hoja en blanco". Así se dio inicio ayer en la Comisión de Seguridad Pública del Senado a la discusión del proyecto que busca sancionar los saqueos y otros desórdenes públicos y que fue despachado el miércoles pasado por la Cámara de Diputados por 127 votos a favor, siete en contra y 13 abstenciones. Esto, luego de que la instancia aprobara una enmienda impulsada por la oposición que suprimió casi la totalidad del texto emanado de la Cámara Baja.

La indicación -apoyada por los senadores José Miguel Insulza (PS), Felipe Harboe (PPD) y Francisco Huenchumilla (DC), y rechazada por los oficialistas Kennet Pugh (ind. RN) y Víctor Pérez (UDI)-, buscaba derogar la incorporación de un nuevo artículo al Código Penal, el que tipificaba delitos relativos a desórdenes públicos, entre ellos, las barricadas o la ocupación de bienes inmuebles.

La única disposición que los senadores mantuvieron de lo aprobado por los diputados fue la norma que incorpora la obligación de aplicar el grado mayor de la pena a los delitos de robo en lugar no habitado, conocida como "antisaqueo", la que de todas formas, según advirtieron los parlamentarios, será modificada.

"Lo que hemos hecho es aprobar la supresión del artículo que venía desde la Cámara de Diputados relativo a los desórdenes públicos, porque consideramos que el proyecto no estaba bien redactado, porque tenía tipos penales que podían criminalizar la protesta social e incorporaba elementos como la usurpación de terrenos agrícolas que no tienen nada que ver con desórdenes públicos", explicó el presidente de la Comisión de Seguridad, Felipe Harboe (PPD).

Pese a que el proyecto se trata de una moción parlamentaria que surgió de un acuerdo entre Renovación Nacional y la Democracia Cristiana, y que fue patrocinada por el Ejecutivo, el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, desestimó ayer que la decisión de los senadores de centroizquierda significara un revés para el gobierno.

"(El artículo) se suprime para incorporar una nueva redacción que está en base a las propuestas de indicaciones que hicieron los senadores, que recoge parte de lo que estaba en la Cámara y también otros perfeccionamientos", señaló el secretario de Estado.

Y añadió que "quedó establecido que lo que se va a incorporar con mayores penas y sanciones son los saqueos, las barricadas y algunos desórdenes públicos, fundamentalmente en el contexto de manifestaciones. El objetivo de este proyecto es proteger, por una parte, el derecho a manifestarse pacíficamente y, por otra, aumentar las sanciones y penas para quienes cometan ese tipo de delitos aprovechándose de manifestaciones legales, pacíficas, por parte de la ciudadanía".

Fuentes del Ejecutivo aseguran que para La Moneda lo relevante es que salga un buen proyecto que permita aumentar la efectividad en la aplicación de penas a estos delitos. En ese sentido, las mismas fuentes señalan que si es necesario darse un mayor tiempo para debatirlo y consensuar una redacción en la Cámara Alta, así lo harán. De hecho, ayer el Ejecutivo ya dio una señal en esa línea comprometiéndose a renovar la urgencia de discusión inmediata con la que se encontraba el proyecto, evitando presionar a los senadores para que despachen el texto esta misma semana.

Asimismo, en el gobierno admiten que lo aprobado por la Cámara era "perfectible" y que al haber ampliado las hipótesis desde el antisaqueo a otras tipificaciones de desórdenes públicos, le permite iniciar en un mejor pie las negociaciones en el Senado. De hecho, el gobierno ya ingresó indicaciones a la moción para precisar y mejorar la redacción de algunas disposiciones. Un proceso que, de todas formas, garantiza que el proyecto irá a tercer trámite una vez que sea visto por la Cámara Alta.

Lo que viene

En la Cámara Alta explican que, dado que esta semana esa corporación se abocará a revisar la acusación constitucional en contra del exministro Andrés Chadwick, la tramitación de la iniciativa recién se retomará el próximo lunes.

Con todo, ayer la instancia también definió consensuar una redacción en torno al delito de saqueo. Entre las propuestas que generaron mayor consenso se encuentra una enmienda presentada por el senador Harboe que propone aumentar en un grado las penas de los delitos contra la propiedad que se cometan en las circunstancias de saqueo.

En el Ejecutivo, en tanto, esperan que las indicaciones que hicieron a las hipótesis de desórdenes públicos que fueron suprimidas por la instancia sean la base para lograr acuerdo, por ejemplo, en materia de lanzamiento de "elementos contundentes, cortantes, punzantes u otros potencialmente aptos para causar la muerte o producir lesiones corporales". Y, asimismo, respecto de la hipótesis que sanciona la utilización de "barricadas o cualquier otro medio destinado a obstaculizar las vías públicas o impedir la libre circulación de personas o vehículos, mediante coacción o amenaza".

Comenta