Paulina Núñez, diputada y vicepresidenta de RN: "No me imagino a Allamand queriendo enredar la conducción de Desbordes"

Imagen-PAULINA-NUÑEZ-3085

Foto: Dedvi Missene

Parlamentaria aborda lo ocurrido en los últimos días, en que la opción "rechazo" para el plebiscito ha ido en aumento en la derecha. Además, plantea que autoridades del Ejecutivo también expresen su postura. "No creo correcto ponerles un bozal a quienes están en el gobierno", dice.


La declaración de ocho de los nueve senadores de RN anunciando que estarán por el "rechazo" en el plebiscito constitucional de abril y la carta que firmaron este jueves 21 diputados de esa colectividad en el mismo sentido dan cuenta del apoyo creciente que tiene esa opción en la centroderecha. Pero la diputada y vicepresidenta de RN, Paulina Núñez, se mantiene firme en la idea de aprobar la redacción de una nueva Constitución. Asegura que ambas opciones son parte de la diversidad del partido y que, además, responden a la lógica de "libertad de acción" que dio el timonel Mario Desbordes.

La opción de rechazo en el plebiscito va creciendo en el oficialismo. ¿Por qué sigue usted en la idea de aprobar?

No podemos perder la posibilidad de liderar un proceso altamente requerido y querido por los chilenos. Yo respaldé la idea de firmar un acuerdo y que en la papeleta aparecieran dos opciones. Pero, de igual forma, creo que es importante escuchar a la ciudadanía y dejar de tomar decisiones entre cuatro paredes o escuchándonos entre nosotros mismos. El eventual triunfo del "apruebo" no es una bandera de la izquierda, es una bandera ciudadana. Yo veo ganas de debatir el Chile que queremos, de participar y de que tengamos una carta de navegación de nuestro país en la que todos nos sintamos representados.

¿Y le sorprendió lo que hicieron los senadores de RN el martes?

No, y tampoco me sorprende lo que hicieron los diputados, porque esta es la historia de RN. Hemos llegado a gobernar dos veces y somos el partido más grande, precisamente, por la diversidad que tenemos. No veo en esto un problema, sino un valor. Antes, cuando había diferencias en RN, se castigaban o se escondían; hoy las promovemos, las respetamos. La directiva fijó la libertad de acción, y esa libertad debe dar garantías para que las posturas se expresen con respeto, con tolerancia y ojalá sin campañas extremas. Por ejemplo, que los que estén por el rechazo no ocupen la campaña del terror.

"Campaña del terror" fue el apelativo que ocupó la diputada Ximena Ossandón para referirse a la decisión de los senadores, mientras que el senador Manuel José Ossandón dijo que sus pares habían caído en un "tremendo error político"...

No catalogo ninguna decisión como "error político", porque creo que en un tema tan relevante están operando las convicciones profundamente. Y respecto de la "campaña del terror", no creo que sea algo generalizado. No me sorprendió la actitud de los senadores, la valoro, pero no me gustó que de los cuatro puntos del documento que entregaron, dos hayan sido aludiendo a que la situación cambió, que la violencia no ha parado y hayan relacionado la nueva Constitución con que la paz no ha llegado. Es labor nuestra que la paz llegue, y para eso, hay que dejar de lado las acusaciones e interpelaciones y dedicarnos a legislar.

Entre quienes se suman al rechazo, el factor común ha sido la violencia. Y, de alguna manera, lo que hay es una crítica velada a la forma en que el gobierno ha enfrentado este tema. ¿Comparte esa crítica?

Creo que al gobierno le ha faltado empoderar más a Carabineros para que ejerzan su labor. También creo que la oposición ha cumplido un pésimo rol, porque nos piden avanzar en el proceso constituyente, pero -a su vez- entorpecen las atribuciones de determinadas autoridades, como los intendentes. Yo esperaría que la oposición dejara que las autoridades gobernaran en materia de orden público. Y el gobierno tiene que fortalecer más la labor de las policías, asegurarles que van a poder cumplir su labor como corresponde, cumpliendo los protocolos. De lo contrario, con este puñado de delincuentes que aún se mantiene en regiones y en Santiago, no vamos a poder recuperar el orden público, que es tan necesario para avanzar en la agenda social.

Aunque los senadores dijeron que su decisión no tenía que ver con el rol de Desbordes ni había cuestionamientos a su labor, para algunos lo ocurrido fue una "quitada de piso". ¿Cuál es la lectura que hace usted?

Para nada es una "quitada de piso". Es el presidente del partido el que ha conducido este proceso, no solo liderando el acuerdo, sino adelantándose a lo que podía venir en el partido, porque conoce el partido, al dar libertad de acción. Al hacerlo, entiende que van a venir acciones concretas para una u otra alternativa. El presidente del partido ha garantizado esa libertad de acción y, más importante aún, nos ha solicitado que tengamos acciones conjuntas, uniéndonos en torno al contenido. No veo problemas en que los senadores se activen o parte de la bancada se active, porque es importante entender que aquí no es estamos midiendo fuerzas internas.

La cara más visible de la opción "rechazo" es el senador Andrés Allamand, quien fue parte de las conversaciones que derivaron en el acuerdo y, en los últimos días, ha articulado la opción del "No" en RN. ¿Cuál es su evaluación del rol que él ha tenido?

Los partidos tienen vocación de ganar elecciones y defender ideas. Ambas cosas no van por separado. Por tanto, cuando uno toma una opción, tiene que tener esas dos cosas a la vista, y creo que eso es lo que él ha hecho: tanto defender ideas, de reformar la Constitución y no partir de cero, dentro de un acuerdo, y representar a un sector de la derecha que no quiere avanzar en una nueva Constitución. Yo valoro su opción, con el límite en que sea una campaña netamente constitucional, no que tenga otros objetivos.

¿Qué quiere decir con que no tenga "otros objetivos": que no se presidencialice?

No lo digo por eso, sino porque algunos han planteado que aquí se está haciendo un "parelé" al presidente del partido. Yo no lo veo así, no veo que una persona que, en materia constitucional, ha venido participando desde los grandes acuerdos en dictadura y luego en democracia, que hoy día ocupe esto con ese objetivo. Al contrario, creo que está defendiendo una posición en la que cree profundamente. No me imagino a un Andrés Allamand queriendo enredar la conducción de Mario Desbordes.

¿No hay un choque entre dos liderazgos?

No, para nada.

¿Y ve riesgo de quiebre al interior del partido o una polarización a partir de estas dos opciones?

El que pretenda con esto hacer un gallito o quebrar el partido va a quedar solo. Nuestro valor agregado es, precisamente, la unidad en donde conviven distintas visiones. No veo ningún problema y no le tengo miedo a la diversidad.

En entrevista con La Tercera, el diputado Eduardo Durán (RN) pidió al gobierno que se mantuviera neutral en el proceso. ¿Comparte esa opinión?

No. Creo que el Presidente sí, porque es el Presidente de todos los chilenos, y tanto él como el gobierno deben conducir el proceso constituyente, pero creo que las autoridades de gobierno tienen opinión y es legítimo que la planteen. Si vamos a iniciar un proceso con participación ciudadana, no podemos dejar de lado a aquellos que están ejerciendo un cargo, me parecería ilógico. Estamos viviendo un proceso histórico, y no creo correcto ponerles un bozal a quienes están en el gobierno.

Comenta