Piñera analiza con Chile Vamos crisis del sector y fijarán cumbre para zanjar pugnas

05 de Julio 2020 El Presidente de la Republica, Sebastian Piñera, junto a ministros y parlamentarios de Chile Vamos presento en la Moneda el plan de protección para la clase media, debido a la pandemia de Coronavirus Covid 19 que afecta al pais. Foto : Andres Perez

Presidente, parlamentarios y dirigentes de la UDI, RN y Evópoli abordaron ayer en La Moneda problemas del bloque.Convinieron una cita para abordar conflictos y evitar que sigan escalando las diferencias en el conglomerado.




No fue una discusión, pero tampoco hubo ambiente para bromas. Es lo que describen participantes de la larga conversación entre los delegados de la UDI, RN y Evópoli y el Presidente Sebastián Piñera, cerca del mediodía de hoy en La Moneda, donde hubo un intercambio de puntos de vista sobre los sucesivos conflictos que han escalado entre los partidos, y que tiene a algunos dirigentes “abatidos” y a otros muy molestos por el clima oficialista.

El fallido veto que buscaba beneficiar a los alcaldes impedidos a ir a la reelección, la pugna por la admisibilidad de los proyectos de ley y el caso del posnatal de emergencia obligaron a tratar el asunto antes de que el Mandatario anunciara -junto a ellos- un paquete de medidas económicas para la clase media. Todo, en un ambiente donde las críticas del sector alcanzan al gobierno y a sus ministros.

La reunión -según dos de los presentes- terminó con el acuerdo de fijar una cita cumbre para tratar de apagar los conflictos en Chile Vamos y el Ejecutivo antes de que la situación siga escalando. Pero antes de eso, Piñera fue escuchando por turnos -el ministro Gonzalo Blumel les iba dando la palabra- a los parlamentarios y dirigentes presentes.

La primera fue la diputada RN Paulina Núñez, a quien la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, le había enrostrado el viernes en T13 que ha sido “seducida por el populismo” al apoyar el posnatal de emergencia pese a ser inconstitucional y pese a que su marido es el ministro de Desarrollo Social e integra el comité político.

Cristián Monckeberg, que había llegado junto a ella a Palacio, no intervino en la conversación. Tampoco los otros ministros presentes (Felipe Ward, Raúl Figueroa, Ignacio Briones, Karla Rubilar y Blumel).

Van Rysselberghe y su par RN Mario Desbordes no estaban, porque casi a la misma hora debatían en Canal 13. Allí el diputado criticaba sus dichos contra Núñez y Monckeberg. “Es hasta un poco machista”, dijo. La senadora UDI retrucó que mal podía ser ella machista si ha tenido que lidiar por años con “el Club de Toby”. Pero no cedió en el punto de que falta lealtad en el bloque.

Volviendo a La Moneda, Núñez (quien asistió en representación de Desbordes y que en la actividad oficial se instaló a la derecha de Piñera) justificó su opción en el caso del posnatal y, entre otros puntos, planteó que lo ideal habría sido que el gobierno escuchara las propuestas de sus parlamentarios. Y que lo que algunos califican de “populismo” son necesidades de la ciudadanía. A lo que la jefa de los diputados UDI, María José Hoffmann, acotó que en tal caso debería haber socializado eso con la coalición antes de unir fuerzas con la oposición.

Sin que la conversación subiera de tono, el Presidente fue escuchando argumentos y a su turno respondió por lo sucedido en el “caso alcaldes”, explicando largamente la historia de la ley y aludiendo a la misma defensa que han hecho en el gobierno: que no había votos del sector. También estaban presentes por Evópoli su presidente, Hernán Larraín Matte, y el diputado Luciano Cruz-Coke; por la UDI el senador Iván Moreira y el diputado Álvaro Carter. Por el PRI, Rodrigo Caramori.

Hubo más intervenciones, pero entre los que participaron insisten en que el fondo de la cita fue hacerse cargo del crítico momento del sector. En La Moneda y en Chile Vamos hoy varias voces calificaban el cuadro como de muy delicado y de urgente solución, al punto que Hoffmann advirtió que el sector debe evitar caer en el “germen” de divisiones que liquidó a la Concertación.

“Tenemos que hacer todos los esfuerzos como gobierno por mantener las confianzas”, había advertido a su vez, en otra actividad, la ministra Rubilar.

Según una versión, Piñera les expresó que reconocía que están en una situación difícil, y que tanto el gobierno como su coalición tienen la obligación de coordinarse. Por eso, los presentes acordaron fijar un cónclave para resolver los diversos frentes de conflicto. Según dos parlamentarios presentes, el Mandatario habría consultado si en la cita -con fecha por agendar- participarán los presidentes de partidos, o también los jefes de las bancadas en el Congreso u otros delegados, punto que algunos leyeron como una alusión a las facciones internas, como el caso de RN.

“Fue una conversación franca, porque hay conciencia de que el ambiente está muy tenso en Chile Vamos y que necesitamos enfrentar nuestras diferencias y avanzar hacia una nueva etapa”, comentó más tarde Larraín Matte. Hoffmann rescató el “gesto” de que el anuncio de hoy recogiera ideas de su partido: “Haber acogido las propuestas de la UDI demuestra que no es necesario saltarse la Constitución ni caer en populismos para que el gobierno escuche a la clase media y las sensibilidades de los partidos”.

Dado todo esto, en Palacio dan casi por descontado que la crisis del sector se tratará en los dos comités políticos de los lunes: el de Piñera con sus ministros y el de éstos con los partidos.

Comenta