Piñera da inicio a "una nueva etapa" del gobierno y dice que el país necesita "con urgencia un gran acuerdo nacional contra la violencia y en defensa de la democracia"

A_UNO_1157676

El Mandatario -que retornó hoy de sus vacaciones- agregó que "ese acuerdo no tiene solo que condenar la violencia y defender la democracia, tiene que condenar a quienes no condenan la violencia y a los que no defienden la democracia"




"Estamos iniciando una nueva etapa de nuestro gobierno".

Estas fueron las primeras palabras que el Presidente Sebastián Piñera entregó tras volver de sus vacaciones en el Lago Ranco a La Moneda donde desde pasadas las 8.00 lideró un nuevo consejo de gabinete ministerial.

Esta reunión del Mandatario con todos sus ministros se da en medio de rumores de un eventual cambio de gabinete, así como también la pronta llegada de marzo, mes que se prevé sea complejo en materia de orden público, y por los hechos de violencia que se han visto en los últimos días, especialmente los ocurridos ayer en Viña del Mar en el marco del Festival de la Canción de la ciudad jardín. 

Justamente el tema del orden público fue uno de los temas que, según el Mandatario, serán unas de sus prioridades más importantes en el inicio de esta nueva etapa de gobierno.

"Recuperar el orden público, esa es nuestra prioridad número uno. Porque la violencia es un atentado a la democracia, a los DD.HH., a los proyectos de vida de millones y millones de chilenos. Por eso lo que estamos planteando que el país necesita con urgencia un gran acuerdo nacional contra la violencia y en defensa de la democracia. Y ese acuerdo no tiene solo que condenar la violencia y defender la democracia, tiene que condenar a quienes no condenan la violencia y a los que no defienden la democracia", afirmó Piñera en el encuentro.

[caption id="attachment_1019306" align="alignnone" width="900"]

El Mandatario junto a sus ministros en La Moneda.

Foto: Agencia Uno.[/caption]

En ese sentido, el jefe de Estado aseguró que "para darle contenido a este gran acuerdo nacional contra la violencia y por la democracia, yo creo que es muy importante que demos avances significativos durante marzo, en dos grandes agendas".

"Primero la agenda social. Tenemos que lograr avances significativos en la mejora de las pensiones para 860 mil personas de clase media, especialmente mujeres. Y ese proyecto está todavía en el Congreso. Tenemos que tener avances significativos en crear el ingreso mínimo garantizado, que va a beneficiar a más de 700 mil trabajadores de bajos ingresos de nuestro país. Tenemos que lograr avances significativos en la reforma a la salud, en mejor Fonasa, que le va a mejorar el acceso y la calidad en la salud a 14 millones de chilenos. Esos tres son los principales pilares de la agenda social. No son los únicos, pero son los más importantes", añadió el Presidente.

Por otro lado, destacó también la necesidad de "avanzar en una agenda de seguridad ciudadana y orden público. Por eso avanzar en el proyecto de ley que moderniza a Carabineros para tener un cuerpo de Carabineros que pueda cumplir el rol de asegurar el orden público y la seguridad ciudadana".

También destacó que es importante "avanzar en el proyecto de ley que mejora el sistema nacional de inteligencia para poder anticiparnos y combatir con inteligencia la delincuencia , el crimen, el narcotráfico y el terrorismo. Y tenemos que avanzar también en la ley de infraestructura crítica, para poder permitir que las FF.AA. colaboren en la protección de nuestra infraestructura crítica, como los hospitales, nuestras plantas de agua potable, nuestras plantas de electricidad. Esas son medidas fundamentales en el área de la seguridad ciudadana".

"Y por esa razón creo que tenemos que hacer todos los esfuerzos para que este acuerdo por la democracia y contra la violencia, se concrete, se clarifique, que denunciemos y aislemos a quienes están en contra de la violencia y contra la democracia", afirmó el Mandatario. Para concluir con que "éstas son las grandes tareas y desafíos para marzo".

"Chile ya ha tenido demasiada violencia"

Finalizada la reunión con sus ministros, el Mandatario realizó un punto de prensa, donde reiteró el llamado al acuerdo nacional contra la violencia y la democracia.

Reafirmando el llamado al Congreso para que se avance y aprueben los proyectos de la agenda social y de seguridad que promueve el Ejecutivo.

"Estoy seguro que interpreto a la inmensa mayoría de mis compatriotas al afirmar que Chile ya ha tenido demasiada violencia y que llegó el tiempo de un gran acuerdo contra la violencia, por la democracia y por la paz", sostuvo Piñera.

Y agregó que "aquí la línea divisoria no es entre gobierno y oposición, es mucha más significativa y profunda. La línea divisoria es entre aquellos que creen en la democracia y que quieren vivir en paz y aquellos que practican la violencia y quieren destruir nuestra democracia". 

Comenta