Piñera prepara retorno gradual de funcionarios públicos y protocolo para sector privado

El Presidente Sebastián Piñera durante la cadena nacional que se emitió la noche de este domingo.

El Presidente y el gobierno recalcaron esta noche que la medida para que vuelvan los trabajadores del Estado será paulatina. Anunció una ley de teletrabajo para el sector público en medio de la polémica.




A través de una cadena nacional, el Presidente de la República, Sebastián Piñera, abordó la noche de este domingo situación actual que vive el país en medio de la pandemia por la propagación del Covid-19.

En su discurso, el Mandatario dio a conocer una serie de medidas, entre ellas, y en medio de la polémica generada por el instructivo para el retorno “gradual” de funcionarios públicos al trabajo presencial, informó que se ingresará un proyecto para el teletrabajo.

“Para seguir avanzando en estas materias, quiero anunciar que enviaremos un proyecto de ley que regule el teletrabajo en el sector público”, sostuvo, añadiendo que “hemos preparado estrictos protocolos de salud que deberán aplicarse para proteger la salud y la vida de los trabajadores del sector privado que vuelvan gradualmente a sus trabajos presenciales”.

Los ministros Blumel y Briones explicaron ayer los alcances del polémico instructivo de retorno a las labores de funcionarios públicos.

En su balance -donde habló de 113 muertes en Chile y después la vocera de gobierno, Karla Rubilar, tuvo que corregir diciendo que hubo un error de “tipeo” y que eran 133 fallecidos-, el Jefe de Estado aseguró que encontrar una vacuna eficaz y masiva para enfrentar el coronavirus podría durar hasta dos años y por eso hay que aprender a vivir en una “nueva normalidad”.

En esa línea, manifestó que la “profunda recesión” mundial que generará la crisis sanitaria “se traducirá en pérdidas de empleos, reducción de ingresos, quiebras de empresas, caídas del producto y muchos otros males, lo que afectará a todos los chilenos, y muy especialmente a la clase media y los sectores más vulnerables de nuestro país”, y sostuvo que hay que preparse para eso, asegurando que “no existe una contradicción entre proteger la salud y la vida de las personas y proteger sus empleos, ingresos y calidad de vida, pues estos últimos también afectan la salud y la vida de nuestros compatriotas”.

En esa dirección, anunció que además de las medidas que ya se han adoptado esta semana anunciarán dos adicionales “para proteger a las familias y trabajadores informales y vulnerables, y la segunda para proteger a los trabajadores que emiten boletas de honorarios”.

Al final de su discurso, Piñera reiteró que se está, de “manera gradual y responsable, privilegiando la protección de la salud y la vida de todos los chilenos, nos estamos preparando, al igual que muchos otros países, para esta nueva normalidad, en que deberemos vivir con el coronavirus entre nosotros, por un período que estimamos en hasta dos años, durante el cual deberemos compatibilizar la protección de nuestra salud con el trabajo y las necesidades de nuestras vidas”.

Y añadió que “desde el 18 de octubre no hemos tenido un solo día de descanso y hemos debido tomar muchas decisiones difíciles. Lo más fácil habría sido hacer solo lo que era fácil o popular. Pero muchas veces las decisiones correctas son difíciles e impopulares y como Presidente de todos los chilenos siempre privilegiaré el interés superior y permanente de todos mis compatriotas”.

Flexibilización del instructivo

En tanto, dos concesiones hizo hoy el gobierno -aunque sin renunciar al fondo- para intentar aplacar el conflicto derivado de la orden presidencial para que los funcionarios públicos comenzaran a abandonar el teletrabajo y volvieran a sus puestos desde hoy, pese a que aún no se llega al peak de contagios de coronavirus. Ahora el retorno presencial tampoco se concretará esta semana, sino que solo lo harán los jefes y directivos de servicio. Y la “gradualidad” del retorno presencial se extenderá hasta el próximo mes de mayo, y ya no en abril, como se había recalcado durante el fin de semana.

Así lo aclararon los firmantes del polémico instructivo, los ministros Gonzalo Blumel (Interior) e Ignacio Briones (Hacienda), junto al director del Servicio Civil, Alejandro Weber, en un punto de prensa pasadas las 19.30 horas. Fue la tercera de las cuatro intervenciones públicas -al igual que el sábado- que el Ejecutivo tuvo que desplegar por este asunto.

Eso, luego de sucesivas reuniones en La Moneda tras el pleito, que ya lleva tres días, que continuara luego d que en la mañana el Minsal justificara no haber consultado la medida con el consejo asesor del Minsal ni la mesa Covid-19, mientras que el rechazo se tradujera en acciones judiciales y ante la Contraloría.

La segunda concesión fue, precisamente, que ahora el gobierno “someterá estos planes y propuestas (que deben preparar los jefes de servicios para el retorno de los trabajadores)a las recomendaciones y sugerencias del consejo asesor” del Minsal, según aclaró Blumel.

Hoy el ministro Jaime Mañalich y la subsecretaria Paula Daza habían justificado por qué no consultaron la medida a los asesores de Salud.

El jefe de cartera arguyó -en Canal 13- que “ellos dan consejos. No corresponde que les consultemos”. Y advirtió que “no les podemos preguntar, porque eso significa que ellos serían perseguibles penalmente”.

El ministro también acusó que “se ha hecho un uso malicioso de esto”, atacando la crítica opositora de que la administración Piñera ordena esto por razones económicas, al igual que el plan para reabrir malls, y agregó que “se propone una vuelta gradual que tiene que ver con los trabajadores del sector público, pero es una señal para todo el mundo laboral”.

Pasos a seguir

Con este nuevo escenario, según explicaron las autoridades, entre hoy y el viernes solo volverán “los jefes de servicio, de división y de departamento”y que ellos tendrán que preparar sus planes. Deberán informar quiénes estarán en condiciones de volver y quiénes no, y tendrán plazo hasta el 24 de abril para remitirle al Servicio Civil resoluciones fundadas.

En tanto, la Anef reiteró su llamado a que los funcionarios no vuelvan presencialmente a sus puestos e ingresará un recurso de protección a la justicia.

A su vez, en los partidos del bloque la duda es hasta dónde llegar. En la DC dijeron que “no descartamos nada”, incluso “todas las acciones posibles de fiscalización de la Cámara, interpelaciones y eventualmente citaciones”. En la mesa PS -que hoy se reunió con sus parlamentarios- no negaron que se han mencionado escenarios de interpelaciones y acusaciones.

Comenta