Profundo cambio en el Alto Mando: 47 generales removidos en un año

Imagen PETICION DE RENUNCIA DE HERMES SOTO4 (44095826)

El gobierno anunció ayer la salida de 10 generales de la policía.

Carabineros alista la salida de 10 altos oficiales, los que se suman a los 37 anteriores. Algunos de los removidos señalaron que no habían sido notificados y atribuían la decisión al gobierno.




Cuando asumió como general director de Carabineros, el general Hermes Soto movió el tablero entero del Alto Mando. Como era el sexto en la línea de sucesión, después de Bruno Villalobos, su ascenso significó la salida inmediata de cinco generales inspectores, es decir, los de más grado. Además, debieron subir otros oficiales, lo que significó más bajas.

Luego, en octubre de este año, pasaron a retiro cinco generales más, y en diciembre, luego de los cuestionamientos por el caso Catrillanca, Soto debió pedirle la renuncia a su amigo, Christian Franzani, exjefe de Orden y Seguridad.

Hasta la semana pasada, según las mismas cuentas sacadas por Hermes Soto, eran 37 los generales que habían pasado a retiro desde que asumió su cargo. Las salidas de cada uno de estos oficiales fueron autorizadas por el gobierno, el que aprobó las propuestas de Carabineros.

No han sido notificados

Pero los números "rojos" no pararon. Ayer, el general director debió oficializar la salida de 10 generales más (ver recuadro), entre ellos, el subdirector de Carabineros, el general Álvaro Altamirano; el jefe de zona de La Araucanía, Andrés Gallegos; el jefe de Finanzas, René Ureta, y el jefe de Personal, Kurt Haarmman, entre otros. Con estas bajas, en total ya son 47 los generales que han pasado a retiro en un año. Esto significa que prácticamente se ha renovado el Alto Mando en su totalidad, el que está compuesto por 42 oficiales.

Las razones del porqué salen los 10 generales, hasta ayer eran desconocidas al interior del Alto Mando. Los oficiales señalaron que no habían sido notificados de su salida hasta el cierre de esta edición y que ellos seguirían en sus funciones.

Ayer, ninguno de los generales salientes conversó sobre el tema con el general Hermes Soto, desconociendo lo ocurrido con sus puestos y afirmando que hoy se presentarán en sus respectivos puestos de trabajo.

Al interior de la policía uniformada dicen que la salida del Alto Mando es una instrucción que viene desde el gobierno y no es una decisión que el general Soto quiso tomar, pues sus cargos siempre están a disposición de la máxima autoridad, una vez transcurridos los 30 años de servicio.

Además, agregaron las mimas fuentes consultadas, que con el retiro de estos 10 generales se está intentando "abrir" el camino para que el sucesor de Soto sea quien arme su cuerpo de generales.

Con este panorama, el núcleo duro del Alto Mando, es decir los seis generales inspectores, será ocupado por generales de más bajo rango. Algunos, incluso, recién con un año de máximo oficial.

Esto abre algunas dudas al interior de Carabineros, pues se están preguntando si los uniformados que asuman como generales inspectores están capacitados para asumir esos cargos.

Para el diputado PS Leonardo Soto, "la única forma de entender esto es que es una crisis profunda. Hay generales sin experiencia, pero los problemas son tan grandes que lo que importa es la disposición del nuevo Alto Mando para enfrentar esta crisis. Más importante que la experiencia es la voluntad de hacer cambios profundos".

En tanto, el diputado RN Gonzalo Fuenzalida manifestó que "será un mando con menor experiencia, pero con un gran desafío, donde se necesita liderazgo, mando y eficiencia, y estaremos todos detrás de ellos para apoyarlos y así Carabineros vuelva a ser una institución que enorgullezca a todos los chilenos".

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.