Rechazo transversal genera idea de senador Guillier de adelantar elecciones

Imagen-GUILLER-2,-aLEJANDRO

Presidentes de ambas cámaras y timoneles partidistas dejaron sin piso propuesta del excandidato presidencial. Algunos parlamentarios del Frente Amplio y el PC lo respaldaron.


Que el Mandatario Sebastián Piñera convoque a elecciones presidenciales y parlamentarias anticipadas, en medio de la crisis social que vive el país. Esa es la propuesta que el senador independiente y excandidato presidencial Alejandro Guillier hizo este lunes y generó un rechazo transversal en el mundo político.

"Presidente, el tiempo se acabó. El acuerdo de San Damián es demasiado poco y demasiado tarde. La posibilidad de construir un nuevo Chile requiere que usted llame a elecciones anticipadas de Presidente de la República y la totalidad del Congreso Nacional", escribió el senador en su cuenta de Twitter, aludiendo la decisión del gobierno de abrirse a un debate constituyente.

Más tarde, en la sede del Congreso en Santiago, Guillier -quien fue derrotado por amplia mayoría en las pasadas elecciones por el actual Jefe de Estado- ratificó sus dichos y apuntó a que Piñera debe dar un paso al costado, argumentando que no puede estar a la cabeza de ese proceso. "El Presidente no tiene la legitimidad, la gente tampoco le cree, porque él no estuvo de acuerdo (con una nueva Constitución). El domingo en la mañana dijo que no le gustaba, que le parecían algunas reformas, lo obligaron y un Presidente obligado no va a avanzar. Y en el Congreso no veo ninguna posibilidad de legitimar una reforma, no nos van a creer. Convoquemos a los ciudadanos, adelantemos las elecciones generales,eso es perfectamente posible".

La declaración de Guillier, según cercanos al legislador, no fue conversada previamente con otros parlamentarios. Su idea era dar una señal fuerte de rechazo al manejo de la crisis por parte del gobierno, pero dentro de un marco constitucional. Es decir, señala un cercano al senador, no pedir la renuncia del Presidente, sino que hacer un llamado a adelantar las elecciones.

Pero el rechazo a sus declaraciones sería rápido y transversal. Los propios presidentes de ambas cámaras del Congreso los calificaron como un error.

"Discrepo de lo planteado por el senador Guillier en cuanto a llamar a elecciones presidenciales y parlamentarias anticipadas. Eso da a entender que si hubiera ganado la elección presidencial, ante una crisis como esta, habría renunciado. Creo que no es el camino correcto. Entre todos debemos trabajar para responder adecuadamente a las demandas ciudadanas", sostuvo el líder de la Cámara Alta, Jaime Quintana (PPD).

En la misma línea, el presidente de la Cámara Baja, Iván Flores, manifestó que "No lo comparto. Me parece que no es el momento y que no es oportuno. Hay que buscar una salida ahora al conflicto, dando respuestas claras a la demanda social y darle un canal rápido y expedito (...). Pero no es desarmando la institucionalidad que se resuelven los problemas".

Los presidentes de los partidos de la oposición también se desmarcaron de la idea. "Elecciones en el marco de la Constitución del 80 es más de lo mismo", sostuvo el timonel PS, Álvaro Elizalde. En tanto, su par Heraldo Muñoz (PPD) señaló que "estoy absolutamente en desacuerdo con esa idea (...); el crear un vacío de poder llamando a elecciones es cambiar las reglas del juego en mitad del juego". A su vez, el presidente de la DC, Fuad Chahin, sostuvo que "en lugar de andar pidiendo adelantar las elecciones, debiéramos preocuparnos del proceso constituyente". Y el timonel radical, Carlos Maldonado, aseguró que "Chile, salvo trágicas excepciones, se ha caracterizado por su estabilidad institucional y el cumplimento de los mandatos entregados".

Desde el oficialismo, todos repudiaron la idea y el senador RN Andrés Allamand le respondió al propio legislador a través de su cuenta de Twitter: "Alejandro, hablas de democracia y buscas pasar por encima de un gobierno electo democráticamente. Hoy, Chile necesita responsabilidad, no oportunismo. Necesita acuerdos para abrir caminos de solución, no propuestas populistas para la galería".

No obstante, el senador Guillier también tuvo algunos respaldos en el Parlamento. Consultada frente a la propuesta, la diputada Camila Vallejo (PC) sostuvo que "desde el momento uno la bancada del PC dijo: ante esta crisis, lo que corresponde es, incluso, poner nuestros cargos a disposición, llamar anticipadamente a elecciones y estamos disponibles para eso. Si aquí hay una crisis política institucional y, evidentemente, podría ameritar un llamado anticipado de elecciones. Pero que no se nos pase de vista la necesidad del cambio a la Constitución".

En la misma línea, el diputado humanista Tomás Hirsch señaló: "Uno empieza a pensar que la única alternativa real para superar esta crisis es que el Presidente dé un paso al costado".

Comenta