Sichel endurece tono con Chile Podemos Más y los emplaza a definir si están con su proyecto o el de Kast

El descuelgue de un senador y cuatro diputados UDI en favor de la candidatura del líder del Partido Republicano provocaron un remezón en el comando del abanderado oficialista, quien encabezó ayer una reunión de emergencia con su equipo más íntimo para analizar el futuro de su campaña y la relación con la coalición oficialista. Tras la cita, en una declaración en su comando, Sichel entregó libertad de acción a los partidos para apoyar al abanderado que quieran y les enrostró que no están cumpliendo con el compromiso de respetar al ganador de las primarias.



Flanqueado por su equipo más íntimo, pasadas las 21.00, el abanderado de Chile Podemos Más, Sebastián Sichel, realizó ayer un duro emplazamiento a las colectividades oficialistas, para que definan si están con su proyecto político o el del abanderado del Partido Republicano, José Antonio Kast. “Siempre creí que un independiente podía ser parte de una coalición, nos hemos dado cuenta de que algunos quieren volver al pasado y apoyar una antigua derecha”, partió diciendo Sichel, en la sede de su comando, ubicado en Las Condes.

La declaración del exministro de Desarrollo Social se concretó luego de una de las jornadas más duras que le ha tocado enfrentar durante la campaña de cara a la primera vuelta presidencial del próximo 21 de noviembre. Sus palabras habían estado antecedidas por el descuelgue en cadena de parlamentarios UDI en favor de la campaña de Kast, quien ha ido desplazando a Sichel en los sondeos de opinión, ubicándose como el favorito para llegar a La Moneda.

Durante el día, el primer senador UDI (de los nueve que tiene esa colectividad) salió a respaldar a Kast: el exministro Claudio Alvarado, quien fue designado en el cargo en reemplazo de Víctor Pérez cuando asumió en el Ministerio del Interior.

“Desde ya prefiero apoyar derechamente en primera vuelta a Kast”, dijo Alvarado a La Segunda. El respaldo del parlamentario se agregó a los que ya habían entregado días atrás algunos diputados RN y convencionales del sector.

Más tarde, fue el turno del diputado Cristián Labbé quien dijo a Canal 13 que “hoy Kast lidera a la derecha”. A eso se fueron sumando otros legisladores que, consultados por La Tercera, reconocieron que apoyarán a Kast o manifestaron tener dudas respecto a la opción de Sichel.

De los 26 diputados de la bancada, cuatro se declararon ayer en favor del abanderado del Partido Republicano, otros se mantuvieron con Sichel, algunos se encuentran en reflexión y otros no respondieron. El diputado Celso Morales contó que este viernes fue invitado para acompañar a Kast en una actividad de campaña en Curicó donde lo apoyará públicamente.

Sus pares, Sergio Bobadilla e Iván Norambuena, en tanto, también afirmaron que votarán por Kast. “Me interpreta el discurso de José Antonio. Y debemos hacer los mejores esfuerzos para que el que pase a segunda vuelta apoye al otro. Sichel debe hacer esfuerzos en ese sentido”, sostuvo Bobadilla, mientras que Norambuena agregó que “no sólo voy a votar por Kast, voy a trabajar por él”.

En esa bancada, además, el diputado Jorge Alessandri también entregaría su apoyo al líder de los republicanos, sin embargo, consultado al respecto indicó que “yo estoy igual de cómodo trabajando una segunda vuelta y recorriendo Chile por Kast que por Sichel”.

La mayoría de esos diputados, en todo caso, resaltan en el sector y en el comando de Sichel, son considerados del ala “más conservadora” de la UDI. Por otro lado, Osvaldo Urrutia dijo que “estoy evaluando” la opción presidencial, mientras que Álvaro Carter (exUDI), según su entorno, también está en reflexión.

Otros como Sergio Gahona, Cristián Moreira, Nino Baltolu y Juan Manuel Fuenzalida señalaron que mantienen su apoyo a Sichel. En el comité UDI, en tanto, de los ocho senadores restantes que conforman la bancada, los senadores Iván Moreira, Luz Ebensperger, Juan Antonio Coloma, Alejandro García Huidobro, David Sandoval, Ena von Baer y José Durana mantienen su respaldo al exministro. Por parte de Jacqueline van Rysselberghe no hubo respuesta.

Reunión de emergencia en el comando

En medio de los descuelgues de parlamentarios se encendieron las alertas en el comando de Sichel. En el entorno del abanderado había molestia porque consideran que sectores de los partidos han sido “desleales” con quien legítimamente ganó la primaria. Por lo mismo, ayer en la tarde Sichel encabezó una reunión con su equipo más próximo en donde, incluso, según sostienen fuentes que conocieron el debate interno, en sus puntos más álgido llevó incluso a algunos a poner sobre el tapete el futuro de la candidatura del exministro.

La opción que tomó fuerza durante la tarde, según transmitían en el comando, era hacer un emplazamiento a los parlamentarios y dirigentes del sector para que sinceren su opción presidencial, lo que finalmente terminó haciendo Sichel. Decretar una suerte de “libertad de acción” que establezca un escenario claro y neutralice los descuelgues por goteo. Así se desechó la alternativa que -los más duros del comando intentaron que se evaluara- y que apuntaba a tomar distancia con Chile Podemos Más y seguir la candidatura con su círculo más estrecho.

El emplazamiento, sostenían anoche en el comando es que les permite, en lo que resta de campaña, defender la existencia de una “centroderecha moderna y una antigua, que son distintas”.

En este contexto, Sichel alistó su declaración con su equipo: Pedro Browne, Juan José Santa Cruz, Katherine Martorell y Victoria Paz. “No vamos a aceptar es el chantaje de aquellos que quieren que me transforme en algo que no soy”, manifestó, posteriormente, en su declaración.

Asimismo, el abanderado si bien en su punto de prensa dio “libertad de acción” para que apoyen a la candidatura que estimen conveniente, le enrostró a las colectividades que no están cumpliendo con el compromiso de respaldar al ganador de las primarias oficialistas. “Es una decisión que tienen que tomar los partidos. Lo que estoy diciendo yo es que no solo les pido que declaren libertad de acción, es que tomen definiciones cada uno de los partidos de dónde quieren estar. Si en un proyecto que representa para mí la antigua derecha, que es volver 40 años atrás, o un proyecto que tiene la capacidad de entender que hay diversidad de partidos, que necesitamos acoger a muchos independientes”, aseguró.

Si bien en un inicio la idea era sostener una reunión telemática previa a la declaración con las colectividades, finalmente Santa Cruz y Browne terminaron llamando a los presidentes de partidos para informarles sobre el contenido del punto de prensa. Y, de acuerdo a las mismas fuentes, acordaron un encuentro posterior.

El inicio de la tensa jornada

–No nos informan nada. Pido que nos juntemos y no nos responden. No nos bajan ni la agenda. Ni la estrategia. Nada de nada. Entonces, ¿cuál es nuestro rol? ¿Transparentemos que ninguno? Ok.

El reclamo lo hizo el lunes en la tarde la convencional Carol Bown (UDI) en el grupo de WhatsApp denominado “Comando Unido Sichel”, instancia en la que participan dirigentes de las colectividades de Chile Podemos Más, el equipo del abanderado oficialista y el propio candidato.

Ese grupo se conformó luego del triunfo de Sichel en las primarias -en julio pasado- ante la demanda de los partidos por ser incluidos en la toma de decisiones de la campaña. Hasta entonces crecía la molestia por la estrategia del candidato de resaltar en demasía su “condición de independiente”. El paso de las semanas, sin embargo, trajo consigo una caída sustantiva en las preferencias presidenciales del exministro de Desarrollo Social y -en medio de nuevas críticas- el comando se vio forzado a sumar a los presidentes y secretarios generales de Chile Podemos Más al equipo operativo de la campaña con el objetivo de contener los cuestionamientos y tomar nota de las sensibilidades de los partidos del bloque.

Así los líderes de las colectividades entraron directamente a la reunión semanal de coordinación y estrategia programada todos los lunes a las 9:00 A.M

En el mismo grupo de WhatsApp, Browne retrucó a Bown aludiendo precisamente al rediseño de la participación de los partidos en el comando, cuyos representantes -le recordó- son los encargados de realizar las bajadas al resto de los dirigentes de sus respectivas colectividades.

El diálogo entre ambos, según comentan quienes integran el grupo, ya daba cuenta de la crisis que se estaba instalando al interior del oficialismo respecto al devenir de la campaña y las diferencias que habían al interior del mismo comando sobre la última estrategia adoptada por Sichel: apuntar directamente a Kast.

De hecho, por la tarde de ayer se tensionó aún más el ambiente. Esto, debido a que en el comando ya había malestar tras percatarse de la filtración del grupo de WhatsApp sobre los cuestionamientos a la estrategia de campaña. Por lo mismo, Sichel durante la tarde se salió de esa instancia. “SS se salió para evitar que se le vincule a discusiones en alguna filtración”, explicó Browne, por la misma vía.

Malestar por la estrategia

Desde el domingo, en Chile Podemos Más comenzaron a advertir a Sichel su incomodidad con la estrategia de diferenciación con Kast debido a que, quien sea que pase al balotaje, necesitará del apoyo del otro.

Es un hecho que en el sector algunos no han compartido la ofensiva en contra del líder de Republicanos. De hecho, Bown en el mismo grupo de WhatsApp señaló: “Lamento mucho que se siga sin entender que el rival está a la izquierda y no a la derecha”, mientras que Browne agregó: ``Para entender Carol, ¿JAK es un aliado? ¿No competimos con él? ¿Cuál es el pecado de marcar diferencias respecto de los programas de gobierno? (...). Me sorprende tanta pleitesía con JAK”.

Por su parte, en el señalado chat, el secretario general de RN, Diego Schalper, acotó que “¿a qué votante estamos apuntando con eso? , mientras que el UDI Rodrigo Arellano manifestó que “acá no se trata de pleitesía ni cariños. Yo quiero que SS (Sebastián Sichel) gane y bien, creo que el camino que estamos tomando está equivocado”.

Un representante de los partidos de Chile Podemos Más en el comando reconoce que al interior del mismo equipo de campaña existe una tensión entre los que creen que hay que marcar diferencias “con intensidad” con Kast, mientras que otros consideran que hay que “reconquistar el espíritu de Sichel”, es decir, sus atributos no confrontacionales y su sello territorial.

Los que están en la segunda tesis, dicen en el sector, consideran que no se saca nada con “pegarle” al exdiputado UDI porque no se logrará revertir al electorado “más duro del sector” que, dicen, ya se convenció de votar por Kast. En ese sentido, sostienen que lo mejor es apostar al electorado “más blando” de la derecha con propuestas y un mensaje, sin aludir directamente a Kast, de que los “extremos no son buenos”.

En el sector hay dos visiones respecto al mes que resta para la primera vuelta: aquellos que son más optimistas y piensan que se puede revertir si es que Sichel ajusta su discurso y deja de apuntar directamente a Kast, debido a que, insisten, sea quien sea pase a segunda vuelta requerirá el apoyo del otro. Y, una segunda mirada, es la de los más pesimistas que creen que un paso de Sichel al balotaje se hace cada día más cuesta arriba y que, por lo mismo, los esfuerzos deben estar puestos en obtener un buen desempeño en las parlamentarias.

Sobre esto último, de hecho, ayer en medio de la inquietud por el curso que está adoptando la campaña se reunieron en el Congreso en Valparaíso los presidentes y secretarios generales de Chile Podemos Más se reunieron para abordar cómo potenciar las candidaturas revisando zona por zona.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Imperdibles