El silencioso guardián del proyecto

Autor: Leslie Ayala

El abogado Tomás Jordán.

Tomás Jordán, militante DC, tiene una historia elaborando proyectos del gobierno.


El abogado de la U. de Chile Tomás Jordán (43) se transformó desde su puesto como asesor en derecho constitucional y coordinador del proceso constituyente en un hombre clave en la redacción del texto enviado el martes al Parlamento. La tarea de coordinación de los equipos que dieron vida a la propuesta constitucional de Michelle Bachelet fue un encargo a Jordán de la ex ministra Segpres Ximena Rincón.

Antes de ello, el militante DC cumplió un rol de negociador de las reformas políticas surgidas al alero de la denominada “Comisión Engel”.

“Es un experto en Derecho Constitucional, prudente y reservado, que ha sido especialmente relevante para las leyes dictadas en esta administración asociadas a la calidad de la política y su financiamiento”, sostiene el abogado Luis Cordero.

Jordán debió trabajar codo a codo con el ministro del Interior, Mario Fernández, los lineamientos finales de la nueva Constitución que Bachelet envió al Congreso, apenas cinco días antes del término de su mandato. En un principio, eso sí, trabajó con el entonces titular de la Segpres, Nicolás Eyzaguirre, con quien debió revisar los resultados del proceso de participación ciudadana. El abogado -en todo caso- ha cumplido roles similares en otros proyectos de los gobiernos de la Concertación, con los que ha colaborado desde el inicio de su carrera. Así fue, por ejemplo, durante su paso por el Ministerio de Salud, cuando a los 27 años fue corredactor del proyecto del Plan Auge y la Superintendencia de Salud.

En privado, señaló en días previos a la presentación del proyecto de nueva Constitución, que esta es una iniciativa equilibrada de la que probablemente la izquierda señalará que no termina con las estructuras de poder vigentes en el país y la derecha encontrará parecida a la de países latinoamericanos como Venezuela o Bolivia.

El abogado forma parte del grupo más “progresista” de la DC. Cuando integró el grupo de constitucionalistas del comando de Bachelet fue un promotor de la construcción de una nueva Constitución, más que de una nueva reforma a la Carta Fundamental. Y marcó su voto con AC.

El martes, en la presentación del texto, Jordán remarcó el carácter técnico de su labor al ser consultado por las críticas de los partidos. “No me pronuncio de eso, porque es un tema político, y yo estoy a cargo de una asesoría táctica sobre el proyecto de nueva Constitución, así que lo dejo para la otra”, señaló. Más en reserva ha dicho que el texto no sólo busca formar parte del legado de la Mandataria, sino que también ser un factor de unidad de la futura oposición.

Cuando en otras ocasiones le han preguntado por qué está en ese rol del gobierno, Jordán ha respondido que su gran activo es el silencio.

Seguir leyendo