Sillón de gobernador de la RM sin dueño: Orrego (DC) y Oliva (FA) van a segunda vuelta y Chile Vamos queda fuera

Con el 32,96% de los sufragios escrutados, el exintendente obtenía 208.749 de los votos (25,01%) y la carta del Frente Amplio un 22,63%. Catalina Parot (Evópoli), candidata de Chile Vamos estaba en tercer lugar, genernado un duro revés para el oficialismo.




Era una de las contiendas más esperadas. La gobernación de la Región Metropolitana buscaba a su primer representante y la definición final seguirá en suspenso por un mes más.

Esto, porque Claudio Orrego (DC) y Karina Oliva (Frente Amplio) alcanzaban hasta este momento -pasado las 22.30 horas- las dos primeras mayorías relativas, pero ningún candidato logrará superar el 40% de los votos válidamente emitidos (es decir, se excluyen blancos y nulos) que exige la ley para obtener el cargo.

Con el 15,85% de los votos escrutados, el exintendente obtenía 208.749 de los votos (25,01%) y Oliva quedaba un poco más atrás con 188.889 sufragios (22,63%), por lo cual, ambas cartas deberán medirse en una segunda vuelta, fijada para el 13 de junio.

Un resultado más apretado del que se esperaba para Orrego, quien ahora deberá ir en búsqueda de los votos de una de las grandes perdedoras de la jornada: Catalina Parot (IND-Evópoli). En la primaria en que triunfó, el candidato DC tuvo bolsones electorales en Vitacura, Lo Barnechea y Peñalolén -las dos primeras comunas bastiones de derecha-, a lo que se suma que para la segunda vuelta en la competencia por la gobernación regional no tendrá candidato del oficialismo en competencia.

Dura derrota de Parot y dispersión en la derecha

Parot fue la gran derrotada de la noche. Un factor preponderante en la derrota de la derecha estaría siendo hasta este minuto la dispersión de votos del sector, ya que al sumar los votos de Parot y del candidato de Republicanos, Rojo Edwards, superarían a los que está obteniendo Oliva.

Edwards (que llevaba un 7,11%), además, está quedando por debajo del candidato del partido Humanista y esposo de la diputada Pamela Jiles, Pablo Maltes, quien está sacando un 10,35).

Orrego llegó a esta elección como amplio favorito. Esto, luego de que en diciembre pasado se impusiera ampliamente en las primarias de Unidad Constituyente obteniendo 44.879 votos (53,29%).

En la vereda contraria, Chile Vamos definió ir con Parot para competirle a Orrego. La campaña de la exministra de Bienes Nacionales contó con el apoyo de las 5 cartas presidenciales del oficialismo (Joaquín Lavín (UDI), Evelyn Matthei (UDI), Mario Desbordes (RN-PRI), Ignacio Briones (Evópoli) y Sebastián Sichel (Ind), con quienes realizó varias actividades.

Orrego y Oliva celebran

Una vez avanzada la votación tanto Orrego como Oliva hicieron puntos de prensa para celebrar los resultados obtenidos esta noche.

El primero en hablar fue el exintendente, quien partió sus palabras agradeciendo “a los cientos de miles que votaron por nuestra candidatura en la Región Metropolitana, a mi partido (la DC) y a todos los y a toda la gente que trabajo en creemos que es importante hoy que queremos una ciudad justa donde las personas estén en el centro, justicia en los transportes, justicia para las viviendas”.

En ese sentido, complementó que “esto no ha terminado, tenemos que salir a buscar el voto de los independientes que quieren vivir en una ciudad más justa, y este equipo va con todo a ganar no basta con tenemos buenas ideas, se requiere experiencia, conocimiento y lo más importante saber cómo hacer la pega”.

“Siempre lo dijimos que esta elección era con una segunda vuelta, había ocho candidatos y eso significaba una enorme dispersión de votos. Lo importante es que ganamos primero es esta primera vuelta y ahora vamos por la segunda, queremos salir a ganar algo que es muy importante para los chilenos y chilenas, hoy se empieza a construir una nueva constitución pero también nuevas regiones con más autonomía y nosotros estamos”, cerró.

Minutos después fue el turno de Oliva, quien aseguró frente a sus adherentes que “soy una representante como cualquier persona de este país, no represento ni a la elite política, ni económica, sino que a este nuevo Chile que nació desde el cambio, las transformaciones, las revueltas”.

“No vamos a fallar. Y que desde hoy mismo vamos a salir a trabajar para ganar el gobierno de la Región Metropolitana en junio”, aseguró y cerró con que esta noche “ganó la gente”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Este miércoles -al mediodía- debutó la marca sueca en Chile y con ello en Sudamérica. El primer local que se abrió en Open Plaza Kennedy, comuna de Las Condes, y cuenta con un aforo de 2.550 personas.