Subsecretario de Obras Públicas califica como "crisis humanitaria potente" situación en Osorno por corte de agua

A_UNO_967013

La autoridad, Lucas Palacios, nuevamente cuestionó a la empresa por la falla en el suministro que ya se extiende por más de una semana en la capital de la Región de Los Lagos, afectando a más de 200 mil personas.


Este viernes el subsecretario de Obras Públicas, Lucas Palacios, se refirió al corte de agua en Osorno que ya se extiende por más de una semana y a la falta de respuesta por parte de la empresa Essal -responsable del suministro- que hoy no maneja una fecha clara respecto a cuándo se repondrá el servicio en la comuna, afectando a más de 200 mil personas.

Anoche, vecinos de la comuna salieron a las calles a protestar por la situación donde pidieron, entre otras cosas, que se le quitara la concesión a dicha compañía.

"En primer lugar empatizar al 100%. Esto es una crisis mayor. Es una crisis humanitaria muy potente. Quizás desde lejos no se logra percibir el nivel de angustia que tiene la gente sobre todo porque la empresa no ha sido capaz de dar una información que sea coherente en el tiempo", sostuvo la autoridad en conversación con el programa Tejado de Vidrio de Radio Zero.

El subsecretario continuó: "Se supone que esta cuestión partió el jueves pasado, de madrugada, y según la información que daba la empresa el viernes se restituía. Pero luego fue pasando el tiempo, los problemas eran mucho más profundos que tenía la plata de lo que la misma empresa había informado en su minuto y esta semana ha tenido la empresa, pero con una presión muy fuerte de parte nuestra, ha tenido que construirla de nuevo la planta".

Palacios llamó a la empresa a "ponerse los pantalones" para que resuelva esta situación que además calificó como "grotesca" por las explicaciones entregadas por la compañía.

"Este cantifleo les va a salir muy caro", agregó Palacios.

Durante los últimos días, Palacios ha criticado duramente a la empresa Essal por la situación provocada en Osorno. El pasado jueves calificó a la compañía de "penquita" y aseguró que ninguna otra ciudad "merecía" lo que estaba ocurriendo.

Respecto a las leyes que regulan el sector sanitario, Palacios sostuvo que estas "están desactualizadas y no le entregan la capacidad fiscalizadora suficiente a la Superintendencia, son leyes que crean una Superintendencia que le faltan dientes para poder fiscalizar bien, por ejemplo, todos los protocolos para poder atender una emergencia son solo sugerencias para efectos legales a la empresa (...) No son exigibles".

En esta línea, explicó que la Superintendencia "ha estado encima de la empresa" pero que si sus sugerencias no son vinculantes y si las multas no son "disuasivas".

Comenta