Ultimátum de camioneros: las instrucciones de Piñera a Interior ante un nuevo flanco

El ministro Pérez ha estado en coordinación también con su par de Justicia en medio de la huelga de hambre de comuneros mapuches. Foto: Sebastián Beltrán Gaete: Agencia Uno.

Mandatario abordó con ministro Pérez la necesidad de mantener contacto permanente con las agrupaciones, ver dónde están las mayores dificultades, mejorar la eficiencia policial y recoger lo que los camioneros están pidiendo. Gobierno, además, avanzará en agenda indígena antes del plebiscito.




Una reunión sostuvo este martes el Presidente Sebastián Piñera con el ministro del Interior, Víctor Pérez, para abordar la compleja situación que existe en La Araucanía, en medio de la huelga de hambre de un grupo de comuneros mapuches; los hechos de violencia que se han producido; la quema de camiones en la zona y, por último, un nuevo flanco que preocupa al Ejecutivo: el ultimátum dado por algunos dirigentes gremiales.

El martes, tras un encuentro entre el jefe de gabinete, el subsecretario Juan Francisco Galli y representantes de agrupaciones de camioneros, el presidente de la Federación de Camiones del Sur, José Villagrán, dijo que “si no hay resultados esta semana, conversaremos con nuestros conductores, y si hay que hacer una manifestación en grande, la vamos a hacer”. Y agregó: “Una quema más de un camión y vamos a reaccionar”.

En ese contexto, en la cita de este martes el jefe de gabinete informó al Mandatario sobre la conversación que sostuvo con los dirigentes ese día, lo que se produjo en dos reuniones con distintas entidades. Este miércoles, además, Pérez recibirá a otra organización en La Moneda.

Si bien hay otras agrupaciones que han desestimado un posible paro -por ejemplo, el presidente de la Confederación Nacional de Dueños de Camiones de Chile, Juan Araya, se distanció de los dichos de Villagrán-, en La Moneda advierten que la situación puede ser compleja, aunque termine siendo algo minoritario. Y hay parlamentarios oficialistas de la zona que alertan sobre la posibilidad de que se sumen otros gremios, como los contratistas forestales.

En medio de este escenario, en su conversación con el titular de Interior, Piñera -dicen en La Moneda- le dio una serie de instrucciones para intentar solucionar el nuevo conflicto que se generó. Las mismas fuentes comentan que el Mandatario encomendó al ministro mantener una política de nexos y contactos permanentes, ver dónde están las mayores dificultades, mejorar la eficiencia policial y recoger lo que los dirigentes de los camioneros están pidiendo al Ejecutivo. Sobre esto último, una de las solicitudes que hicieron en los encuentros con Pérez fue el impulso de una iniciativa para endurecer las sanciones por quema de camiones.

El proyecto, incluso, fue anunciado el lunes por el ministro del Interior. En Palacio sostienen que la iniciativa -denominada Juan Barrios, en recuerdo de un camionero que falleció luego de que le quemaran su vehículo- sería ingresada mañana al Congreso. Y agregan que la idea es incluir sanciones no sólo para quema de camiones, sino que también para otro tipo de vehículos, como buses. Esto, con un nuevo tipo penal que pueda equiparar ese acto, en cierta medida, con el de quemar una casa.

En el Ejecutivo hay quienes señalan que lo que piden los dirigentes camioneros es “legítimo”, en el sentido de que solicitan que se les resguarde su seguridad. Así, diferencian esa postura de la que existe en el caso de la huelga de hambre. De todas maneras, en el gobierno hay consenso en que el ultimátum dado el martes no es la forma de avanzar.

Fuentes del Ejecutivo también explican que parte de las medidas que se resolvieron al interior del gobierno es establecer reuniones entre los dirigentes de camioneros, los jefes de la defensa y los jefes policiales de la zona para ver temas prácticos que se puedan ir resolviendo. Así, por ejemplo, una de las iniciativas que se llevarán a cabo será fijar zonas especiales de descanso, con mayores medidas de seguridad, para los camioneros.

Esas y otras cosas fueron parte -dicen las mismas fuentes- de la conversación que sostuvo este martes el ministro Pérez con el Presidente Piñera. El lunes, en tanto, el secretario de Estado -quien se ha mantenido en contacto telefónico con las distintas agrupaciones- también había informado al Mandatario que se reuniría al día siguiente con los dirigentes gremiales.

“Generar más violencia en la zona valida la violencia de los grupos extremos. Se produce un contrasentido político y no soluciona nada”, dijo el ministro Pérez a La Tercera, junto con señalar que “vamos a conversar con ellos, convencerlos de que el tema del ultimátum no ayuda mucho, porque si paran la carretera, yo creo que agravan el problema más que ser un camino de solución”. Y agregó: “Les estamos transmitiendo a todas las organizaciones que vamos a usar todos los mecanismos legales y haremos todos los esfuerzos para dar seguridad. Eso, junto con todas las acciones de diálogo que estamos acometiendo para los temas más de fondo, que están condicionados con lo que va a ser el proceso constituyente. Ese es un contexto que tenemos que tener presente. Por lo tanto, en los próximos 75 días debiéramos avanzar acotadamente en algunos temas, como los escaños para pueblos originarios, el proyecto del consejo de pueblos y analizar con todos los actores el reconocimiento constitucional. Y después la ciudadanía va a elegir un camino constituyente”.

Así, el secretario de Estado -quien también conversó sobre esta agenda indígena con Piñera- explica que esos tres temas acapararán parte del trabajo político que desarrollará La Moneda en paralelo a las medidas de seguridad.

“Respecto del consejo de pueblos originarios, en los próximos 10 o 15 días vamos a conversar para presentar una iniciativa”, agregó el ministro, quien, además, ha estado en permanente contacto con su par de Justicia, Hernán Larraín, quien lidera la coordinación para enfrentar la situación de la huelga de hambre de los comuneros mapuches.

Comenta