Voto a voto: ¿Cuánto se han distanciado los candidatos presidenciales en primera vuelta?

El líder de Republicanos y el diputado de Apruebo Dignidad, se alzaron como los candidatos que se medirán en segunda vuelta, con el margen más reducido en dos décadas: 2%. Sin embargo no es la más estrecha tras el retorno a la democracia. En los comicios presidenciables de 1999-2000, Ricardo Lagos y Joaquín Lavín tuvieron una diferencia de apenas 0.44%. Finalmente, con una ventaja de 2.62%, el candidato PPD se impuso al abanderado UDI.




Solo 2.08% separan a José Antonio Kast (Frente Social Cristiano) de Gabriel Boric (Apruebo Dignidad), quienes en las elecciones de ayer domingo 21 de noviembre, lideraron las preferencias con un 27.91% y 25.83%, respectivamente.

Así, el exdiputado y líder de Republicanos pasa a segunda vuelta con el parlamentario por Magallanes, con una leve ventaja que, siguiendo la tónica de elecciones anteriores, aumenta sus probabilidades de triunfo en la definición del 19 de diciembre.

Esta es la diferencia más estrecha entre los dos candidatos que lideran el balotaje, desde el retorno a la democracia. Considerando los últimos 30 años, el margen más reducido en los comicios para el cargo de Jefe de Estado ocurrió en las elecciones de 1999-2000, cuando se enfrentaron seis candidatos con Ricardo Lagos (PPD) y Joaquín Lavín (UDI) a la cabeza.

En tiempos en que aún regía el voto obligatorio, en primera vuelta hubo una participación de un 89.95%, lo que dio a Ricardo Lagos un 47.95% de las preferencias, versus Joaquín Lavín que obtuvo 47.51%. Una diferencia de apenas 0.44 puntos porcentuales.

¿Qué ocurrió en segunda vuelta? Con una participación que aumentó a un 90.63%, quien lideró fue Ricardo Lagos con un 51.31% de los votos, mientras que Lavín alcanzó 48.99% de las preferencias.

Una reñida votación que no volvió a ser tal, o similar, hasta ahora. Ya que en los sufragios que dieron la Presidencia a Michelle Bachelet y Sebastián Piñera, ambos en dos periodos no consecutivos, la distancia fue siempre mayor a dos dígitos porcentuales.

En 2005, Michelle Bachelet y Sebastián Piñera -en competencia con Joaquín Lavín y Tomás Hirsh- lideraron las preferencias. Mientras Bachelet obtuvo 45.96%, Piñera alcanzó un 2.41%, marcando una holgada diferencia de 20.55 puntos.

De allí que no fue una sorpresa el triunfo de la carta de la Concertación con un 53.5%, por sobre la carta de la Alianza que tuvo un 46.5% en segunda vuelta.

En 2009 el margen se estrechó ligeramente. Con cuatro candidatos en carrera, Sebastián Piñera (Coalición por el cambio) y Eduardo Frei Ruiz-Tagle (Concertación) encabezaron las mayorías con un 44.06% y un 29.6% respectivamente, lo que se traduce en 16.46% de distancia.

Curiosamente, la segunda vuelta fue más reñida, ya que si bien Piñera ganó con un 51.61%, Frei se acercó con un 48.39%.

Para los comicios de 2013, un rostro conocido en La Moneda aspiraba al retorno al sillón presidencial. Michelle Bachelet (Nueva Mayoría) y Evelyn Matthei (Alianza) fueron elegidas -entre nueva candidatos- en primera vuelta con 46.7% versus 25.03%, o sea, hubo un 21.67% entre ellas.

Una cifra que aumentó en la definición en segunda instancia, donde Bachelet sacó 62.17% de los votos, y Matthei 37.83%.

Finalmente, en 2017 nuevamente había un candidato a un segundo periodo presidencial que resultaría electo. Sebastián Piñera se enfrentó a otros siete aspirantes de La Moneda, entre ellos, Alejandro Guillier. Mientras Piñera logró 36.64% de los votos, Guillier obtuvo un 22.7%, generando así una diferencia de 13.94%.

Nuevamente se llegó a un resultado en el que se repetía el líder de preferencias de primera vuelta: Piñera fue elegido Presidente de Chile para el periodo 2018-2022, con el 54.58% de los votos en competencia con el 45.42% de Guillier.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.