12 tips para un mejor gugleo

Foto: Nathana Reboucas.

No es el único, quizás tampoco el más seguro, pero sin duda Google es el buscador más popular de todos. Usualmente logramos dar con lo que buscamos, pero existen muchos trucos que pueden ayudar considerablemente a mejorar los resultados. Acá los más interesantes.



A estas alturas es un acto reflejo: si no sabemos algo, si nos falta un dato, una fecha, un nombre, cómo se llamaba ese actor, a cuánto equivale algo en dólares o un sinfín de interrogantes, la solución es clara, automática y, generalmente, por defecto: guglear. Miles de millones de personas usan la búsqueda de Google cada segundo, ya sea para educación, investigación o simplemente, entretenimiento.

Actualmente, Google —fundado en 1997 y disponible en 149 idiomas— es por lejos el buscador más usado en Internet, con una participación de mercado superior al 92 por ciento, con más de 5.5 mil millones de búsquedas cada día.

Y si bien la gran mayoría de las veces uno puede encontrar lo que busca, lo cierto es que el verdadero potencial de Google, como buscador web, es mucho más potente. Y generalmente se desaprovechan sus bondades que, muchas de ellas escondidas a simple vista. Acá van entonces doce sencillas sugerencias para mejorar, profundizar y precisar mejor nuestras búsquedas en Google.

1. Búsqueda vía imagen

No mucha gente lo sabe, pero Google puede realizar una búsqueda por imágenes para determinar de dónde ésta proviene. De la misma manera, la cámara permite identificar una marca, objeto o concepto y Google la puede contextualizar como búsqueda. Ideal para saber si una foto es fake o no, por ejemplo.

2. Uso de comillas

El uso de comillas es sumamente útil durante una búsqueda, pues le dice a Google que esa frase o concepto en cuestión es literal y que debe buscarla tal y como está escrita, eliminando suposiciones. Sirve mucho para cuando se quieren conocer el origen de citas, cifras, títulos de obras o nombres completos de personas, y usarlas ayuda a que la búsqueda se restrinja específicamente a lo que se escribió en la caja. Los resultados serán menos pero mucho más acotados.

3. Uso del guion

Esto puede llegar a ser sumamente útil, ya que la función del guion antes de una palabra es eliminarla o excluirla de la búsqueda. Por ejemplo, si quieres buscar la letra de la canción “Physical”, de Olivia Newton-John, pero no quieres que te aparezcan miles de resultados de Dua Lipa, que tiene saturado todo internet, entonces debes guglear así: Physical -”dua lipa”.

4. Uso de los dos puntos

Al incluir dos puntos en la caja de búsqueda, le estamos comunicando a Google que necesitamos que nuestra búsqueda se haga dentro de los confines de un sitio web en particular. Por ejemplo: “tips para Google: latercera.com”. Así, la búsqueda se realizará estrictamente dentro de los límites del sitio web de La Tercera. Cualquier otro resultado estará excluido.

5. Uso del asterisco

Para Google, el asterisco es como si fuese un comodín. Al usarlo, queda un espacio por defecto que es “llenado” por la inteligencia artificial del sistema, lo que puede ser sumamente útil a la hora de, por ejemplo, buscar una canción a partir de ciertas letras que el usuario pueda saber. En el fondo , el asterisco podría ser cualquier palabra del vocabulario, la que Google tratará de contextualizarla.

6. Sitios similares

Si el usuario deseara buscar sitios similares al que ya conoce, la búsqueda de Google puede ayudar. Al sumar la palabra “related:”, junto a un sitio web, Google entregará todos los sitios que estén relacionados con esa página. Por ejemplo, si uno busca “related:amazon.com”, Google no entregará un link directo a la tienda online, sino que a sitios que sean similares a Amazon.

7. Respuestas matemáticas

El buscador de Google también funciona como una calculadora. Cualquier concepto u operación matemática que sea buscada para obtener alguna cifra, Google la devolverá no sólo con el resultado, sino que también con una práctica calculadora (científica y/o básica), además de otros hits, como entradas que puedan tener algo que ver con el resultado numérico y su explicación.

8. Búsqueda sencilla por ubicación

Google es capaz de encontrar un resultado con menos información de la que uno se imagina. Por ejemplo, si se está buscando una pizzería cercana a donde uno está, no es necesario escribir pizza y la comuna, calle o ciudad donde uno se ubica: sólo basta poner “pizza” y, siempre y cuando el localizador de ubicación del dispositivo esté encendido, los resultados entregarán los locales o restaurantes que ofrezcan este popular y delicioso plato.

En general, Google es capaz de entregar los resultados requeridos de una búsqueda sin necesidad de redactar más información y sintaxis de la necesaria. De hecho, siempre hay que tener ojo con el autocompletado, que nos puede ahorrar valiosos segundos. En ese sentido, Google es absolutamente capaz de entregar resultados muy precisos ante una búsqueda “a lo Tarzán”, sin artículos ni preposiciones.

9. Búsqueda en redes sociales

Sí, Google es capaz de buscar y encontrar algo dentro de los confines de alguna red social específica, como Twitter, Facebook, Instagram o LinkedIn. Incluso, se puede realizar una búsqueda por g (#). Para buscar algo dentro de una red social, hay que escribir una arroba (@) delante del canal en el que se quiere encontrar contenido. Por ejemplo, @twitter, @facebook o @linkedin. Si lo que se busca es realizar una consulta por hashtag, solo basta escribirlo con normalidad, con la almohadilla o el gato delante. Por ejemplo, “#elecciones2021”.

10. Búsquedas combinadas

El buscador es capaz de realizar una misma búsqueda en dos frentes distintos para lograr la mayor amplitud posible de resultados. Para generar este tipo de búsquedas hay que agregar OR (“o”, en inglés), en mayúsculas, entremedio de los dos conceptos que queremos buscar. Por ejemplo, si estamos indecisos con qué pedir de comida, podemos poner “pizzas OR sánguches”.

11. Búsqueda por documento

Es posible que lo que buscamos no esté disponible en una página web, sino que en un documento que esté digitalizado, como un PDF. Para ello, después de escribir las palabras clave para la búsqueda, hay que agregar el término “filetype:”, con dos puntos, y a continuación el tipo de documento en cuestión. Por ejemplo, filetype:pdf”.

12. Herramientas del buscador

Finalmente, no está de más destacar las múltiples herramientas que posee Google. Al recibir de vuelta los resultados, no hay que dejar de lados las opciones que ofrece el buscador, donde podemos discriminarlos de distintas maneras: por fecha, por imágenes, videos, noticias, mapas, información financiera, libros, compras y más, además de la herramienta de búsqueda acotada por país y las opciones que permiten elegir idiomas, esconder resultados explícitos, revisar el historial de búsqueda y muchísimo más.


Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.