Chromebooks: así son los computadores personales de Google

Son laptops (y tablets) que funcionan exclusivamente con el ecosistema de la compañía norteamericana. Aunque la experiencia puede sonar restrictiva, responden de buena gana para labores rutinarias y de productividad, además de tener muy buenos precios.



Fue hace exactamente una década, de la mano de Acer y Samsung, que debutaron los Chromebooks, los primeros computadores con sistema Google. En un mundo que en términos computacionales siempre ha estado dominado por Windows —seguido bien atrás por MacOS y Linux—, el hecho de que apareciera un nuevo sistema operativo basado en las posibilidades que ofrece la nube fue toda una novedad y la industria comenzó a poner ojo.

Para el 2018, el 60% de los colegios en Estados Unidos contaban con Chromebooks en sus salas de clases, y marcas como Asus, Intel, Qualcomm, HP, Lenovo, Toshiba y Dell se transformaron en socios en la construcción de hardware. El éxito de estos computadores en el área de la educación, gracias a su bajo precio, ha sido sorprendente.

Pero el mercado y el público consumidor también han caído encantados con estas máquinas. Actualmente, HP, Lenovo y Acer dominan las ventas de Chromebooks alrededor del mundo, con más del 50% de la participación de mercado. Pero acaso el dato más interesante es que, según la consultora IDC, durante estos últimos meses de pandemia los Chromebooks por primera vez superaron en ventas a los MacBooks de Apple.

La gracia esencial que distingue a un Chromebook de otros portátiles con Windows es que corren, justamente, con Chrome OS, un sistema operativo diseñado por Google, basado en Linux, y que utiliza aplicaciones virtuales y las páginas web de su navegador para ejecutar programas, lo que reduce drásticamente las necesidades técnicas del aparato. Incluso el consumo de batería.

Desde las opciones de uso hasta ejecutar una planilla de cálculo, el sistema es sencillo, seguro, intuitivo y rápido. Sólo basta conectarse a la cuenta personal de Google y todo el ecosistema va a saltar a la vida, incluida la integración con apps de Android y Linux.

Evidentemente, no tienen la estructura más compleja de Windows ni tampoco se le pueden exigir gráficas de alta fidelidad en videojuegos, pero para un uso diario, especialmente en lo que se refiere a rutina, productividad y ocio, es suficiente y una alternativa más que interesante.

Está claro que para que funcione de manera óptima, el sistema necesita estar constantemente conectado a Internet. ¿Qué pasa si no se cuenta con acceso a la red? No hay problema: todos los documentos creados pueden ser trabajados de manera offline. Sólo basta habilitar la opción de trabajo fuera de línea y listo.

Actualmente la oferta de Chromebooks de parte de distintos fabricantes es diversa y hay para todos los gustos. Y estos son los modelos más destacados de los últimos meses.

Acer Chromebook Spin 713

Si bien el precio es una de las principales características de estos dispositivos, este modelo de Acer puede ser algo elevado para el promedio, pero eso tiene un motivo: se trata, según la opinión de varios sitios especializados, del mejor equipo Chromebook disponible en el mercado. Estamos hablando de un equipo dos-en-uno, con una pantalla táctil de 2K (2256 x 1504), de 13.5 pulgadas y con un interesante aspecto de tamaño de 3:2. Dentro, tiene un procesador Intel Core i5 de 10ª generación y batería de hasta 12 horas de duración. Posee múltiples puertos de entrada para conectar otros periféricos y su desempeño es óptimo.


Lenovo Chromebook Duet

Este modelo también es un dos-en-uno, pero su gracia no es sólo su económico precio, sino también su versatilidad. Además de poder trabajarlo como un laptop tradicional, se puede utilizar como tablet. Su teclado incluido, dependiendo del uso que se le quiera dar, se adosa fácilmente a la pantalla, que es táctil full HD de 10.1 pulgadas. Su procesador es un MediaTek de 1.9 Ghz y ocho núcleos, junto a 4 GB de memoria interna y una muy buena duración de su batería. Ideal para uso casual, como segunda pantalla o dispositivo alternativo. Sólo un detalle: no tiene entrada para audífonos.


Samsung Chromebook 3

En el rango medio tenemos este sólido y confiable modelo fabricado por Samsung. Presenta un diseño sencillo, robusto y algo más tradicional, pero a pesar de lo anterior solo tiene 1.18 kg y su grosor es menor a los 18 mm. Su pantalla es de 11.6 pulgadas y su teclado resistente al agua. Por dentro, posee un procesador Intel Celeron N3060 de 1.6 Ghz, 4 GB de memoria interna y una batería de hasta 11 horas de duración. Buen modelo.


Google Pixelbook Go

Al igual que con sus teléfonos celulares, Google también tiene su propia máquina, en este caso bajo el nombre de Pixel. Como Chromebook, el Pixel Go es definitivamente más estilizado que sus contrapartes, pero no es la mejor opción disponible, más aún si consideramos su precio. Es cierto: su cuerpo es de una aleación de magnesio, tiene una cámara full HD, buena salida de audio y una batería que dura hasta 12 horas. Es un gran equipo, sin duda: destaca sobre la mesa, es liviano, atractivo con su pantalla full HD de 13.3″, y dentro tiene un procesador Intel Core i5 de 1.3 Ghz, ocho GB de memoria interna y 256 GB de almacenamiento en disco duro, dependiendo del modelo. Pero su alto precio (a no ser que se encuentre con descuento), hace dudar. Recomendado sólo para ultra fanáticos del sistema.


*Los precios de los productos en este artículo están actualizados al 29 de junio de 2021. Los valores y disponibilidad pueden cambiar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.