Cómo saber cuál es tu talla de sostén adecuada

Aunque muchas mujeres han dejado de usarla, esta sigue siendo una prenda esencial para la mayoría, y no son pocas las que no usan una medida apropiada. Aprende cómo calcular tu talla y cuáles son los riesgos de usar un sostén equivocado.



Para muchas es una prenda básica. Para otras, sobre todo en los últimos años, se ha vuelto prescindible, pero a pesar de que para la mayoría sigue siendo un ítem de uso cotidiano, muchas mujeres no utilizan el sostén de la talla adecuada, algo que, más allá de lo estético o de la comodidad, puede resultar perjudicial para su salud.

Usar un sostén más chico o más grande puede traer complicaciones a la salud, especialmente problemas relacionados a la espalda y la zona cervical. La kinesióloga Odette Freundlich, especialista en sexualidad y piso pelviano de la Clínica Las Condes, se refiere a lo que podría sucederle a las mujeres con mayor volumen en su busto.

“El hecho de usar un sostén de talla incorrecta, al tratar de mantener un equilibrio adecuado en el soporte de las mamas, puede tener una influencia en la postura corporal”. Freundlich explica que “si el centro de gravedad del cuerpo se desplaza hacia adelante por un incremento del tamaño de las mamas, en la columna lumbar se podría aumentar la curvatura, generándose una hiperlordosis lumbar, lo cual arrastra a la columna cervical como mecanismo compensatorio”.

Por su parte, Carlos Clares, traumatólogo de Clínica Biobío, agrega que “la talla del sostén tendría relevancia en los casos de hipertrofia mamaria, debido a la tensión que generan los tirantes. Esto puede producir lesiones de piel, lo que aumenta la tendencia a las malas posturas”.

También sucede que algunas personas con un busto muy grande intentan esconderlo, llevando los hombros para adelante. El uso de un sostén con la talla correspondiente y el diseño adecuado no sólo puede ayudar a mejorar la postura, sino también podría disimular el volumen a quienes no les acomoda.

El cuerpo cambia constantemente y por distintas razones, y lo normal es que la talla varíe a lo largo del tiempo. Por eso es importante tener claro qué parámetros contemplar al momento de probarse un sostén.

Martina Gejman, product manager de Intime, reconocida marca de lencería, explica: “El busto debe quedar dentro de la copa y con el arco debajo, sin cortarlo. Al mismo tiempo, el contorno no debe quedar apretado. El tamaño del busto debe ir relacionado con el alto del centro del sostén; es decir, entre más busto se tenga, más alta debe ser la pieza que une las copas del sostén”.

Otro factor relevante es la altura de la parte trasera. Si esta sube, no se está usando la talla que corresponde, pues debe mantenerse al mismo nivel que la parte delantera.

Pero, ¿cómo saber cuál es la talla que se necesita? Lo primero es aprender a leerla. Por ejemplo, si es 34B, el número se refiere a la medida del contorno y la letra a la copa, es decir, al volumen del busto.

Busto - contorno = copa

El paso a paso para identificar cuál es tu medida de sostén, según el tallaje tradicional, es el siguiente:

1. Con una huincha, mide en pulgadas el contorno de tu torso, justo a la altura de la parte inferior del busto. A ese número agrégale 4 pulgadas y el resultado es tu talla de banda o contorno. Si no tienes para medir en pulgadas y solo en centímetros, el cálculo es sencillo: una pulgada equivale a 2,54 cm. Por lo tanto, solo hay que dividir el total en centímetros por 2,54.

Si el resultado es un número par, esa es la medida exacta. Si es impar, por ejemplo 35, tu talla es justo el número inferior a ese: 34.

Si se trata, en cambio, de sostenes con tallaje moderno, entonces no es necesario sumarle las 4 pulgadas extra, y la medida de tu contorno solo son las pulgadas que te dio la huincha.

2. Para calcular la copa, mide tu busto a la altura del pezón, como indica la imagen. Hay quienes recomiendan hacerlo inclinada hacia abajo, para que así midas todo el tejido de tu pecho y no solo lo que sobresale cuando estás de pie. Al número que te dé en pulgadas, réstale el resultado de tu talla de contorno. Por ejemplo, si tu busto mide 35 pulgadas y tu contorno 34, entonces tu copa es de 1 pulgada (2,54cm).

3. Ese número equivale a la talla de copa que se ve en la siguiente tabla:

Copa AA = menos de 1 pulgada (menos de 2,5 cm)

Copa A = 1 pulgada (2,5 cm)

Copa B = 2 pulgadas (5 cm)

Copa C = 3 pulgadas (7,5 cm)

Copa D = 4 pulgadas (10 cm)

Copa DD = 5 pulgadas (12,5 cm)

4. Ojo: es importante no apretar demasiado la huincha al medir. El proceso debe ser afirmándola bien, pero sin oprimir.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.