Cómo vestirse para el teletrabajo

Ilustración: César Mejías.

Comunicar seguridad y confianza en tiempos de incertidumbre no es fácil. Hablamos con dos expertos en moda para saber qué ropa ponernos, y cuáles looks funcionan mejor, en una reunión de trabajo por videollamada.




Nuestras vidas cambiaron. El coronavirus provocó un nuevo orden social y una reestructuración en todas nuestras labores diarias. Hay personas que deben salir a trabajar, mientras otras pueden realizar sus labores en casa, a través del teletrabajo, un privilegio al que nos seguimos adaptando.

Si trabajar presencialmente tenía todo un manual de códigos, el teletrabajo es un universo paralelo, parecida pero distinto a la vez. En primer lugar, porque nos hace mezclar las interacciones laborales con una dura actualización tecnológica. Algunos tuvieron que aprender de Zoom, el programa estrella para hacer videoconferencias, o Google Meet. Otros tienen que adaptarse a programas más técnicos como Asana, para agendar y coordinar tareas, o Slack, un chat laboral.

Y segundo, porque hay que saber intercalar lo doméstico con lo laboral en un solo lugar. Cocinar el almuerzo y una reunión formal con tu jefe —o tus clientes— pueden suceder en menos de una hora, y para ambas debes tener la ropa apropiada.

Lo primero que debemos considerar es que las prendas de vestir comunican. Querámoslo o no, estamos entregando un mensaje a través de nuestras opciones de ropa. En un artículo de Vogue, el especialista en psicología ambiental del Knox College de Illinois, Francis T. McAndrew, explica que las prendas que usas en este momento están directamente relacionadas con la acción que vas a realizar. “Si estás vestido profesionalmente, de manera apropiada, de alguna forma esto eleva la opinión sobre ti mismo. Por esto, la idea es que tu comportamiento coincida con tu ropa”.

El experto también indica que si estás vestido desprolijamente, “con ropa de deporte, preparándote para hacer ejercicio o limpiar el sótano, pero sin estar haciendo nada profesional o mentalmente desafiante, eso se extiende a tu motivación y confianza”.

En pocas palabras: estamos en una etapa donde el autocuidado es importante, pero no hay que descuidar el aspecto personal en reuniones de trabajo por la misma razón: cuidar el autoestima.

Los expertos que consultamos

En Práctico conversamos con dos referentes de la moda nacional, quienes nos entregaron herramientas y directrices para saber cómo vestirnos para estas ocasiones virtuales. ¿Formal o relajado?

Sergio Arias (@ariasatelier) es un aclamado diseñador y asesor de imagen nacional que trabaja con rostros como Martín Cárcamo o Rafael Araneda. Estos meses para él han significado una reinvención de todo lo que hacía, ya que si bien su atención era personalizada, a raíz de la pandemia empezó a vender accesorios confeccionados en Italia a través de Instagram. “Esto fue darse una vuelta en el aire”, comenta. “No podíamos quedarnos sentados de brazos cruzados”.

Carola Montenegro (@carola_montenegro) es una de las estilistas más reconocidas de la escena nacional. Ha inspirado a miles de mujeres a comunicar lo que quieren a través del vestuario. Para ella, las primeras tres semanas fueron complejas. “La gente no estaba acostumbrada a hacer reuniones online”, expresa. Sin embargo, tal como los camaleones de la moda, el negocio se reactivó y hoy está con más trabajo que nunca, atendiendo digitalmente con sus servicios de entrevista de estilo, orden de clóset, armado de looks o test de colorimetría.

1. Prendas claves

“Lo más importante para el dress code es que (las personas) estén bien formales. O sea, de frentón yo les pondría un blazer a todos”, comenta Carola Montenegro. También dice que las mujeres debiesen usar “un poco de maquillaje, porque la cámara no miente”. Lo principal es que el interlocutor pueda descifrar el mensaje visual que se quiere comunicar: profesionalismo y eficiencia.

Sergio Arias, por su lado, expresa que no hay que confundir preocupación con estar sobre vestido. “Lo importante es que se note que hubo una preocupación y que estés vestido de una manera acorde a un look cómodo, casero, pero bonito”.

Para Montenegro, la pieza fundamental ante una reunión de jefatura es el blazer. Esta prenda da una presentación “impecable”, y “no por ser una reunión online tiene que ser desprolija”. La camisa es otra de las prendas que demuestran eficiencia y versatilidad en un armario. “Una buena camisa, con un buen corte, un buen cuello, que se note que es impecable”, explica Sergio Arias, es una prenda útil en reuniones con jefaturas. Ojo con el planchado.

2. Colores

Sergio Arias considera que es una buena alternativa usar una paleta de colores neutros. “Opto por colores lisos y más bien planos. No soy de combinar muchos al mismo tiempo”, advierte.

Carola Montenegro, quien entre sus servicios incluye test de colorimetría para sus clientas, dice que los power colors para estas instancias son el rojo y el azul, porque “energizan”.

“Trato de evitar tanto negro para los altos mandos ejecutivos; les pongo más azul”, complementa la estilista. “El azul es un súper buen color para entrevistas de trabajo”.

“Usar colores claros es muy bonito, o combinar uno claro abajo y uno más oscuro encima”, sugiere Arias. Lo mismo que usar “colores más vivos como como el verde o un rojo, pero siempre combinado con un color más simple”.

3. Cuidado con los estampados

Cuando nos vestimos, a veces tomamos riesgos al mezclar texturas o estampados diversos para darle un toque especial a nuestro look. Pero aquí hay que tomar en cuenta que el mundo frente a las cámaras es distinto: no queremos entregar demasiada información porque podría abrumar a la otra persona detrás del computador.

“Es fundamental que la ropa que tengas puesta no sea con estampados muy pequeños, porque producen un efecto de vibración”, especifica Carola Montenegro, problema al que identifica como “muaré”. Esto es algo que se evita en televisión, así que ya tienes la explicación de por qué no vemos con estampados pequeños a los rostros en los matinales.

4. La importancia del fondo en la videollamada

“Los fondos deberían ser siempre neutros”, sugiere Sergio Arias. Pero también comparte la siguiente reflexión: “no sé por qué de repente la gente en el teletrabajo como que se arrincona en su casa”. Esta puede ser una oportunidad para mostrar más lugares de tu hogar. “Yo creo que si tienes un lugar bonito en tu casa, con un bonito respaldo, lo puedes usar, ya sea tu living, tu comedor; no tienes por qué encerrarte tanto”.

Aunque no quieras, el fondo de la videollamada también está vinculado con lo que quieres comunicar. Oor lo mismo, Carola Montenegro recomienda que “es mejor tener un solo cuadro atrás y no 300 cuadros, porque van a provocar demasiada molestia visual”.

La luz es otro elemento a considerar. “Tiene que llegar de espalda y no de frente”, dice Montenegro. El exceso de luz puede provocar que te veas “demasiado luminosa y puede ser complicado”, especifica la estilista. La clave es el balance: poca luz tampoco es recomendada, ya que el objetivo es que se puedan ver tus expresiones faciales.

5. ¿Está bien arreglarse solo de la cintura para arriba?

Para Sergio Arias es un no rotundo, porque demuestra poca preocupación en cuanto a la presentación personal, además de estar expuesto a chascarros. “Quedarse en pijama yo creo que te va achacando más, te va aplastando más”, explica el estilista. Carola Montenegro, por su lado, tiene una visión más pragmática al respecto: “si a la gente le funciona, perfecto”. Sin embargo, como ella es muy inquieta, este formato no funciona con la estilista. “Me paro mucho cuando estoy con una clienta, entonces no estoy ni ahí con que se me vea el pijama abajo y arriba el blazer”.

6. Presentación personal

Más allá de la ropa que uses, es importante que dediques tiempo para preocuparte de ti y tu imagen, de la vestimenta y del aseo. No porque estemos en nuestra casa, sugieren ambos, podemos estar en un Zoom de trabajo no duchados. La idea aquí es comunicar no verbalmente a la jefatura que, pese a la adversidad , existe una preocupación por la presentación personal. No hay que creerse Tonka Tomicic ni Raquel Argandoña, y tampoco se trata de banalizar estas instancias laborales, pero si de tener la conciencia de querer comunicar el mensaje visual apropiado.

Sergio Arias confiesa que no se ha cortado el pelo en tres meses, pero esto no es sinónimo de descuido. “Yo sé que hay gente que está terriblemente complicada en estos momentos, pero cuando se pueda debemos preocuparnos un poco de nuestra presentación personal para el teletrabajo”, expresa.

En el caso de las mujeres, Carola Montenegro aconseja enfocarse en tener un maquillaje y pelo ad hoc para la ocasión. En su cuenta de Instagram puedes encontrar distintas propuestas para inspirarse y armar looks, tanto de reuniones más formales como otro tipo de home office.


Basándonos en las recomendaciones de estos expertos, seleccionamos algunas prendas que podrían ser útiles para tu armario en estos tiempos.

Blazer hombre Marquis


Blazer mujer Esprit


Camisa hombre Brooks Brothers


Blusa mujer Mango


Beatle mujer Opossite


Chaleco hombre GAP


Sweater mujer Mango

Comenta