Consejos para armar una fonda en casa

Como el llamado es a celebrar priorizando el autocuidado, puede ser una perfecta instancia para hacer una pequeña fonda familiar. Dos expertos en educación entregan ideas de juegos y actividades para disfrutar caseramente este Dieciocho.




Así como esta pandemia ha resignificado distintos espacios, instancias y relaciones, las Fiestas Patrias será otro evento que no estará ajeno a esta “nueva normalidad”: no habrá fondas, ramadas ni fiestas masivas, ya que aún debemos resguardarnos ante la amenaza de una segunda ola, rebrote como el que ha vivido Magallanes, donde la semana pasada alcanzaron la mayor tasa diaria por cada 100 mil habitantes a nivel país.

Fondéate en casa” es el llamado del Gobierno para mantener estos cuidados en plena emergencia sanitaria y celebrar moderadamente este Dieciocho. Atrás quedaron las idas a la playa o al campo, y si bien algunas personas insisten en pasar los cordones sanitarios a como dé lugar, la instrucción principal y el deber de la ciudadanía es “quédate en tu casa y cuidémonos entre todos”.

En este instructivo se detalla que durante los días 18, 19 y 20, “solo se permitirán reuniones de máximo 5 personas —adicionales a las que habitan en el hogar— en espacios privados (residencias particulares) y 10 personas en total en espacios públicos abiertos (parques, plazas, pasajes, etc.) tanto en comunas en fases de Transición, Preparación, Apertura Inicial y Apertura Avanzada”. En cuanto a las comunas en cuarentena, “no habrá posibilidad de desplazamiento”.

Si no quieres que las Fiestas Patrias pasen desapercibidas, y te gustaría sentir que realmente las celebraste, hacer una pequeña fonda en tu casa, con actividades más allá de la comida y la bebida, puede ser una buena idea para disfrutar en familia o amigos, especialmente con los niños. Puede ser una instancia de re-significar los valores patrios y de compartir. Para eso, conversamos con dos expertos en educación para sacar ideas de cómo festejar este primer Dieciocho confinado.

Actividades para los más pequeños

Valentina Hiriart es educadora parvularia, que a través de su cuenta de Instagram muestra constantemente tips e ideas sobre educación inicial. Para endieciochar a los niños desde pequeños, la experta sugiere que “desde los 3 años, incluso un poco antes, pueden mostrarles paisajes característicos de nuestro país y del lugar donde viven, analizando los colores, la tierra, la flora, fauna, el clima o las vestimentas de cada zona”. Un ejemplo de ejecución de esta actividad puede ser a través de fotos familiares de viajes o, si no se tienen, se puede recurrir a imágenes de internet o videos.

También recomienda la serie chilena Pichintún, que muestra la vida diaria y costumbres de diversos niños y niñas en territorio nacional. “Con esto están trabajando el lenguaje verbal a través de la oralidad, el aumento de vocabulario, la capacidad de análisis, y el conocimiento del entorno natural y social”, explica. La serie está disponible en formato streaming en el sitio infantil del CNTV y cuenta con tres temporadas.

Otra instancia importante con los más pequeños es la ambientación y decoración con motivos nacionales. Se pueden hacer banderines, copihues, banderas o arreglos. La idea es que “expresen su creatividad al realizarlas, en plano o con volumen, pintándolas, rellenando con papales arrugados, ejercitando así su motricidad fina”.

Tampoco pueden quedar fuera los juegos tradicionales, y para aquellos que cuentan con más tiempo, pueden mezclar manualidades y el juego posterior, como por ejemplo la confección de un volantín para luego encumbrarlo.


El luche es otra actividad estrella para practicar con los más pequeños, comenta Valentina Hiriart, ya que al tener números, “se puede aprovechar para potenciar el pensamiento lógico matemático, además de nociones espaciales, como adelante o atrás, adentro y afuera”. En este link puedes encontrar las instrucciones básicas de cómo jugar al luche.

Luche de Chile para niños

Actividades para grandes y chicos

Tomás Bianchi es profesor de Educación Física, magíster en motricidad infantil y docente en el Colegio Manquehue. Fue precisamente en este establecimiento donde se realizaron fondas virtuales en la hora de Educación Física, para que participaran los niños de pre kínder y kínder junto a sus hermanos más grandes, los más pequeños y los papás. “La gran mayoría llegó con la pieza ambientada con banderas chilenas, dibujos, algunos con trajes de huaso, sus hermanos también, o papás y mamás con chupalla”, relata.

Basándose en esta experiencia es que Tomás Bianchi hizo una selección de actividades que se pueden replicar en las casas, con materiales al alcance de todos.

-Carreras de aviones de papel: Jugar al avioncito, pero con agregándole una competitividad en familia. Se puede hacer con una hoja blanca de resma de impresión o con una hoja de cuaderno. Gana el avión que logre un mayor avance.

-Lanzamiento de argollas: La sugerencia clave es “llenar hasta la mitad o un poquito menos” las botellas plásticas, para que no se caigan, sugiere Bianchi. Las argollas, por su parte, se pueden confeccionar con diario y cinta adhesiva, o con cajas de leche, marcando "la argolla con un pocillo” y luego cortándola.

-Palitroque con calcetines: En este juego se pueden usar las mismas botellas del lanzamiento de argollas, y se usan calcetines enrollados o pelotas de tenis para derribarlos y hacer chuza.

-Carreras de sacos: Esta fue una de las actividades más populares, comenta el educador. Los niños usaron fundas de almohada o bolsas de basura, y tenían que saltar para derrotar al adversario, llegando primero a la meta.

-Derribar la pirámide: Otra actividad donde puedes reutilizar productos, como potes de yogur, para un nivel fácil, y tarros o latas para mayor complejidad. La idea es derribar la mayor cantidad de elementos de la pirámide. Se pueden usar calcetines viejos como pelota para darle más dificultad y seguridad a los niños y niñas.

-Emboque de botella: No podía quedar al margen. Para los que no tengan un emboque tradicional de madera, Tomás Bianchi dice que se puede fabricar uno “cortando una botella, amarrándole un lápiz o un palito con un cordel”. Así de simple.

Actividades culinarias y musicales

Uno de los aspectos favoritos de muchos en esta celebración nacional es la buena cocina, una actividad que se puede disfrutar en familia o en colectividad, elaborando algo en conjunto.

Existen cientos de preparaciones y aquí depende del gusto, pero algo fácil y con un nivel de dificultad bajo, sugiere Tomás Bianchi, son los alfajores de galleta de agua y manjar.

Valentina Hiriart complementa que es positivo mostrar a los niños comidas de diversas zonas del país. Se podría dar a probar o degustar a los niños “el chumbeque o limón de pica del norte, dulces de La Ligua y empanadas de la zona centro, y piñones o mermelada de murta del sur”.

Otro aspecto que debe estar presente en esta celebración —sobre todo si estamos compartiendo con pequeños— es la música, para que ellos puedan “conocer diferentes estilos musicales, ampliar el repertorio de instrumentos musicales y bailes, así como conocer grandes artistas del folclore de nuestro país, como Víctor Jara, Violeta Parra y tantos otros y otras”, explica. La educadora sugiere a “Mazapán (el disco De norte a sur), Grupo Acuarela, Violeta Parra, Kokorocó, el disco infantil de cueca de Las Pecadoras, El Perro Chocolo o Tikitiklip”.


Adultos tomen nota

Todos los juegos que se hicieron mención anteriormente se pueden ejecutar tanto para grandes como para pequeños. Ambos expertos recalcaron que la clave son precisamente los niveles de dificultad, los que pueden ir variando con distintos pesos y distancias.

“La invitación es a armar una fonda familiar, con los abuelos, con los otros tíos y primos”, comenta Tomás Bianchi. "La idea es que cada uno en su casa pueda armar su fonda y ambientarla, y compartirla con el resto a través de una videollamada”. Para quienes se motiven a mostrar sus decoracones y actividades por Zoom o Google Meets, el profesor sugiere establecer puntos o premios.

“Se pueden sumar las leyendas de los pueblos originarios", puntualiza Valentina Hiriart, "que intentan explicar ciertos fenómenos u orígenes. Y también la historia de la independencia de Chile desde una perspectiva reflexiva y crítica”.

“Pasarlo bien en familia es esencial para esta fecha”, dice la educadora, y por lo mismo hay que “tomarse el tiempo de conversar, escuchar al resto, jugar y bailar las tradiciones, incluir a los niños y niñas en estos procesos porque sí entienden, les gusta y aprenden mucho de nuestro país”.

Más juegos y actividades

Chile para niños es un sitio que nació al alero de Memoria Chilena, en 2005, como un proyecto que buscaba acercar el patrimonio nacional a los niños y niñas de nuestro país. En este espacio se pueden encontrar distintos tipos de actividades y conocimientos de forma didáctica a través de Memoriosa, el Búho Medina y la Mariposa.

“Lo que prima aquí es la idea de que el computador es un medio de aprendizaje y conocimiento, pero el mundo real y el que nos interesa que vivan nuestros niños está fuera de él”, explican en el manifiesto del sitio.

A continuación te dejamos un listado de otras actividades que puedes encontrar en este sitio y que pueden ser buenas para practicarlas con niños.

-Hagamos una zampoña

-Adivinanzas de Chiloé

-Construye tu propia cancha de rayuela

-Fabrica un Run run

Otras recomendaciones en actividades sociales

En el sitio oficial del Gobierno se dan las directrices de lo que está permitido en una reunión familiar presencial durante estas Fiestas Patrias, donde el toque de queda se adelanta para las 21:00. En la publicación que adjuntamos a a continuación se recalca la importancia del autocuidado y que en caso de tener una reunión social conviene seguir las siguientes sugerencias para evitar contagios.

—Marca tu vaso o usa diferentes colores para no confundirlo.

—Dale espacio a la maestra o maestro parrillero para mantener la distancia física.

—Usa mascarilla cuando no estés comiendo.

—No compartas cubiertos ni platos.

—Evita abrazos y besos.

—Lávate las manos cuantas veces puedas.

—Evita el consumo de alimentos en recipientes compartidos.

—Desecha tu servilleta directamente en el basurero.

—Desinfecta todos los objetos y muebles que se van a compartir.

—Ventila regularmente los lugares cerrados.


Comenta