Cuida tu espalda: cómo elegir una silla para el teletrabajo

Ilustración: César Mejías.

Para quienes trabajan en escritorio, es probable que las horas que pasan sentados sean un tercio del día, si es que no es más. Para evitar lesiones y mantener nuestro cuello y espalda sanos, conversamos con dos expertos respecto a la importancia de una buena silla y en qué fijarse antes de comprar una.




Artículo publicado originalmente el 5 de mayo y actualizado el 28 de septiembre de 2020.

Una buena postura forma parte importante de nuestra calidad de vida, y la falta de ésta puede causar consecuencias negativas tales como molestias, dolor, cansancio o fatiga, además de lesiones músculo esqueléticas (síndrome del túnel carpiano y hernias a nivel cervical, por ejemplo), alteración del sueño y del sistema vascular, entre muchas otras. Si en la era pre-covid-19 ya muchos empleos consistían en estar sentados por gran parte del día, con el teletrabajo eso se ha intensificado, ya que mucha gente ni siquiera realiza el ejercicio —salir de la casa, caminar, subir y bajar escaleras o ir de pie en el transporte público— que significaba trasladarse desde su casa a la pega.

Permanecer en una silla durante muchas horas puede provocar algunas de esas complicaciones, y si lo haces en una que no está diseñada para soportarte por tanto tiempo, los problemas pueden ser aún mayores. Por eso, Práctico conversó con dos especialistas del área de la salud respecto a los cuidados de una buena postura y las características que debe tener una buena silla para realizar un teletrabajo seguro.

Definir un espacio

“Para diseñar un espacio de trabajo o de estudio óptimo, no sólo basta pensar en comprar o tener una silla ergonómica, tan de moda en este último tiempo, pero que muchas veces es mal interpretado como concepto”, comenta Giovanni Olivares, académico y coordinador de Ergonomía y Salud Ocupacional en la escuela de Kinesiología de la Universidad de los Andes.

Para establecer un ambiente bajo los criterios ergonómicos, explica Olivares, se debe tener en consideración “una relación en donde la persona o el trabajador es la figura central, pero que debe considerar necesariamente la interacción que tenga con su entorno y los elementos que existen en este”, afirma el especialista.

En primera instancia, lo que se debe tener es un espacio determinado para el trabajo o el estudio, que tiene que contar con cierto mobiliario básico según el trabajo o tarea que se va a realizar, principalmente un escritorio o mesa y una silla que cumpla con los estándares.

Consideraciones para escoger una silla

Principalmente necesitamos un “soporte que nos permita mantener una postura óptima en posición sedente (que es como se denomina cuando una parte del peso corporal se transfiere a una superficie de trabajo)", explica Giovanni Olivares. Así se evitan “posturas viciosas o trabajar desde superficies como la cama u otras similares, que no permiten la adopción de una postura que nos prepare para el trabajo, y también eludimos las consecuencias negativas que esto podría traer”.

Según Olivares, a la hora de la elección de una silla, se deben tener en cuenta cinco criterios principales:

1. Altura: “Esta se debería adaptar de manera que los pies queden apoyados en el suelo, en posición de 90 grados de cadera, rodilla y tobillo, lo cual permitirá generar una óptima alineación con el tronco o columna”, explica el académico.

2. Profundidad: La idea es que “permita que el hueco poplíteo, la zona posterior de la articulación de la rodilla, quede libre de presiones excesivas que puedan generar molestias u otros síntomas en los miembros inferiores”, afirma Olivares.

3. Apoyo de la región de la espalda: Aquí hablamos del respaldo y lo principal es que “permita mantener las curvaturas fisiológicas normales durante la posición sedente”.

4. Apoyo a nivel cervical: “Algunas sillas lo traen incorporados y regulables, y si no, se pueden anexar estos complementos”, comenta.

5. Apoyo de brazos móviles: Es esencial para que los brazos queden alineados a la altura de la mesa, para poder trabajar en una posición agradable. Por lo mismo, se necesita que “el apoyo en antebrazos permita una angulación de codos entre 90 a 105 grados aproximadamente, y que permitan que las manos no queden en el aire”, consigna el especialista.

Soporte basal: Con ruedas o no, esta base tiene que ser amplia y estable para evitar accidentes. “Se puede complementar con un apoya pies para liberar tensión a nivel de miembros inferiores al estar sentado”, dice Olivares.

La importancia de la pausa activa

Además de la elección de una buena silla que responda con estas cinco características, es importante tener una pausa activa, asegura Rodrigo Vergara, kinesiólogo y fundador de Fitkine. “En este descanso uno debería ponerse de pie y realizar movilidad articular de todas nuestras articulaciones, realizar estiramientos de la musculatura implicada en el trabajo que realizas, además de caminar y beber agua”, cuenta.

“Es de suma importancia dejar un tiempo determinado para tonificar y fortalecer nuestro sistema muscular. Esto nos ayudará a evitar futuras lesiones y molestias en nuestro cuerpo”, complementa.

Con las características que nos brindaron estos especialistas, Práctico seleccionó algunas alternativas de sillas que cumplen con estas funciones.

Baratas y básicas

Silla ejecutiva ergónomica

Esta silla tiene una buena relación costo-calidad: está cubierta de espuma de alta densidad, su asiento es de madera contrachapada y la base cromada metálica de 30cm tiene 5 ruedas. Posee altura regulable a gas y un respaldo que cubre toda la espalda.

● Nivelación de altura: Sí

● Tipo: Sillas de oficina

● Material de la estructura: Plástico

● Tamaño: 60*52*90/100 cm

● Incluye ruedas: Sí


Silla de oficina One Sit Génova

Silla con respaldo en malla, asiento tapizado en tela y relleno de espuma, que le da comodidad y resistencia. Posee un mecanismo reclinable, para ajustar la inclinación del respaldo, brazos fijos y base cromada.

● Respaldo reclinable: Sí

● Nivelación de altura: Sí

● Altura del asiento: 57 cm

● Altura total: 102 cm

● Material de la estructura: Polipropileno

● Material de las patas: Aluminio

● Incluye ruedas: Sí


Presupuesto mediano:

Silla ergonómica One Sit Identity

Tiene un respaldo en malla negra y su asiento está relleno con espuma de alta densidad, tapizado en tela negra. Su respaldo es completamente reclinable, con un mecanismo sincrónico multiblok, que tiene regulación de tensión. Sus brazos también son regulables, con cubierta en PU y base nylon.

● Altura total: 106

● Ancho: 66 cm

● Altura del asiento: 54

● Nivelación de altura: Sí

● Respaldo reclinable: Sí

● Material de las patas y la estructura: Polipropileno

● Material del relleno: Espuma

● Material del tapiz: Tela


Silla de escritorio Ofisillas Black Cabecero

Silla de escritorio con regulación de altura del asiento gracias a su cilindro de gas neumático. La base es de poliamida, con ruedas de poliuretano que tienen buena adherencia y no rayan el piso. Posee también un apoya cabezas.

● Respaldo reclinable: Sí

● Nivelación de altura: Sí

● Tipo: Sillas de oficina

● Material de la estructura: Plástico

● Altura del asiento: 60 cm con apoya cabezas

● Material de las patas: Poliuretano

● Incluye ruedas: Sí


Caras, pero buenas

Sillón Ejecutivo Tela Polo Giratorio Respaldo Alto Basflex

Esta silla ejecutiva tiene tecnología ergonómica, un respaldo alto en malla y asiento con tapiz. Se puede regular completamente: los brazos, el asiento y el respaldo son ajustables. Los dos últimos cuentan con un mecanismo SYNCRO, para regularlos en un ángulo óptimo y de forma sincrónica, manteniendo siempre la comodidad y la ergonomía.

● Respaldo reclinable: Sí

● Nivelación de altura: Sí

● Tipo: Sillas de oficina

● Material de la estructura: Plástico

● Altura del asiento: 50 cm

● Material de las patas: Plástico

● Incluye ruedas: Sí


Silla escritorio Form Design Enjoy

Esta silla tiene ruedas de silicona para piso flotante y su principal característica es un mecanismo sincrónico autopesante, que regula la tensión del respaldo de manera automática. Su composición de malla permite una mejor ventilación del cuerpo, evitando el sudor o las irritaciones después de muchas horas sentado. Se puede regular la inclinación del respaldo, la altura del asiento y también la de los apoyabrazos, que son ajustables en tres dimensiones: adelante o atrás, izquierda y derecha, arriba y abajo.

● Altura total: 104-115 cm

● Altura asiento: 45-55 cm

● Ancho: 66 cm

● Largo: 71 cm

● Nivelación de altura: sí

● Material principal: malla

● Respaldo reclinable: sí

● Nivelación de altura: sí

● Ruedas: sí


*Los precios de los productos que aparecen en este artículo están actualizados al 28 de septiembre de 2020. Los valores y disponibilidad pueden cambiar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.