Los mejores videojuegos chilenos

Ilustración: César Mejías

La producción nacional es lenta pero estable, y a lo largo de los años han salido interesantes títulos que además de entretener muchas veces también rescatan nuestra cultura e identidad. Acá una lista con los títulos más logrados hechos en nuestro país



En general, no hay consenso respecto a cuál fue el primer videojuego desarrollado en Chile. Algunos apuntan al Profesor Delta, un muy sencillo juego arcade de preguntas y respuestas inspirado en un título japonés, desarrollado a mediados de los ochenta por la cadena local de arcades Delta, de la mano de Donato Torechio. Simpático en su propuesta, no revolucionó el panorama, pero fue acaso el primer intento por desarrollar videojuegos en Chile.

Algunos años después, proliferaron de manera artesanal algunos títulos menores que fueron apareciendo de la mano del boom de los primeros computadores personales. Corrieron de mano en mano en casets de audio o diskettes, hechos para los hoy clásicos modelos como el Atari 800 XL (y sus distintas variantes), junto con el Sinclair ZX Spectrum y el Commodore 64. Nada históricamente muy destacable, por cierto.

Tuvo que pasar el cambio de siglo para que la industria local despegara. Y si bien la la producción chilena de videojuegos no es tan prolífica como a uno le gustaría, el desarrollo de títulos es constante y va al alza cada año, según datos de ProChile y de la cantidad de estudios de desarrollo que van apareciendo, como las proyecciones de la Asociación de Desarrolladores de Videojuegos de Chile, VG Chile. Aprovechando las Fiestas Patrias, acá va una breve lista de los títulos más destacados que han parecido en nuestra escena local.

1. Assault Heroes (Wanako Games, 2006)

Assault Heroes es probablemente el primer juego que puso a nuestro país en el mapa internacional. Desarrollado en el 2006 por el desaparecido pero pionero estudio Wanako Games (entre cuyos socios se encontraba el emprendedor tech argentino, Wenceslao Casares), el juego se presentaba como una aventura de vista cenital en la que había que conducir vehículos de combate, con diversas armas y entre hostiles escenarios llenos de hordas de enemigos. Lo interesante es que los controles se centraban solo en el uso de los sticks: uno para moverse y el el otro para dirigir disparos. Además, ofrece un muy útil modo colaborativo. Muy entretenido, el juego debutó originalmente en el portal Xbox Live de Microsoft, y rápidamente amasó muy buenas críticas y una gran respuesta del público hasta saltar a otras plataformas. Incluso, algunas publicaciones lo eligieron entre los mejores juegos arcade del año. Y cómo no, tuvo por supuesto su secuela el 2008.


2. Zeno Clash (ACE Team, 2009)

Este sorprendente título fue el debut oficial de ACE Team, estudio conformado por los hermanos Carlos, Andrés y Edmundo Bordeau, junto a David Caloguera. Rupturista y original por donde se le mire, Zeno Clash era una extraña aventura retropunk futurista, ambientada en un onírico mundo de fantasía que, gracias a sus fuertes elementos de psicodelia, ya lo hacían un juego visualmente único en términos de arte y estilo. A su vez, bebe de las influencias de los clásicos juegos de pelea de los ochentas y noventas, y sus novedosas mecánicas ofrecían un juego de peleas —y algo de disparos— en primera persona. Debutó en abril del 2009 para PC y un año después tuvo su salto a la tienda de Xbox. De hecho, la revista PC Gamer lo eligió como el mejor videojuego independiente del año y, claro, también tuvo una ambiciosa secuela, el 2013, para PC y las consolas de la época- Ella además integraba elementos de rol en la aventura, que mantenía su esencia de peleas, combos y patadas.


3. Rock of Ages (ACE Team, 2011)

Los chicos de ACE Team, unos años después, la hicieron de nuevo con este original juego de competencias, que mezcla los géneros de tower defense con estrategia y con las físicas de títulos clásicos como Marble Madness o Super Monkey Ball. Todo lo anterior envuelto en una historia y en una estética que bebe por iguales cantidades del mito de Sísifo y el humor desopilante de los británicos Monty Python. El objetivo de Rock of Ages, dependiendo del turno, es guiar una gran roca esférica, derribar obstáculos y, finalmente, abatir la puerta del castillo enemigo. Al turno siguiente, la idea es defender el castillo de la misma roca. El concepto es inusual y funciona muy bien gracias a su humor y, nuevamente, a la originalidad de su concepto y su diseño visual. Está disponible para PC y consolas. Debido a su éxito, tuvo dos secuelas más, el Rock of Ages 2: Bigger & Boulder (2017) y el Rock of Ages 3: Make & Break, que salió hace sólo algunas semanas para todas las plataformas y que, en esta ocasión, incluye además un editor de niveles.


4. Banana Kong (Gamaga, 2013)

Sin duda, uno de los videojuegos más exitosos y populares creados en Chile. Desarrollado por el estudio Gamaga en enero del 2013, fue diseñado especialmente para dispositivos móviles a partir de la mecánica de los endless runners —es decir, ese popular subgénero móvil de las carreras sin fin, mientras se van recolectando premios. El juego presenta a un simpático gorila que debe avanzar por distintos escenarios y recolectar la mayor cantidad de plátanos, mientras evade obstáculos en su camino y escapa de una ola de bananas que lo persigue. El concepto es sencillo, pero muy atractivo y bien realizado, lo que permitió que el juego fuese descargado más de 100 millones de veces, récord único hasta ahora en la industria local. Banana Kong sigue acumulando descargas y hoy está disponible de manera gratuita para Android y iOS.


5. Fallout Shelter (Bethesda Game Studios / Behaviour Interactive, 2015)

Este juego “de acompañamiento” es un complemento —aunque funciona de manera independiente— a la popular saga de juegos post apocalípticos Fallout. Pero en vez de centrarse en las aventuras de supervivencia en primera persona entre mutantes y mercenarios, Fallout Shelter es un juego gratuito pensado para móviles (aunque debido a su éxito fue porteado a consolas) que se basa en la administración de recursos en un búnker para supervivientes después de una guerra nuclear. El jugador debe considerar variables como comida, remedios y armas, entre otros detalles, para lograr que todos los habitantes del lugar estén “cómodos”. Un año después de que el juego fuese lanzado, ya contaba con 50 millones de usuarios alrededor del mundo y el beneplácito de la crítica. Nada de mal para un juego que en gran medida fue desarrollado en nuestro país, de la mano del desaparecido estudio Behaviour Santiago.


6. Omen of Sorrow (AOne Games, 2018)

Los juegos de peleas gozan de gran popularidad en nuestro país, así que no fue raro que finalmente se desarrollara aquí uno de esas características. El responsables fue el estudio AOne Games quienes, inspirados en los clásicos del género, como Street Fighter, Mortal Kombat y Tekken, desarrollaron Omen of Sorrow, un oscuro pero refinado juego de peleas uno-contra-uno que no tiene nada que envidiarle a sus predecesores. Con la clásica mecánica de elección de personajes, se pueden elegir entre 12 combatientes basados en leyendas populares y monstruos mitológicos, cada uno con sus respectivas características, historia y modos de ataque. Lanzado en noviembre del 2018, el juego es un imperdible para los fanáticos del género. Está disponible para PlayStation 4 y para PC.


7. Causa: Voices of the Dusk (Niebla Games, 2019)

Uno de los últimos juegos publicados en nuestro país es Causa: Voices of the Dusk, desarrollado por Niebla Games (que es comandado por Maureen Berho, la única mujer a cargo de un estudio de videojuegos en Chile) y que presenta un original concepto a partir del reciente éxito que han tenido los juegos de cartas digitales. Causa es justamente eso: un interesante juego de cartas con un foco en la estrategia y de creciente complejidad táctica, pensado tanto para dispositivos móviles como también (próximamente) para consolas.


Comenta

Imperdibles