Reseña | Xiaomi 12T Pro: el smartphone con la mejor relación precio-calidad

El segundo fabricante más vendido en Chile presenta su nuevo tope de línea que, al igual que el año pasado, no decepciona en ningún apartado. Al contrario, se posiciona como uno de los mejores modelos de este 2022 y con un valor bastante atractivo.




Señoras y señores, démosle la bienvenida al mejor combo precio/calidad de la temporada. Un teléfono móvil que, si bien puede no sorprender tanto por fuera, por dentro posee lo mejor y más avanzado que se puede conseguir hoy en el mercado de modelos Android, cuya guinda de la torta es el sensor de su cámara: unos increíbles 200 megapíxeles.

Hace exactamente un año, Xiaomi sorprendió al presentar su modelo 11T Pro, que además de ser un muy buen aparato, fue progresivamente bajando de precio durante el 2022 hasta transformarse en una de las mejores opciones para lograr una máxima performance de uso, con una cámara más que decente y una carga muy, muy rápida, entre otras atractivas características.

Dentro del mercado de teléfonos Android, era difícil encontrar una mejor opción por ese precio. Incluso hasta el día de hoy.

Pero la marca lo ha vuelto a hacer. Este año han lanzado tres modelos dentro de su línea premium. Primero fue el 12 Pro, luego el 12S Pro (que no llegó a Chile) y ahora la última joya de la corona, el Xiaomi 12T Pro. Vamos a conocerlo más de cerca.

Especificaciones técnicas

  • Dimensiones: 163.1 x 75.9 x 8.6 mm.
  • Peso: 205 grs.
  • Pantalla: CrystalRes AMOLED de 6.67″ (20:9)
  • Resolución: 2.712 x 1.220 / Tasa de refresco: 120 Hz
  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 8+ Gen 1 (4nm)
  • Memoria: 12GB RAM
  • Almacenamiento: 256GB
  • Batería: 5.000 mAh (con carga rápida Smart de 120 W)
  • Cámara principal: 200 megapíxeles f/1.69Gran angular: 8 MP f/2.2Macro: 2 MP f/2.
  • Cámara frontal: 20 MP f/2.24
  • Sistema operativo: MIUI 13 (sobre Android 12)
  • Conectividad: USB-C / Bluetooth 5.2 / WiFi 6 / 5G / NFC

Un diseño discreto pero muy funcional

No hay muchas sorpresas al desempaquetar el nuevo modelo de Xiaomi. Dentro de su caja color crema nos encontramos con el aparato, la obligatoria carcasa de silicona transparente y la caja con la garantía y los manuales. Lo más llamativo, al igual que el año pasado, es su magnífico, aunque algo voluminoso, cargador de 120 watts con conexión USB-C y sistema de carga inteligente, del cual ya nos referiremos.

En cuanto al diseño, no hay mayores novedades en comparación a sus hermanos. Es un diseño sencillo, hasta neutral, que por lo mismo resulta elegante y discreto. Viene en tres colores: plata, azul y gris oscuro.

El celular es generoso en su pantalla —son nada menos que 6,67 pulgadas—, pero no se siente voluminoso. De hecho, en la mano y en los bolsillos es bastante cómodo y poco aparatoso. El acabado mate es agradable al tacto, aunque algo resbaladizo, cosa que se soluciona con la carcasa protectora de silicona que viene incluida.

Su diseño es sobrio y hasta parco, pero no opaca su gran rendimiento.

El marco es de metal, también con acabado mate, y se siente firme y seguro. A pesar de su tamaño y robustez, el 12T Pro es más liviano de lo que uno se podría imaginar (205 gramos, tres menos que el 12 Pro) y en la mano consigue sentirse compacto al manipularlo.

Como decíamos, su diseño es muy funcional: botones de volumen y de encendido al costado derecho, sin botones al lado izquierdo; parlantes y antenas en la parte superior, puerto doble para tarjeta SIM y entrada USB-C en la inferior.

La parte trasera no innova mucho. El módulo de las cámaras en el costado superior izquierdo está dividido en dos: un espacio para el lente principal y otro para el flash y las cámaras secundarias. Más abajo, la marca engravada de forma lateral.

Nada del otro mundo, es cierto, pero son parte de los sacrificios que tuvieron que hacerse en su manufactura para llegar al precio deseado.

Un módulo con los tres lentes, el logo de la marca y ya está. El Xiaomi 12T Pro no se rebusca con las apariencias.

Preciosa pantalla e impecable rendimiento

El celular es rico. Vuela en cuanto a uso diario, con apps que se despliegan al instante de abrirlas. La combinación de una alta tasa de refresco y una pantalla AMOLED hacen lo suyo, elevando la experiencia para disfrutar de un gran visionado, tanto en espacio de cobertura como en fluidez para los textos y las animaciones, especialmente en redes sociales.

Después de ordenar apps y archivos, y personalizar el aparato con su muy agradable interfaz de usuario MIUI 13, no hubo mayores problemas. Tampoco en la gran prueba de resistencia para un smartphone: los videojuegos. Títulos como Diablo Immortal o el ya clásico Genshin Impact funcionaron sin contratiempos. Saltar de ahí a cualquier otra aplicación fue de lo más fluido.

Por la parte inferior está la entrada USB-C, los parlantes y la ranura para la tarjeta SIM.

Me llamó la atención el interesante sistema de seguridad que presentaba el Xiaomi 12T a la hora de personalizar notificaciones, pagos y otro tipo de acciones que requieren la atención del usuario. Su lector biométrico en pantalla funciona sin problemas y el reconocimiento facial tiene un rendimiento muy veloz. De la misma manera, su frecuencia táctil llega hasta los 480 Hz, por lo que las respuestas al tocar la pantalla son rapidísimas.

Por otro lado, el sistema dual de parlantes estéreo, empoderados por Harman-Kardon, sonó mejor de lo que esperaba, con un sonido potente, inmersivo y cristalino.

La primera cámara de 200 megapíxeles en Chile

Mención aparte merece su apartado fotográfico. No es el primer smartphone en el mundo que incluye una cámara de 200 megapíxeles (eso le corresponde al Motorola Edge 30 Ultra, que lamentablemente no llegará a nuestro país), pero sí es pionero en nuestro mercado.

Suena a mucho y efectivamente lo es. Por lo pronto, es casi el doble de megapíxeles que el 11T, lanzado el año pasado, que ya sorprendía con 108 MP. Se trata de un poderosísimo sensor, capaz de hacer fácilmente una gigantografía. Aunque es muy probable que para la mayoría de esta tremenda cantidad sea irrelevante, para los amantes de la fotografía las posibilidades son vastas.

Para usuarios más comunes, la gran gracia de contar con un sensor de estas características es que se pueden sacar fotos con gran profundidad. Por ejemplo, al momento de hacer zoom en la fotografía, el nivel de detalle que se puede lograr, sin perder un ápice de resolución o calidad, es realmente asombroso.

Tuvimos la suerte de probarlo desde las graderías altas de un estadio y desde el mirador Sky Costanera, que por cierto ofrece la mejor vista en altura de Santiago. El nivel de detalle que se logra al hacer acercamientos es de verdad deslumbrante.

Además, permite manipular las fotografías de múltiples maneras. El software incluye varias herramientas basadas en inteligencia artificial, como Dolby Vision, y con ellas es posible recortar la foto hasta en cinco imágenes distintas basadas en la original. Ni se nota que son parte de la misma imagen, ya que no se compromete nada de la claridad o la resolución. Además, incluye mejoras en tomas nocturnas o con poca luz, y un estabilizador digital que permite tener un estupendo foco mientras se va en movimiento.

Carga ultra rápida y autonomía suprema

Aunque ya no es ninguna novedad, siempre es asombroso ver lo rápido que carga el aparato con un cargador de 120 watts. Efectivamente, es capaz de llegar de 0 al 50% en apenas 9 minutos, y la batería está completa en 17.

Sorprende de verdad la velocidad de carga. Uno se ducha y listo. Por lo mismo, nunca más volví a conectar el celular durante la noche: solo con enchufarlo en algún momento del día es suficiente para olvidarse por el resto de la jornada.

Junto a su procesador Snapdragon 8+ Gen 1 de última generación, muy eficiente, se genera una virtuosa combinación: la batería de 5000 mAh tiene un rendimiento mucho más eficaz —con tasa de refresco variable es capaz de alcanzar las 31 horas de autonomía, y supera una jornada completa con 120 Hz— que toda la competencia.

El lado izquierdo del teléfono no tiene ningún botón, ya que el sensor de huellas está en la misma pantalla.

Por cierto, tanto en el periodo de carga como en otros de uso más intenso —por ejemplo, jugando videojuegos o teniendo videollamadas—, el celular nunca se sobrecalentó. Esto se debe a su sistema inteligente de carga y enfriamiento, con una disipación del calor de hasta un 27% mayor que el Xiaomi 11T Pro.

Por lo tanto, el teléfono se portó magníficamente en todos sus apartados: rápido, sólido y cómodo de usar.

Veredicto Práctico

Como decíamos, Xiaomi lo ha hecho otra vez. Al igual que el año pasado en esta misma época, el gigante chino presentó su dispositivo más poderoso y ambicioso dentro de su línea premium. Por donde se le mire, el 12T Pro exuda potencia y performance en un paquete que sólo sacrifica algo en su diseño en pos de contar con un precio de lanzamiento sumamente atractivo para toda la potencia que trae dentro.

Estamos frente al dispositivo Android que mejor combina elementos de gama alta (cámara, pantalla, procesador, memoria, etc.) con valor. Es la fórmula Xiaomi, una que le ha funcionado de maravillas. Todo eso sin considerar que, seguramente, el precio de este modelo irá bajando progresivamente en los meses siguientes. Para mi gusto, el mejor celular Android de la temporada.

Nota: ⭐⭐⭐⭐⭐ (5/5)


*Los precios de los productos en este artículo están actualizados al 8 de noviembre de 2022. Los valores y su disponibilidad pueden cambiar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.